17 jóvenes kurdos detenidos por las fuerzas de seguridad iraníes en el 2020

En 2020, los organismos de seguridad de la República Islámica del Irán detuvieron por lo menos a 17 menores de 18 años en diferentes ciudades de Rojhilat (Kurdistán Oriental), acusándolos de actividades políticas y religiosas.

Según las estadísticas registradas por el Centro de Datos Estadísticos y de Documentación de la Organización de Derechos Humanos de Hengaw, en 2020, los organismos de seguridad de la República Islámica del Irán detuvieron al menos a 17 menores de 18 años en varias ciudades del Kurdistán iraní. Los más jóvenes de ellos eran dos menores de 15 años.

La mayoría de los detenidos, de 14 años de edad, fueron arrestados bajo cargos de actividades políticas y de colaboración con los partidos kurdos de oposición, y tres menores fueron arrestados bajo cargos de actividades religiosas, dijo la organización.

Hengaw declaró que en la mayoría de los casos registrados no se observaron las referencias judiciales a los derechos de protección de los niños, incluidas las restricciones a la detención preventiva, el acceso inmediato a la familia, la prohibición de la presión física y psicológica y el acceso a la asistencia letrada.

“Por ejemplo, se han realizado interrogatorios sin un mecanismo jurídico de protección de los niños y, en algunos casos, los detenidos han sido golpeados por los interrogadores. También se privó a los niños detenidos de las normas generales que observan el tiempo de detención, como la información a las familias, el examen médico y el acceso a servicios jurídicos”.

Hengaw agrega: “Cabe mencionar que, de acuerdo con las normas de la Convención sobre los Derechos del Niño, a la que el Gobierno iraní se ha adherido, y el artículo 9 del Código Civil establece la legislación nacional, la detención preventiva debe utilizarse como último recurso. En consecuencia, el derecho interno prevé tal cosa en el artículo 277 del Código de Procedimiento Penal. Por consiguiente, el principio es confiar el niño o adolescente a un padre o tutor legal, y la detención durante la investigación preliminar es posible si es necesario en circunstancias excepcionales”.

Según este informe, el mayor número de menores detenidos se ha registrado en la provincia del Kurdistán (Sanandaj), que es de 9 casos, en la provincia de Azerbaiyán occidental (Urmia) 6 casos y en la provincia de Kermanshah 2 casos.

ANF

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.