#8M: mujeres de Kurdistán convocan a derrotar al fascismo y el patriarcado

Desde hace dos semanas, las mujeres de las cuatro regiones de Kurdistán realizan acciones y movilizaciones en el marco del Día Internacional de la Mujer, que se conmemora este lunes en todo el mundo. A través de diferentes campañas, actos y jornadas culturales, las organizaciones femeninas del Movimiento de Liberación de Kurdistán reivindicaron el rol de las mujeres en la lucha por la liberación, la democracia y la independencia, además de pronunciarse de manera contundente contra el actual sistema patriarcal y capitalista que rige el planeta.

Entre las voces que se escucharon en estos últimos días se encuentran la de Newroz Ahmed, integrante del Comando General de las Unidades de Protección de las Mujeres (YPJ), de Rojava (Kurdistán sirio), quien aseguró que la lucha y la declaración de la autonomía en esa región “ha contribuido a fortalecer la organización de mujeres, obtener derechos y ganar valor”, ya que “se convirtió en una lucha para todas las mujeres, así como en la lucha de la sociedad y la humanidad en su conjunto”.

En una entrevista con la agencia de noticias ANHA, la comandanta expresó que el 8 de marzo es “un día de existencia, vida y lucha”, y desde las fuerzas de autodefensa YPJ “buscamos vivir este día en todos sus significados, de una manera que logre nuestra existencia y fortalezca la lucha y organización”. Para Newroz, cuanto más avanzas las mujeres en su liberación “el régimen dominante intensifica sus ataques, ya que ve su muerte en el desarrollo de esta lucha”. La comandanta especificó que en el caso de Rojava, el régimen patriarcal adopta “la misma mentalidad de los mercenarios de ISIS contra las mujeres, violando todos los actos y las normas humanitarias”.

La integrante de las YPJ afirmó que las mujeres del Kurdistán sirio enfrentan ataques cotidianos por parte del Estado turco y los grupos terroristas, quienes “buscan exterminarnos”, mientras que “nosotras buscamos continuar la vida”.

Por su parte, Leyla Güven, ex diputada kurda en Turquía y actual copresidenta del Congreso de la Sociedad Democrática (DTK), envió una carta desde la prisión de Elazig, donde se encuentra encarcelada debido a su lucha en defensa de los derechos humanos. En el texto, la referente expresó que “todas las mujeres del mundo decimos: ‘Estamos en camino de reclamar los derechos que nos han quitado y usurpado’. Corremos hacia nuestra libertad superando todos los obstáculos que el sistema dominado por los hombres deja en nuestro camino, uno por uno”.

Güven, que en 2018 realizó una huelga de hambre durante 200 días para demandar la libertad del líder kurdo Abdullah Öcalan –en prisión desde 1999-, remarcó que “nuestros pueblos deben saber que en el sistema que las mujeres quieren establecer permitirá una forma de vida democrática, ecológica y libre, en la que todos puedan expresarse libremente. Por lo tanto, la liberación de las mujeres significa la liberación de la sociedad”.

La ex diputada por el Partido Democrático de los Pueblos (HDP) analizó “que la revolución internacional liderada por las mujeres en Rojava es nuestro modelo a seguir y que no estamos sin alternativa. Gritaremos que las voces de todas las madres que resisten son más fuertes y eficaces que cualquier arma del mundo”.

En tanto, las guerrilleras de las Unidades de Mujeres Libres (YJA-Star), que tienen sus bases en Bashur (Kurdistán iraquí), difundieron un mensaje en el que manifestaron que el mundo asiste a “un proceso en el que las mujeres dicen ‘basta’ a todos los regímenes que les imponen el fascismo y la esclavitud”. “Las luchas de las mujeres y el paradigma femenino en todo el mundo contribuyen de manera crucial a un momento histórico. Los llamamientos de las mujeres a la libertad se han extendido por todo el mundo”, destacaron.

En la declaración, recogida por la agencia de noticias ANF, las mujeres de las YJA-Star recordaron que su lucha principal es “contra el fascismo, la tortura y la presión que el patriarcado ha impuesto a las mujeres, así como en contra la esclavitud y la violencia del Estado”.

“A medida que aumenta la lucha de las mujeres, también aumentan las torturas y violaciones por parte del enemigo –analizaron desde la insurgencia-. En Kurdistán, en particular, es obvio que las violaciones por parte del Estado y los feminicidios por parte del patriarcado sólo pueden ser respondidos con la autodefensa. Estamos dispuestas a pagar cualquier precio para cumplir nuestra promesa a nuestras mártires”. Para derrotar al sistema que atenta contra las mujeres, desde las YJA-Star convocaron a “organizar y empoderar a las mujeres”, ya que es el momento “de la libertad y la liberación”.

A su vez, la Comunidad de Mujeres de Kurdistán (KJK), la entidad que aglutina a todas las agrupaciones de mujeres del Movimiento de Liberación de Kurdistán, publicó días atrás un comunicado en el cual explicaron que es hora de hacer “valer nuestros derechos en cuestiones como la violencia y el aborto, al tiempo que lucharemos para que las mujeres estén representadas de forma igualitaria y libre en todos los aspectos de la vida, como ocurre en Rojava”.

Para la KJK, “como mujeres participaremos en la vida con una misión estratégica en todos los niveles, abogando por un enfoque que aporte cambio y transformación a la sociedad y a los hombres. Responderemos al enfoque que incluye a las mujeres en el sistema de dominación masculina y que las integra en las estructuras de poder a través de una estrategia y una táctica globales. Transformaremos cada lugar en el que nos encontremos dentro del sistema de dominación patriarcal en una posición de lucha por la liberación”.

“Si procedemos de forma organizada, no nos perderemos dentro del sistema, sino que, por el contrario, conseguiremos resultados y podremos enfrentarnos al sistema de dominación”, puntualizaron desde la organización.

En la declaración se analizó que “en los tiempos modernos es necesario un enfoque holístico que conecte las diferentes luchas. Las mujeres son la colonia más antigua de la humanidad y ya no aceptan el statu quo esclavizante. Están decididas a librar una lucha incesante por la existencia como sujetos de una nueva vida libre”. A esta reflexión, se agregó: “Las pequeñas y grandes luchas de las mujeres se unen y se convierten en un flujo imparable. La resistencia, las rebeliones y las protestas golpean como rayos los códigos de género creados por el sistema patriarcal, haciéndolos añicos uno a uno. Lo que está haciendo que el sistema de dominación se detenga hoy es la lucha de los movimientos de mujeres”.

En las principales ciudades de las cuatro regiones de Kurdistán (Turquía, Irak, Irán y Siria) se espera que durante toda la jornada se realicen movilizaciones y actos por el Día Internacional de la Mujer. En Amed, la capital histórica de Kurdistán –ubicada en Bakur, sudeste de Turquía- el Movimiento de Mujeres Libres (TJA) encabezada desde hace una semana una serie de eventos que culminarán hoy con una marcha para reclamar por sus derechos y denunciar los feminicidios cometidos en el país. Desde el comité organizador de la movilización, declararon que “uno de nuestros mensajes más importantes será detener las masacres y el genocidio de mujeres. El 8 de marzo es muy importante para nosotras, es como un renacimiento”.

FUENTE: La tinta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *