Alertan sobre ataques de Turquía al campamento de refugiados de Makhmur

El Congreso Nacional del Kurdistán (KNK), con sede en Bruselas, publicó un informe titulado Armando el embargo como castigo: el campamento de refugiados de Makhmur (Mexmûr, en kurdo).

En la investigación, se explicó que las más de 10 mil personas que viven en el lugar ubicado en el Kurdistán iraquí (Bashur, norte de Irak), “se enfrentan ahora a nuevas amenazas y desafíos, más de dos décadas después de haber sido obligados a abandonar sus hogares. El campamento de Makhmur tiene una ubicación estratégica, ya que sirve de puerta de entrada a Bashur desde el sur”.

El informe se detalló que “en agosto de 2014, cuando ISIS estaba invadiendo amplias zonas de Irak y Siria, la organización terrorista apuntó a Makhmur como un paso para avanzar hacia Erbil, la capital y mayor ciudad de la región del Kurdistán en Irak. En ese momento, ISIS invadió y ocupó el campamento. Sin embargo, afortunadamente los habitantes de Makhmur se unieron para formar milicias populares y lucharon junto a las guerrillas kurdas para resistir el avance de ISIS”.

“En esta heroica postura de autodefensa participaron mujeres y jóvenes, impidiendo colectivamente una catastrófica invasión del sur del Kurdistán –recordaron desde el KNK-. Cabe señalar, además, que esta resistencia fue también en nombre de la humanidad, ya que demostraron por primera vez que la ideología bárbara de ISIS podía ser derrotada por personas libres”.

En el informe se denunció que Masoud Barzani, entonces presidente del Partido Democrático del Kurdistán (PDK) y del Gobierno Regional de Kurdistán (GRK), “visitó el campamento de Makhmur y expresó su agradecimiento a las fuerzas de autodefensa, y las felicitó por su papel en la victoria”.

Semanas atrás, el campamento fue blanco de bombardeos de la aviación turca, en uno de los cuales fueron asesinadas tres personas. Por esta razón, el KNK demandó a la Organización de Naciones Unidas (ONU) –que es la encargada de Makhmur junto al gobierno de Bagdad- que condene “las continuas violaciones de la soberanía iraquí por parte de Erdogan y las amenazas y ataques contra civiles en Makhmur y en otros lugares del país”.

A su vez, se pidió que la ONU trabaje “con el gobierno iraquí y las autoridades locales para poner fin al embargo ilegal del campamento de refugiados de Makhmur, permitir que llegue la ayuda y garantizar la seguridad de sus residentes”.

“Si se permite que Turquía actúe con impunidad, seguirá atacando a los residentes del campamento de Makhmur, lo que provocará más muerte y destrucción”, se advirtió en el informe.

FUENTE: KNK / ANF / Edición: Kurdistán América Latina

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *