Campaña global para retirar al PKK de la lista de organizaciones terroristas

Con la creación de la “Iniciativa Internacional por la Justicia para los Kurdos”, varias personalidades internacionales, entre ellos políticos, escritores, filósofos, artistas, activistas por la paz, diputados y abogados, han iniciado una campaña para que el Partido de los Trabajadores de Kurdistán (PKK) sea retirado de la lista de organizaciones terroristas de la Unión Europea (UE).

Para sumar tu firma a la campaña, click aquí

Llamado internacional

En interés de la paz, la democracia y los derechos humanos, pedimos al Consejo de la Unión Europea que retire al PKK de la lista de organizaciones terroristas.

Una solución pacífica de la cuestión kurda es un requisito previo para una democracia sana y para la estabilidad en Turquía y en todo Oriente Medio. Turquía y su amplia comunidad kurda sólo podrán alcanzar esa solución pacífica mediante negociaciones. Estas negociaciones deben incluir a todas las partes, incluido el PKK (Partido de los Trabajadores del Kurdistán). Sin embargo, la inclusión del PKK en la lista de organizaciones terroristas es un obstáculo en el camino hacia la paz.

Hay motivos prácticos de peso para excluir al PKK de la lista, y también motivos legales. El PKK fue incluido en la lista de organizaciones terroristas en 2002 a petición de Turquía, miembro de la OTAN. En 2018, el más alto tribunal de la UE, el Tribunal de Justicia de Luxemburgo, dictaminó que el PKK había sido incluido injustamente en dicha lista entre los años 2014 y 2017. Además de los errores de procedimiento, la sentencia también hace referencia al llamamiento a la paz de Abdullah Öcalan en 2013. Por otra parte, en 2020, cuando se puso a prueba la validez de la designación de terrorismo en los tribunales belgas, se determinó que el PKK no debe ser considerado legalmente como una organización terrorista ya que es parte en un conflicto armado no internacional, lo que lo somete a las leyes de la guerra y no al derecho penal.

Además, al incluirlo en la lista, no se consideró la nueva situación del PKK en Oriente Medio: no se tuvieron en cuenta ni el proceso temporal de paz y negociación entre el PKK/kurdos y el gobierno turco en 2013-2015, ni el nuevo papel de los kurdos en Oriente Medio -por ejemplo, en la lucha contra el llamado Estado Islámico (EI)-. Después de que el EI proclamara su “califato” en el verano de 2014 y comenzara a invadir grandes franjas de territorio en Irak y Siria, el Estado turco le proporcionó ayuda, especialmente para atacar las zonas kurdas, mientras que el PKK desempeñó un papel decisivo en la derrota del EI y otros mercenarios. El ascenso del EI y otros mercenarios ha cambiado las prioridades en Oriente Medio. La lucha del PKK contra el EI ha beneficiado a los esfuerzos antiterroristas en Irak y Siria. El PKK ha contribuido a defender y liberar áreas como Makhmour, Sinjar y Kirkuk en Irak, así como Kobani y otras zonas del norte de Siria. En agosto de 2014, el PKK contribuyó a establecer un corredor humanitario para rescatar a decenas de miles de yazidíes atrapados por el EI en el monte Sinjar.

En la historia de los kurdos, ningún movimiento ha logrado movilizar millones de kurdos por su derecho a la autodeterminación como lo ha hecho el PKK. Se puede decir con certeza que el PKK es el movimiento de masas más fuerte entre los kurdos de Oriente Medio y la diáspora. También es el PKK el que promueve y apoya la liberación de las mujeres como dinámica estratégica de la democracia social en Oriente Medio.

En el marco de la guerra global contra el terrorismo, los Estados han utilizado la designación de “terrorista” como arma política para deslegitimar a la oposición y reprimir los esfuerzos por los derechos humanos y la libertad, como ha hecho el Estado turco en el caso del pueblo kurdo. La inclusión del PKK en la lista se ha utilizado para justificar los ataques contra los kurdos en todas partes, desde las prácticas discriminatorias hasta los enfrentamientos militares. Ha permitido restringir la libertad de expresión y eliminar las libertades civiles; ha llevado a la supresión de los partidos políticos de la oposición, los periódicos, los canales de televisión, etc. Líderes políticos, representantes parlamentarios, alcaldes electos, periodistas críticos han sido encarcelados con el pretexto de asociación con el terrorismo; ha hecho que se pasen por alto las desigualdades endémicas y ha impedido que se aborden los problemas sociales; y se ha empleado como motivo de guerra. De este modo, la Unión Europea está siendo utilizada para encubrir los ataques de regímenes autoritarios.

Por la causa de la paz, la libertad, la democracia, la estabilidad y los derechos humanos, pedimos la retirada inmediata del PKK de la lista de organizaciones terroristas de la UE.

Entre las primeras firmas se encuentran: Elfriede Jelinek (Escritora/Premio Nobel de Literatura, Austria), Slavoj Žižek (Filósofo, Eslovenia), Janet Biehl (Autora, editora y artista gráfica, Estados Unidos), Selay Ghaffar (Activista por los derechos de la mujer y portavoz del Partido de la Solidaridad de Afganistán), Miguel Urbán Crespo (Miembro del Parlamento Europeo, España), Srećko Horvat (Filósofo, Croacia), David R. K. Adler (Coordinador General de la Internacional Progresista), Roberto Rampi (Senador, miembro de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa –APCE-, Italia), Nora Cortinas (Cofundadora de Madres de la Plaza de Mayo, Argentina), entre otros.

Para más información: www.justiceforkurds.info – info@justiceforkurds.info – Twitter: @Justice4_Kurd

FUENTE: Rojava Azadi Madrid

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *