Campos de concentración para presos kurdos en Turquía

Tras la construcción de las prisiones de aislamiento de tipo F, introducidas en Turquía a finales de la década de 1990, ahora se está impulsando las cárceles modelo S. El objetivo de estas nuevas prisiones de alta seguridad es aislar a los presos políticos condenados a cadena perpetua sin perspectiva de liberación. Después de su construcción en las regiones de Antalya, Iğdır y Muğla, el nuevo modelo ahora se despliega en Erzurum.

En las cárceles de tipo S, los presos se alojan en celdas individuales. La capacidad media consta de 500 a 550 plazas para los y las detenidas. La ejecución está regulada de forma aún más estricta que en las prisiones de tipo F. Además de los presos políticos “de por vida”, los clasificados como “peligrosos”, según el artículo 9/3 de la Ley Nº 5275, también deben ser alojados en estos lugares.

La agencia de noticias ANF pidió a la diputada del Partido Democrático de los Pueblos (HDP), Muazzez Orhan, y a la co-presidenta de la organización de ayuda a los presos TUHAY-DER en la provincia de Van, Edibe Babur, sus opiniones sobre el nuevo modelo de prisión impulsado por el Estado turco.

Orhan describió las cárceles de Turquía como “casas de la muerte”.  Al referirse a las nuevas prisiones tipo S, dijo que “los presos están completamente aislados. Abandonados a su suerte, se les priva de cualquier conexión con la condición humana. Psicológicamente, los presos no pueden seguir viviendo así. Habrá muertes y enfermedades mentales”.

“El aislamiento, que se aplica en Imrali desde 1999 (donde está encarcelado Abdullah Öcalana), se está extendiendo a toda Turquía con la introducción de las cárceles de tipo S –aseguró-. El aislamiento se está legalizando. Las circunstancias físicas pretenden legitimar y normalizar la política de aislamiento. Esta medida está dirigida contra los presos políticos. Se deja morir a miles de personas en aislamiento a causa de sus opiniones políticas. Las casas penales se convierten en casas de la muerte. Miles de presos políticos kurdos serán concentrados en esta prisión”.

Por su parte, Babur informó que al menos 60 presos de la región del Mar Negro fueron trasladados a Erzurum. El copresidente de TUHAY-DER agregó que la primera cárcel de tipo S se inauguró la semana pasada. “Las prisiones tipo S se convertirán en campos de concentración para los presos kurdos. Este desarrollo es muy preocupante”, manifestó.

“Debido a la resistencia, las prisiones de tipo F no lograron lo que se deseaba –indicó-. Ahora se va a poner en práctica con las de tipo S. Es evidente que los compañeros no renuncian a sus ideas políticas. Por eso ahora se les va a señalar”.

Babur detalló que las cárceles tipo S son “un modelo de células de muerte individuales. Este modelo se introduce para la juventud kurda y los políticos kurdos. Hay que aislar sus opiniones y crear una distancia con sus familiares. Se ha elegido Erzurum como lugar porque la provincia es de difícil acceso para muchos familiares. Sin embargo, los kurdos no renunciarán a sus opiniones ni a su dignidad”.

El representante de los presos políticos demandó al Ministerio de Justicia turco “que se abstenga de esta política. La humanidad muere cada día en las cárceles, los cadáveres salen de las cárceles cada día. Esto seguirá aumentando con las tipo S. El público tiene que estar atento a este asunto”.

FUENTE: ANF / Edición: Kurdistán América Latina

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.