Casi 4000 yezidíes continúan desaparecidos

La Unión de Escritores contra el Genocidio de Kurdistán (UEGK) emitió un comunicado para conmemorar la masacre del pueblo yezidí en Shengal (Bashur), cometida por el Estado Islámico el 3 de agosto de 2014.

El ataque del grupo terrorista tuvo como objetivo a los civiles yezidíes, pero también estuvo dirigido contra los pueblos cristiano, kaka’i y turcomano, indicaron desde UEGK.

En la declaración se recordó que Shengal fue liberada el 13 de noviembre de 2015, un año después de su ocupación por ISIS, pero que muchas personas desplazadas todavía no volvieron a sus hogares.

“Actualmente, muchos ciudadanos de Shengal residen en campamentos y tiendas de campaña. Muchos de ellos han emigrado de sus países –remarcaron-. Aunque se desconoce el número exacto, se estima que 6.417 personas fueron secuestradas y enterradas vivas. Aunque han pasado ocho años desde este crimen, se desconoce el paradero de 3.700 personas”. 

En la declaración se hizo un llamado a todos los actores presentes en territorio iraquí y a la comunidad internacional a cumplir con sus responsabilidades. “Reiteramos nuestro apoyo a las instituciones que trabajan en este tema, con el apoyo del Parlamento de la Región del Kurdistán y el gobierno regional”, concluyeron el texto.

Las y los yezidíes, que siguen una de las religiones más antiguas de la Mesopotamia, sufrieron en su historia 74 genocidios. La mayoría de esos asesinatos en masa fueron perpetrados por el Imperio Otomano. El primer genocidio fue ordenado en el año 1246 por el señor de Zengi de Mosul, Bedreddin Lulu; el último, fue avalado por el gobierno turco y su aliado, el Partido Democrático de Kurdistán (PDK), y perpetrado por ISIS.

Según las investigaciones del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de las Naciones Unidas, que se hicieron públicas en octubre de 2014, en la masacre de agosto de 2014 alrededor de 5000 hombres yezidíes fueron asesinados, 100 hombres yezidíes fueron decapitados, 7000 niñas y mujeres yezidíes fueron secuestradas y vendidas en mercados de esclavos, varias niñas y mujeres yezidíes sufrieron violaciones, y algunas mujeres yezidíes fueron obligadas a casarse con comandantes de ISIS.

FUENTE: ANF / Edición: Kurdistán América Latina

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.