Comuna de Cine de Rojava cumple siete años

La Comuna se estableció en Dirbesiyê (Rojava), en 2015. Con el fin de difundir la cultura cinematográfica, primero comenzó con el trabajo de la Academia Mártir Yekta Herekol, dedicada a la formación de la gente.

La Academia formó a muchos cineastas y finalmente se cerró, debido a los ataques del Estado turco. La Comuna de Cine de Rojava comenzó entonces a abrir sesiones de formación semanales o mensuales, sobre diferentes temas, según las necesidades y peticiones. Tiempo después, cuando terminaron los ataques turcos, la Academia Mártir Yekta Herekol se reabrió.

La Comuna de Cine de Rojava produjo 11 películas en el primer año de la Academia Mártir Yekta Herekol y siete el año siguiente. También produjeron las películas “Bajarên Wêranbûyi” y “Ji Bo Azadiye”. Actualmente, está en marcha la postproducción de una película sobre la resistencia de Kobanê.

La Comuna de Cine de Rojava también comenzó a trabajar en un par de series en 2019.

Con los primeros graduados de la Academia Mártir Yekta Herekol se creó la Comuna de Cine de Afrin, pero tras la ocupación turca de la región este espacio se trasladó a Shehba. La Comuna de Cine de Kobanê se estableció en 2018. También se abrió un estudio de doblaje en Serêkaniyê, pero debido a la invasión turca que comenzó en 2019 el equipo continúa su trabajo en Qamishlo.

La Comuna de Cine de Rojava se organiza en función del proyecto y de sus necesidades. Por lo tanto, determina el lugar, el tiempo y el sitio en función del número de miembros y de las necesidades del proyecto. Hay comunas en la región de Shehba, Kobanê y Cizîre, que están afiliadas a la Comuna de Cine de Rojava, que a su vez forma parte de TEV-ÇAND, la organización paraguas cultural del norte y el este de Siria.

En la Comuna de Cine de Rojava hay comités de guión, producción y diplomacia, que pueden cambiar según las necesidades del proyecto.

La Comuna está afiliada a TEV-ÇAND en términos de presupuesto, y a veces entrega sus proyectos al público con el apoyo del Ministerio de Cultura y Artes.

Dado que la Comuna no lleva mucho tiempo establecida y que el pueblo kurdo tiene un mayor interés por el cine, la mayoría de sus miembros son kurdos, pero otros pueblos también participan en los distintos proyectos. En la construcción de la Comuna de Cine de Rojava han participado tanto cineastas turcos como de otros países.

La Comuna, fundadora del Festival de Cine de Rojava que se celebra desde hace cinco años, está preparando la creación de nuevas comunas cinematográficas en Raqqa y Tabqa. Los miembros de la Comuna de Cine de Rojava no necesitan haber estudiado cine y son voluntarios.

La Comuna no ha dejado de desempeñar el papel de espejo de la resistencia que se vive en Sur, Shengal y Kobanê, además de esforzarse por convertirse en el lenguaje de la Revolución de Rojava en sus siete años de vida.

La Comuna a ha producido hasta ahora 25 películas, y ha realizado todo su trabajo en Rojava, incluida la postproducción, con excepción de tres películas.

Sêvînaz Evdikê, director que estudió cine y miembro de la Comuna, resumió su experiencia: “Nunca pensé en participar en una película que no reflejara la revolución y estuviera desconectada de ella, ni tenía ese deseo. La Comuna de Cine de Rojava era el mejor y más adecuado espacio para mí. Elegí el cine porque me encanta, pero no podía participar en una película desvinculada de la revolución. Cuando el cine y la revolución se convirtieron en un todo, mi interés por el cine aumentó aún más”.

FUENTE: Nûjiyan Adar / ANF / Edición: Kurdistán América Latina

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.