Comunidad de Mujeres de Kurdistán condenó asesinato de Masha Amini

Luego del asesinato de la joven kurda Mahsa Amini (Jina), de apenas 22 años, en manos de las fuerzas de seguridad iraníes, la Unión de Comunidades de Mujeres de Kurdistán (KJK) condenó el hecho y llamó a la organización de autodefensas para enfrentar al régimen islámico de Teherán.

Mahsa fue arrestada el martes pasado durante una visita familiar en la capital iraní, por la llamada “policía moral” porque no llevaba bien acomodado el hijab sobre su cabeza. Según diferentes denuncias, la joven fue golpeada por la policía y sufrió una hemorragia cerebral fatal. El viernes, la muchacha falleció en un hospital de Teherán.

Desde que se conoció la muerte de Mahsa, en el Kurdistán iraní se multiplicaron las protestas callejeras en varias ciudades para repudiar el hecho. Para hoy, se espera una huelga general convocada por diferentes partidos políticos (ilegalizados en Irán), organizaciones sociales y personalidades.

“La mentalidad patriarcal sigue matando a las mujeres en todas partes. Como Movimiento de Liberación de las Mujeres Kurdas, condenamos con ira y odio el asesinato de Jina Mahsa Amini por la policía moral iraní –expresaron desde ella KJK en un comunicado-. Damos la bienvenida al levantamiento de las mujeres en Irán y Kurdistán Oriental (Rojhilat) contra esta atrocidad. Ofrecemos nuestras condolencias a la familia de Mahsa Amini, sus familiares y el pueblo kurdo”.

Para las integrantes de la KJK, “a medida que se normaliza la tortura misógina de mujeres en todos los ámbitos de la vida por parte del Estado iraní, y se sistematizan y legitiman las prácticas inhumanas contra las mujeres, la opresión y las masacres han aumentado. El sistema de gobierno opresivo y sexista en Irán se manifiesta en el fusilamiento de mujeres, su asesinato por tortura frente a los ojos de todo el mundo, su violación y la introducción del matrimonio infantil”.

“Las políticas de los estados fascistas misóginos, que tienen su caldo de cultivo en el sexismo, el fanatismo religioso, el sectarismo, el nacionalismo y la dominación, continúan masacrando a las mujeres, explotándolas, expulsándolas de sus hogares, dejándolas sin trabajo y sin hogar”, agregaron en la declaración.

Desde la KJK expresaron que “mientras este estado de guerra sin nombre está ocurriendo en todo el mundo, las masacres de mujeres en nuestro país, Kurdistán, no se detienen. En las cuatro partes de Kurdistán, los estados colonialistas (Irán, Irak, Siria y Turquía) quieren debilitar e intimidar a la sociedad con una política de feminicidio. En el norte de Kurdistán (Bakur, sudeste turco), la agresión sexual, la violación, el asesinato, la prostitución y la participación de mujeres en las redes de drogas se practican como una política de guerra especial”.

A esta descripción, agregaron: “La represión y el arresto de diputadas, representantes de organizaciones de mujeres kurdas y representantes de las personas que trabajan en el campo de la política democrática, la intensificación de la tortura en las cárceles, la suspensión deliberada de la liberación de la prisión y la política contra los presos enfermos tienen como objetivo romper la voluntad de las mujeres que resisten el fascismo y la dominación”.

En el comunicado de la KJK se puntualizó que “la acción directa contra las pioneras de la lucha de liberación de las mujeres en Rojava (Kurdistán sirio) es una expresión del miedo del sistema gobernante a la postura libre de las mujeres. Como lo expresan las mujeres que están llevando su ira a las calles ante estos brutales ataques, los verdaderos culpables y perpetradores de tales asesinatos son los propios poderes políticos, que están tratando de afianzar la mentalidad dominada por los hombres en todos los sectores de la sociedad”.

“Por lo tanto, los asesinatos de mujeres que ocurren en diversas formas hoy en día no son casos aislados, sino parte de una masacre sistemática de mujeres –remarcaron en la declaración-. El aumento de los feminicidios es esencialmente una expresión de la crisis del sistema. En Kurdistán, estamos luchando contra los ataques despiadados de las fuerzas colonialistas, fascistas y masculinas que no pueden soportar nuestra resistencia, sociabilidad, valores, logros e identidad. Hoy nos enfrentamos no solo a los logros de las mujeres, sino también a las tendencias misóginas que atacan a las mujeres para asesinarlas”.

Según lo que plantea la KJK en el comunicado, “la única manera de detener las masacres sistemáticas de mujeres es desarrollar la capacidad de autodefensa de las mujeres. Como mujeres, debemos responsabilizar a este poder brutal que es personalmente responsable de los feminicidios con su mentalidad, políticas y prácticas”.

“Es necesario fortalecer la lucha común y la autodefensa en todas partes y estar uno al lado del otro –manifestaron las mujeres kurdas-. Las prácticas brutales de los regímenes fascistas de derecha anti-mujeres nos imponen obediencia a las mujeres en todas las esferas de la vida. Quieren ponernos en una posición de obediencia al hombre dominante, el sistema masculino. Para ello, se están sentando las bases económicas, políticas, ideológicas, sociales y culturales. Necesitamos luchar más que nunca contra este cruel sistema que ha convertido en una prioridad destruir la voluntad, el discurso, la acción y la organización de quienes se oponen a él”.

Desde la KJK llamaron también a las  mujeres baluches, persas y azerbaiyanas (minorías que viven dentro de Irán) “para que se organicen en todos los campos contra estas políticas anti-mujeres y fortalezcan su lucha de autodefensa. Hacemos un llamado a todas las mujeres para que se unan y resistan estos ataques. Si hoy guardamos silencio sobre esta atrocidad, invitamos a las masacres del mañana”.

Por último, la KJK condenó el bárbaro asesinato de la combatiente armenia Anush Abetyan por el ejército azerbaiyano, señalando que esta atrocidad es similar a la práctica en Kurdistán: “Sobre esta base, una vez más conmemoramos a todas las mujeres que han perdido la vida por la violencia, la tortura y la opresión de los estados misóginos, y renovamos nuestra promesa de que mantendremos este tiránico, el mundo dominado por los hombres y el sistema que los asesinó rinda cuentas”.

FUENTE: ANF / Edición: Kurdistán América Latina

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.