Con la complicidad de las potencias, Turquía continúa con los bombardeos contra Rojava

El ejército turco está intensificando los bombardeos contra los barrios residenciales de las regiones de Ain Issa, Til Temir y Manbij, en el norte y el este de Siria.

El 16 de agosto, aviones de combate turcos apuntaron contra el Consejo Militar de Til Temir mientras las aldeas de Ain Issa y Manbij eran bombardeadas con obuses y morteros.

Los pueblos de Mieleq, Seyda, Dibis, Hoşan y Xalidiyê y la carretera internacional M4, cerca de Ain Issa, fueron atacados por el Estado turco durante días.

Las zonas rurales de Manbij también fueron bombardeadas casi continuamente durante la semana pasada.

Las aldeas de Seyada, El Cemûsiyê, Mezraet el Dilwan, Yasin el Ereb, Qirt Weran, Girhuyuk, El bû Heyc, Um Edese, Kawikli, El Boxaz, El Yalani, Toxar, Erîma, Hoşeriyê, Um Miclud, Dendenliyê, Mezraet de El Fawaris, en el noreste y el sur de la ciudad, así como los campos de la zona de El Fazris, son puntualmente atacados por las fuerzas turcas.

Al menos 211 morteros y obuses fueron disparados contra los asentamientos en la última semana. Muchas casas y campos de cultivo resultaron dañados durante los bombardeos.

Durante esta jornada, también se conoció que la “policía militar” instalada por Turquía en el cantón kurdo de Afrin secuestró a cinco civiles el lunes pasado.

Según la agencia de ANHA, las personas secuestradas son Rachid Benfasha (28 años), Kingo Sobhi Kingo (27), Hassan Sobhi Alo, Mustafa Ahmed Mori y Gilo Mustafa Jiro. Hasta ahora se desconoce el paradero de estos pobladores.

Los secuestros de habitantes en Afrin por parte de los grupos yihadistas respaldados por el Estado turco, son parte de una política sistemática que Ankara aplica en Afrin desde 2018, cuando ocupó el territorio.

Ante esta situación, Sihanok Dibo, miembro del Comité de la Copresidencia del Consejo Democrático Sirio (CDS, uno de los organismos de autogobierno del norte y el este de Siria), advirtió que los yihadistas solventados por Turquía podrían convertirse en un nuevo talibán.

Al analizar la situación del país, Dibo explicó que “Siria no volverá al proceso anterior a 2011. Puede ser gobernada por una administración descentralizada”. El representante agregó que “la descentralización es la solución general para Siria. Se trata de una posición muy progresista. Sin embargo, hay muchas formas de descentralización que son formales, realistas y que afectan al nivel de gobierno de un país avanzado o atrasado”.

Dibo expresó que desde la Administración Autónoma del Norte y el Este de Siria (AANES), “estamos listos para las reuniones (con Damasco) ahora, como estábamos antes. Para un diálogo real, tiene que haber un garante que puede llevar a los dos lados juntos y tomar pasos consistentes”.

“Si estas relaciones se desarrollan sobre la base de las resoluciones internacionales 2254, 2118 y la Declaración de Ginebra de 2012, y desempeñan un papel en la resolución de la crisis siria, será un paso positivo”, estimó el funcionario de la AANES.

FUENTE: ANF / ANHA / Edición: Kurdistán América Latina

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.