Constitucional turco evaluará posible ilegalización del Partido Democrático de los Pueblos

El Tribunal Constitucional de Turquía ha aceptado tramitar la solicitud de la Fiscalía para ilegalizar el Partido Democrático de los Pueblos (HDP), tercero en número de escaños en el Parlamento, progresista y defensor de los derechos de los kurdos.

La Fiscalía General del Estado acusa al HDP de mantener vínculos con el declarado ilegal Partido de Trabajadores de Kurdistán (PKK), la guerrilla kurda considerada “terrorista” tanto por Turquía como por la Unión Europea (UE), y de trabajar “contra la unidad del Estado”.

Aunque el PKK abandonó en 2013 las pretensiones de establecer un Estado kurdo independiente en el sureste de Anatolia, y el HDP pide únicamente una descentralización del Estado con mayores competencias para los municipios, algo que describe con el término de “autonomía”, tanto la guerrilla como el partido son considerados como “secesionistas” en la prensa progubernamental.

La Fiscalía ha pedido también vetar las actividades políticas de 451 funcionarios del HDP y la confiscación cautelar de las cuentas bancarias del partido.

Al aceptar el caso, el Tribunal Constitucional no ha impuesto estas medidas cautelares, dejando toda decisión al respecto para más adelante.

Los casos de este tipo suelen tardar entre seis meses y tres años en ser resueltos, y los expertos estiman que habrá que esperar como mínimo un año para conocer la decisión de la Corte.

El Tribunal ya rechazó el mismo caso a finales de mayo pasado por defectos de forma, pero la Fiscalía presentó el 7 de junio un nuevo escrito, ahora aceptado.

La decisión requiere una mayoría mínima de dos tercios de los 15 magistrados. Eventualmente, los jueces podrían optar por sanciones menos graves que la ilegalización de la formación, como, por ejemplo, un veto total o parcial a la financiación pública del partido.

En las elecciones parlamentarias de 2018, el HDP obtuvo más de seis millones de votos, un 11,7% del total de las papeletas, y 67 escaños, aunque ahora solo tiene 55 diputados, después de que varios miembros fuesen destituidos o encarcelados por acusaciones del gobierno de Erdogan de “vínculos terroristas” o discursos interpretados como “incitación al odio”.

La represión contra este partido sigue creciendo y hace unos días se produjo el salto a un local del HDP en la provincia de Izmir, que terminó con la muerte a tiros de la integrante del HDP Deniz Poyraz.

FUENTE: Naiz / Edición: Kurdistán América Latina

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *