Contra la guerra feminicida: solidaridad internacional desde Oaxaca hasta Kurdistán

El 24 y 25 de noviembre en la ciudad de Oaxaca, en México, se han llevado a cabo actividades durante dos días, con una velada y una marcha contra el feminicidio de Estado, en la cual se ha expresado solidaridad con Rojava ante la guerra desatada por Turquía, en el marco de la Jornada Internacional Contra la Violencia contra las Mujeres.

Mujeres y disidencias tomaron las calles, donde se han encontrado en los días 24 y 25 de noviembre en para denunciar la violencia feminicida que golpea la región de Oaxaca, en México, el país, el planeta, y los cuerpos y los territorios de las mujeres .

“Son más de 715 las mujeres cuyas vidas ha sido arrebatada en el estado de Oaxaca, más de 1692 las mujeres desaparecidas. Las mujeres de Oaxaca salimos a luto frente a tanta indiferencia”, comentó Yesica Consorcio, una de las organizadoras de la marcha. “Estamos exigiendo justicia y nos estamos organizado frente a los silencios cómplices de la fiscalía de este gobierno; al mismo tiempo, estamos luchando para una vida digna: en la marcha fúnebre de anoche, con las familias, las antorchas y vestidas de negro colocamos el tema de que las mujeres tenemos derecho a vivir y nuestra puesta es por la vida”.

Convocada por la Red Mujeres Oaxaqueñas Tejiendo Comunidad, una heterogénea alianza de construcción colectiva, horizontal, participativa de más de 20 amplias organizaciones, la marcha de las mujeres y disidencias del 25 de noviembre se realizó después de una velada y un acampe colectivo en la plaza Santo Domingo, en el centro histórico de la ciudad.

El tejido plural, diverso, multicolor de la Red mira para “hacer frente a la situación que nos aqueja, en nuestro cuerpo como primer territorio, que ha sido objeto de sometimiento y apropiación histórica; en nuestros territorios comunitarios-originarios que están viviendo el despojo, la imposición de megaproyectos extractivista amparados en un paradigma de ‘desarrollo’ que se alimenta de la voracidad, de las violencias, racismo, de la inconsciencia y del consumismo; porque nuestros núcleos poblacionales que en el campo y la ciudad están siendo penetrados en todos los ámbitos por las redes del crimen organizado”.

Las Red se ha reunido con fuerza y convocatoria amplia el 25 de noviembre en una región que es históricamente referencia de la lucha de las comunidades en defensa de la vida y del territorio, ya desde el 2006, “que representó un hito de la participación sociopolítica de las mujeres de Oaxaca” al hacer la “marcha de las cacerolas” y la toma del Canal 9, en el que “cientos de mujeres salieron a tomar la calle en repudio al gobierno corrupto, autoritario y represor”.

El eslogan “Jin Jiyan Azadi”, traducido en el castellano Mujer Vida Libertad, estuvo presente desde los carteles de las activistas de OIDHO (Organizaciones Indias por Los Derechos Humanos) y en las voces de las participantes de los encuentros internacionales, organizado por el Movimiento de Mujeres de Kurdistán, con nueva fuerza en su dimensión planetaria, generando resonancia entre los movimientos de mujeres y disidencias que luchan desde Rojava hasta México contra la violencia patriarcal, las desapariciones, los feminicidios y en defensa del territorio y de la vida.

 Alessia Dro, informando sobre la situación actual de invasión de Rojava desde la carta abierta y la fuerza de la “Red Internacional de Mujeres Tejiendo Futuro”, compartió que “el Estado turco y su dictador Erodgan confían en el silencio de los estados occidentales, que son sus aliados, y también de las personas. Por esto es importante contra esta la guerra romper el silencio. Denunciar la guerra de invasión que el dictador de Turquía, Erdogan, está llevando adelante en estas horas en el norte y este de Siria”.

Dro agregó: “Rojava lleva adelante en Siria, desde hace mas de 10 años, una revolución liderada por mujeres y decenas de diferente comunidades antipatriarcales, autorganizadas y confederadas mas allá de los estados, representando un modelo de paz y democracia radical para Medio Oriente. Rojava ha demonstrado al mundo la posibilidad de la coexistencia y del respecto, de la solidaridad y de la autonomía del compromiso mutuo, en un tejido lleno de colores, para la libertad, y estas semillas de libertad están en los corazones de millones de mujeres y disidentes, y brotan cada día con nuestra memoria, juntas en diferentes latitudes”.

El pronunciamiento solidario con Kurdistán llamó a acciones concretas y a nuevas formas de pensar la interconexión en las luchas: “Con nuestras acciones concretas, llenas de amor cada día, podemos sentir profundamente la libertad y la justicia, como un hacer común al centro de cada paso para abrir colectivamente nuevas fases de nuestra historia para que podamos crear contra proyectos de muerte y de fragmentación, acciones y reflexiones constructivas para la vida en el universo, la dignidad humana, las practicas de resistencia y la solidaridad radical. ¡Alto a la guerra de Turquía, desde Abya Yala hasta Kurdistán!”.

En el posicionamiento final de la marcha se compartió que frente a la violencia feminicida, las mujeres, feministas, organizaciones civiles y movimiento social están uniendo fuerzas y caminando juntas, “porque nuestra rabia es digna y nuestra lucha es justa. Nunca más tendrán la comodidad de nuestro silencio”.

La marcha concluyó en el Zocalo de la ciudad, en defensa de la vida contra la guerra patriarcal feminicida. “Nos hemos articulado desde la riqueza de la diversidad para acuerparnos, sanarnos, fortalecernos y acompañarnos frente a todas las violencias que este sistema capitalista, patriarcal, colonialista y racista ha ejercido históricamente en nuestra contra y hemos acordado seguir vivas”, se afirmó a través de un posicionamiento público de la Red Oaxaqueña en la rueda de prensa que se efectuó durante la actividad.

FUENTE: Kurdistán América Latina

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *