Critican hipocresía de Turquía ante la guerra entre Rusia y Ucrania

En un comunicado de prensa difundido ayer, la vicepresidenta del grupo parlamentario del Partido Democrático de los Pueblos (HDP), Meral Danış Beştaş, evaluó los últimos acontecimientos en Turquía. La representante kurda llamó la atención sobre el Acuerdo de Dolmabahçe, firmado el 28 de febrero de 2015, e indicó que éste fue abandonado por el gobierno de Ankara debido a su ambición de poder.

Beştaş enfatizó que durante los últimos siete años, desde la negación de este acuerdo, el Ejecutivo turco provocó graves crisis económicas, políticas y sociales dirigidas contra los pueblos del país.

El 28 de febrero de 2015 se declaró, en Estambul, el Acuerdo de Dolmabahçe, un plan de diez puntos negociado entre Abdullah Öcalan y el Estado turco para una resolución a la cuestión kurda. La parte kurda estuvo representada por el HDP, y la delegación incluía a Pervin Buldan, Sırrı Süreyya Önder e Idris Baluken. El proceso de paz fue finalizado poco después, de manera unilateral, por Recep Tayyip Erdogan.

El régimen de Imrali debe ser eliminado

Beştaş pidió la reintroducción del acuerdo y agregó que “un clima de esperanza para la paz se ha dañado gravemente y la gente se enfrenta actualmente a una violencia grave mientras aumenta su demanda de paz social”.

“La reintroducción del Acuerdo de Dolmabahçe es una responsabilidad histórica para todos nosotros”, aseguró la parlamentaria, y pidió el fin del aislamiento agravado impuesto a Öcalan en la prisión de la isla de Imrali, donde está recluido desde su secuestro en Kenia como resultado de una conspiración internacional.

“Me gustaría señalar que es un deber histórico volver a adoptar el Acuerdo de Dolmabahçe, eliminar el régimen de Imrali, permitir que las familias y los abogados se reúnan con Öcalan y otros prisioneros detenidos allí y, por supuesto, su contacto con el cuerpo político”, advirtió Beştaş.

Mujeres aliadas

Beştaş también se refirió al 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer. “Organizaremos eventos el 8 de marzo en toda Turquía. Celebraremos el día de la mujer a través de una amplia alianza, solidaridad y resistencia de mujeres, y volveremos a protestar contra la política de violencia contra las mujeres, discriminación, hostigamiento sistemático e impunidad. Emprenderemos una preparación seria y una alianza de lucha para promover la emancipación de la mujer”, expresó.

Guerra en Ucrania

La legisladora kurda además habló sobre la guerra en curso en Ucrania. “Se debe poner fin a la operación de invasión y se deben alentar las negociaciones para una solución política”, pidió la representante del HDP. “Esta guerra también nos ha demostrado que los regímenes autoritarios, basados ​​en el gobierno de un solo hombre, causan problemas a los pueblos”, remarcó.

Beştaş instó al gobierno turco a “abandonar la política de ‘esperar y ver’ con respecto a la guerra de Ucrania, cumplir con la Convención de Montreux y con sus responsabilidades para evitar que el Mar Negro se convierta en una zona de guerra”.

Hipocresía de la oposición anti-bélica

“Actualmente, existe oposición a la guerra en todo el mundo tras la invasión de Rusia y la guerra contra Ucrania. En Turquía, decenas de miles de personas salieron a las calles para protestar contra la guerra –manifestó la diputada-. Me gustaría llamar la atención sobre el hecho de que la oposición contra la guerra en Turquía se basa en la geografía, el país y la identidad”.

“¿Qué pasó cuando Turquía invadió Afrin? Quienes elogiaban el militarismo y la guerra en aquel entonces ahora gritan que ‘están en contra de la guerra’. Sin embargo, el actual sentimiento contra la guerra no se basa en principios, sino que varía según los países y las identidades”, denunció Beştaş.

La parlamentaria reaccionó ante quienes dicen que “la ocupación rusa va en contra del derecho internacional”, y preguntó “¿fue la invasión de Afrin en 2018 de acuerdo con el derecho internacional?”.

“Cuando se trata de Ucrania, la guerra se considera contraria al derecho internacional, pero la invasión de Afrin se considera apropiada. Nos gustaría llamar su atención sobre el silencio en el mundo y en Turquía hacia los crímenes contra la humanidad, incluido el desplazamiento forzado en Afrin. Nuestra defensa de la paz continuará independientemente del país, la identidad y la geografía”, concluyó la diputada kurda.

FUENTE: ANF / Edición: Kurdistán América Latina

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.