Deporta México al académico Erol Polat, invitado a dar conferencias en el país

El académico alemán, de origen kurdo, Erol Polat, invitado a impartir conferencias en instituciones educativas de Puebla y Guadalajara, fue deportado por agentes migratorios y personal de la Marina desde el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México hacia Brasil, presuntamente por estar boletinado como persona no grata por el gobierno de Estados Unidos.

Polat, quien fue deportado la semana pasada, venía a México a participar en jornadas académicas en la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP) y en la cátedra Jorge Alonso que organizan la Universidad de Guadalajara y el Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social (CIESAS).

En entrevista, el doctor en antropología Jorge Alonso dijo que lo ocurrido fue violatorio de los derechos humanos del invitado y pidió al canciller Marcelo Ebrard su intervención para que Polat pueda regresar a México –donde ya ha estado varias veces– para impartir sus conferencias.

“Invitamos a Polat para que nos hablara sobre la revolución en el Kurdistán y el confederalismo democrático; le enviamos una carta de invitación, al igual que la BUAP, pero a su llegada las autoridades ni siquiera la vieron”, explicó.

“Al llegar al aeropuerto le quitaron su pasaporte; las cartas no las leyeron ni les importaron, le quitaron su celular y lo mandaron a un lugar incomunicado junto a migrantes que querían pasar a Estados Unidos. De ahí lo deportaron a Brasil”, agregó Alonso.

La carta de la BUAP, firmada por John Holloway, investigador del Instituto de Ciencias Sociales y Humanidades Alfonso Vélez Pliego, era para invitarlo a participar en el seminario Subjetividad y teoría crítica; la del CIESAS, firmada por Alonso, era para la cátedra que lleva su nombre. La presencia del especialista kurdo en ambas instituciones sería en mayo.

Polat llegó a México antes de mayo debido a que también fue invitado a participar en el decimocuarto Foro Social Mundial, que se efectuará del primero al 6 de mayo en la Ciudad de México, organizado por el Consejo de Educación Popular de América Latina y el Caribe. También contaba con una carta invitación que las autoridades ignoraron.

Alonso dijo que, además de él, dos miembros de la cátedra Jorge Alonso, los doctores Susana Street Naused y Andrés Fábregas, pidieron la intervención de Ebrard para que se resuelva este problema.

Solicitaron al canciller “una acción inmediata para remediar ese trato indigno” y que el académico pueda regresar a México para cumplir con sus compromisos.

FUENTE: Juan Carlos G. Partida / La Jornada

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.