El cantante Omar Souleyman se enfrenta a la deportación de Turquía

El cantante Omar Souleyman, detenido en Turquía por cargos de supuesto terrorismo, será deportado a Siria. El hombre, de 55 años, se encuentra recluido en un campo de refugiados por orden del gobernador de la provincia de Urfa.

Ayer, Souleyman casi fue deportado, pero esto solo se evitó gracias a un abogado de la Cámara de Urfa, que estaba al mismo tiempo que Souleyman en la Oficina de Migración e intervino.

El cantante fue detenido el miércoles durante una redada de la policía militar turca (gendarmería) en su domicilio, en el distrito de Karaköprü. Se lo acusa de ser un supuesto miembro de una “organización terrorista”, es decir, de las Unidades de Defensa del Pueblo (YPG), las fuerzas de autodefensa de Rojava.

Las autoridades turcas afirman que Souleyman hizo comentarios positivos sobre Abdullah Öcalan en un concierto en Alemania hace más de diez años. Muhammed Almasikh, hijo del cantante, señaló que es una “denuncia maliciosa” contra su padre.

Tras pasar la noche bajo la custodia del Comando Provincial de Gendarmería, Souleyman fue trasladado al Centro Antiterrorista de la Policía de Urfa. Durante el interrogatorio, la fiscalía encargada del caso ordenó un informe médico sobre su aptitud para la detención. Luego del interrogatorio, el cantante fue puesto en libertad, pero inmediatamente después, siguiendo instrucciones del gobernador de la provincia, volvió a ser detenido con el objetivo de deportarlo. La razón aducida fue que Omar Souleyman representaba una “amenaza para la seguridad pública”.

Actualmente, Souleyman se encuentra recluido en el campo de refugiados de Harran, que es supervisado por la gendarmería. La validez de su pasaporte ha sido limitada por orden de la oficina del gobernador, y este viernes será trasladado a un centro de deportación en Malatya. La decisión de deportación ya se ha emitido.

Si deportan a Omar Souleyman a Siria, podría enfrentar tortura y encarcelamiento. Esto se debe a que Turquía está deportando a personas a una zona de guerra: las personas que buscan refugio y los migrantes que han sido deportados por cargos de terrorismo son entregados a las milicias del “Escudo del Éufrates”, controladas por Turquía bajo el paraguas de la asociación mercenaria Ejército Nacional Sirio (SNA), que comete crímenes de guerra y violaciones de derechos humanos en la zona de ocupación turca.

El cantante Omar Souleyman se enfrenta a la deportación de Turquía

El cantante Omar Souleyman, detenido en Turquía por cargos de supuesto terrorismo, será deportado a Siria. El hombre, de 55 años, se encuentra recluido en un campo de refugiados por orden del gobernador de la provincia de Urfa.

Ayer, Souleyman casi fue deportado, pero esto solo se evitó gracias a un abogado de la Cámara de Urfa, que estaba al mismo tiempo que Souleyman en la Oficina de Migración e intervino.

El cantante fue detenido el miércoles durante una redada de la policía militar turca (gendarmería) en su domicilio, en el distrito de Karaköprü. Se lo acusa de ser un supuesto miembro de una “organización terrorista”, es decir, de las Unidades de Defensa del Pueblo (YPG), las fuerzas de autodefensa de Rojava.

Las autoridades turcas afirman que Souleyman hizo comentarios positivos sobre Abdullah Öcalan en un concierto en Alemania hace más de diez años. Muhammed Almasikh, hijo del cantante, señaló que es una “denuncia maliciosa” contra su padre.

Tras pasar la noche bajo la custodia del Comando Provincial de Gendarmería, Souleyman fue trasladado al Centro Antiterrorista de la Policía de Urfa. Durante el interrogatorio, la fiscalía encargada del caso ordenó un informe médico sobre su aptitud para la detención. Luego del interrogatorio, el cantante fue puesto en libertad, pero inmediatamente después, siguiendo instrucciones del gobernador de la provincia, volvió a ser detenido con el objetivo de deportarlo. La razón aducida fue que Omar Souleyman representaba una “amenaza para la seguridad pública”.

Actualmente, Souleyman se encuentra recluido en el campo de refugiados de Harran, que es supervisado por la gendarmería. La validez de su pasaporte ha sido limitada por orden de la oficina del gobernador, y este viernes será trasladado a un centro de deportación en Malatya. La decisión de deportación ya se ha emitido.

Si deportan a Omar Souleyman a Siria, podría enfrentar tortura y encarcelamiento. Esto se debe a que Turquía está deportando a personas a una zona de guerra: las personas que buscan refugio y los migrantes que han sido deportados por cargos de terrorismo son entregados a las milicias del “Escudo del Éufrates”, controladas por Turquía bajo el paraguas de la asociación mercenaria Ejército Nacional Sirio (SNA), que comete crímenes de guerra y violaciones de derechos humanos en la zona de ocupación turca.

FUENTE: ANF / Edición: Kurdistán América Latina

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.