El KNK pide urgente acción por los activistas kurdos detenidos en Irán

“Se necesitan acciones políticas, diplomáticas y legales urgentes dirigidas al régimen iraní para proteger las vidas de al menos 11 activistas y estudiantes kurdos que han sido detenidos por el IRGC en Irán.”

El Consejo Ejecutivo del Congreso Nacional de Kurdistán (KNK) emitió una declaración sobre los activistas y estudiantes kurdos que han sido detenidos por las fuerzas del régimen en Irán.

La declaración KNK expresó lo siguiente:

“Es con gran preocupación que nos enteramos de que al menos 11 estudiantes kurdos y activistas de derechos civiles fueron detenidos recientemente por el Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán (IRGC). Según la Red de Derechos Humanos del Kurdistán, los detenidos han sido identificados como Farzad Samani, Sohaib Badrouj, Shapol Khezri, Darya Talabani, Salar Rahavi, Sirwan Nouri, Afshin Mam Ahmadi, Bahman Yousefzadeh, Farhad Musapour, Fereydoun Musapour y Dana Samadi. La mayoría de ellos son de las ciudades de Karaj, Mahabad, Rabat y Marivan y, según sus familias, se desconoce su paradero actual.

Se necesitan acciones políticas, diplomáticas y legales urgentes dirigidas al régimen iraní para proteger las vidas de estas personas. La tortura y los malos tratos a críticos del régimen o miembros de grupos de oposición que intentan ejercer su derecho a la libertad de expresión es una práctica común en Irán, y la pena de muerte se impone de forma arbitraria, a menudo como arma política.

Irán aplica políticas anti-kurdas sistemáticamente y de manera generalizada. Además de la tortura y los malos tratos, el estado también saquea y explota los recursos naturales de las áreas kurdas en Irán. El régimen iraní impone la pobreza a los kurdos para expulsarlos del Kurdistán Oriental, la parte del Kurdistán dentro de las fronteras de Irán. Solo el año pasado, las fuerzas de seguridad iraníes mataron a tiros a decenas de kurdos que transportaban mercancías a través de las fronteras de Irán, conocidos como kolbars. Cualquiera que se pronuncie contra las políticas opresivas del régimen iraní es arrestado y detenido, o desaparece.

La comunidad internacional debe hacer todo lo posible para salvar las vidas de los 11 estudiantes kurdos y activistas de derechos civiles recientemente detenidos, y así garantizar que se respeten sus derechos humanos. Solicitamos su asistencia urgente antes de que sea demasiado tarde”.

ANF

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.