“El PKK impulsó grandes logros en las cuatro partes de Kurdistán”

Los co-presidentes de la Unión de Comunidades de Kurdistán (KCK), Besê Hozat y Cemil Bayik, fueron entrevistados por el portal Libyajamahiriya. En la primera parte de la entrevista, hablaron sobre el concepto de independencia en la modernidad capitalista, el modelo obsoleto del Estado-nación y la comprensión de la autonomía democrática en un sistema confederal, configurado por el líder kurdo Abdullah Öcalan.

En la segunda parte, explicaron el modelo económico que propone el Movimiento de Liberación de Kurdistán para la región.

En esta tercera parte, se refirieron a los logros sociales y económicos en Rojava (Kurdistán sirio) y los conseguidos por el Partido de los Trabajadores de Kurdistán (PKK) para el pueblo kurdo.

-¿Pueden describir brevemente algunos de los logros y éxitos sociales y económicos en Rojava?

-Dado que no estamos directamente involucrados en los desarrollos socioeconómicos de Rojava, no podemos hacer una descripción exhaustiva de los mismos. Por lo tanto, basándonos en los desarrollos de los que hemos tenido noticia, es muy posible que no podamos ofrecer una imagen completa. Solamente podemos informar sobre aquellos de los que hemos oído hablar y que creemos que está teniendo lugar.

El mero hecho de que los habitantes de Rojava lleven ocho años viviendo sin un Estado, ha allanado el camino para que se produzcan importantes avances. Los estados son un obstáculo para todo tipo de avances sociales y políticos. Para el Estado, la economía no significa otra cosa que un área de explotación. El Estado es una institución de enormes proporciones. El mero mantenimiento del Estado representa una enorme carga para su población. Bajo este, la sociedad se destruye y pierde su propia fuerza de voluntad. En este sentido, vivir sin el Estado garantiza que las sociedades y los individuos recuperen su propia voluntad. La ausencia de Estado se corresponde en gran medida con la democracia. Por ello, Rojava ha adquirido experiencias democráticas muy importantes en el transcurso de los últimos ocho años. Allí, las decisiones las toma la sociedad organizada. Las mujeres y los jóvenes están organizados. Debido a su poder organizado, son actores muy importantes en el contexto de la vida social y política. Quienes los ignoren no podrán dar forma a la vida social y política de Rojava. Estas dos fuerzas sociales fundamentales han cambiado completamente la cara de Rojava.

Rojava sigue rodeada de fuerzas hostiles. El Estado sirio se niega a aceptar el sistema democrático de Rojava. El Estado turco, junto con sus mercenarios islamistas, ha ocupado Afrin, Serêkaniyê y Gire Spî. Así, existe el peligro permanente de que la ocupación se extienda y la revolución sea aplastada. En esta situación, la autodefensa se vuelve muy importante. Por lo tanto, todo el trabajo se realiza necesariamente en el marco de la autodefensa. En el pasado, no ha sido posible prestar suficiente atención a los peligros en determinadas zonas y organizar la revolución en consecuencia. Las fuerzas de ocupación se han beneficiado de ello. Por lo tanto, se llega a ciertas conclusiones erróneas si se considera que las condiciones actuales en Rojava, o en el norte y el este de Siria, son completamente normales.

Hoy en día ya no existe una economía estatal en Rojava. La propia revolución, pero también los fuertes ataques en curso, han dado lugar a una economía que con el siguiente aspecto: un sistema económico comunal, que se desarrolla lentamente y que incluye negocios de producción y consumo en forma de cooperativas, agricultura y ganadería gestionados por familias en las zonas rurales y, además, comercio y pequeñas empresas gestionadas por individuos en las ciudades y pueblos pequeños. Por lo tanto, no existe un sistema económico en el que las empresas estatales existan o desempeñen un papel decisivo. La economía está dominada, en gran medida, por las asociaciones económicas comunales y las cooperativas que surgieron durante la revolución, y también por la agricultura, el comercio y las empresas muy pequeñas, todas ellas dirigidas por familias en las zonas rurales. Rojava también fue, en su día, el centro de la agricultura y la ganadería de Siria. Hoy en día, la región sigue en una posición similar. La economía comunal tiene un gran potencial de desarrollo en esta región. Todavía existe allí una fuerte cultura social. Por lo tanto, el desarrollo de la economía comunal está creando cada vez más la base económica para un sistema democrático-confederal basado en una sociedad organizada y democrática.

-El Partido de los Trabajadores de Kurdistán (PKK) está presente en muchas zonas del Kurdistán. ¿Qué logros ha conseguido el PKK para la población de todas estas zonas?

-El PKK ha iniciado un enorme desarrollo y ha conseguido grandes logros en las cuatro partes de Kurdistán. Todas las luchas que tuvieron lugar en Kurdistán antes de la aparición del PKK estaban fuertemente influenciadas por las clases dominantes kurdas y, al mismo tiempo, eran de naturaleza exclusivamente político-militar. Dado que todas estas luchas no consiguieron ganar influencia en las esferas militar y política, apenas produjeron cambios sociales. En cambio, desde su fundación por Rêber Apo (Abdullah Öcalan), el PKK ha sido un movimiento que ha provocado avances revolucionarios en todos los ámbitos. Desde la forma de pensar hasta los más diversos ámbitos de la vida práctica, siempre se ha propuesto iniciar cambios profundos. Por lo tanto, siempre ha sido un movimiento que rompe con todas las formas de atraso. Desde el primer día, Rêber Apo ha hecho de su misión principal cambiar tanto a sus amigos como a la sociedad. Siempre ha criticado las diversas formas de atraso y los errores existentes. De este modo, ha abordado las realidades sociales y políticas. En este contexto, ha destacado siempre que la lucha por la libertad y la democracia es imposible mientras no se superen y cambien las diversas formas de atraso tradicional. En consecuencia, en su lucha, el PKK siempre ha tenido como objetivo fundamental iniciar revoluciones nacionales, sociales, políticas, culturales y socio-psicológicas. Las revoluciones nacionales, sociales, democráticas, culturales y políticas han estado estrechamente vinculadas y fomentadas de esta manera. Lo más importante es que con el PKK se construyó, por primera vez en la historia de Kurdistán, un movimiento de los pobres, es decir, un movimiento popular. En el momento de la fundación del movimiento apoísta, todos sus miembros eran hijos de las clases populares pobres. Esto representa por sí solo una revolución, un desarrollo y una conquista de enormes proporciones para todo Kurdistán. Hoy en día, es el propio pueblo el que determina la evolución nacional, social, política y cultural de Kurdistán, basándose directamente en su propia fuerza.

En el Kurdistán del Norte (sudeste de Turquía), no hay una sola ciudad o pueblo pequeño, ni una sola aldea, que no haya participado en levantamientos. Las autoridades tradicionales han sido sustituidas por el poder del pueblo organizado. Allí se ha producido una revolución democrática, social y cultural en el sentido más estricto de la palabra. Sobre esta base se ha desarrollado una realidad nacional kurda, que se caracteriza por su carácter democrático. El pueblo kurdo, que hace sólo unas décadas estaba al borde de la extinción, hoy se ha levantado y está librando una lucha por la libertad y la democracia. Decenas de miles de hombres y mujeres jóvenes se han unido a la guerrilla en el curso de esta lucha. Por primera vez en la historia de la humanidad, se ha creado un ejército femenino tan amplio. Hoy, el pueblo kurdo ha desarrollado su propia voluntad política democrática y se ha convertido así en un actor que lucha por la democratización de Turquía y la liberación del Kurdistán.

Ya sean suníes, alevíes o yezidíes, todos los kurdos han participado en la lucha de liberación nacional de Kurdistán. Los árabes, azeríes, turcomanos, armenios y asirios-caldeos que viven en Kurdistán también han reconocido como propia la lucha por la libertad en Kurdistán y se han unido a ella. Así, la nación democrática se ha hecho realidad en Kurdistán de forma impresionante.

Se ha iniciado un gran avance en el campo de la cultura y el arte kurdos, dando nueva vida a los valores culturales de los kurdos. Al combinarlos con nuevos valores, se ha creado una nueva realidad social de los kurdos. El levantamiento de las mujeres se ha desarrollado de manera impresionante. La revolución social basada en las mujeres ha profundizado y, al mismo tiempo, multiplicado el carácter libertario y democrático de la revolución. En el Kurdistán actual ha surgido una revolución que ha desencadenado innumerables revoluciones dentro de la revolución, basada en la libertad de las mujeres. Gracias a estas revoluciones basadas en la libertad de las mujeres, los kurdos se han convertido en un pueblo muy resistente y poderoso.

Históricamente, los mayores cambios y desarrollos han tenido lugar en Kurdistán. Al mismo tiempo, Kurdistán ha desarrollado una enorme fuerza. Sería un error considerar que esta revolución kurda se limita sólo al Kurdistán del Norte. En muy poco tiempo, la revolución ha tenido un impacto en las cuatro partes de Kurdistán. Ha provocado cambios nacionales, sociales y culturales en todo el país, y también ha tenido una fuerte influencia en la política kurda. En una época en la que no existían medios de comunicación modernos, la Revolución Francesa tuvo un impacto decisivo en la sociedad rusa que, a su vez, la combatió y la consideró un enemigo. Hoy, sin embargo, los medios de comunicación están mucho más avanzados. En una época así, es natural que la revolución kurda haya influido enormemente en todas las partes de Kurdistán y que siga haciéndolo en el futuro. Miles de jóvenes de Rojava, Kurdistán del Sur (norte de Irak) y Kurdistán del Este (este de Irán) se han unido al PKK a lo largo de los años. Por supuesto, esto también ha tenido un impacto decisivo en sus propias familias y su entorno social. Muchos de ellos han caído desde entonces como “Şehids”. Además, los cuadros del PKK y la guerrilla han establecido relaciones con miles de familias y cientos de miles de personas que viven en Kurdistán del Sur, influyendo en ellos e iniciando cambios en sus mentes y vidas. Sin esta múltiple influencia de nuestra revolución, el Kurdistán del Sur estaría hoy en una situación sociopolítica atrasada. Además, los sentimientos patrióticos del pueblo kurdo del sur no serían tan fuertes como lo son hoy. Así, el PKK ha provocado importantes cambios nacionales, sociales, culturales y mentales en el Kurdistán del Sur.

En Rojava, los cambios y los logros se alcanzaron de forma directa. Durante 20 años, Rêber Apo convivió y educó a los habitantes de Rojava, a los jóvenes y a las mujeres de la zona. Miles de mujeres y hombres jóvenes de esta zona se han unido a la guerrilla y muchos de ellos han caído como Şehids. La Revolución de Rojava se ha producido a partir de las ideas y la influencia de Rêber Apo. La población de Rojava está, en su inmensa mayoría, fuertemente vinculada a Rêber Apo. Las mujeres de Rojava son el motor de este fuerte vínculo. La Revolución en Rojava se ha desarrollado sobre la base del paradigma de Rêber Apo. Está claro que es una revolución muy importante no sólo para Kurdistán sino para todo Oriente Medio.

También en el Kurdistán del Este la población está llena de un gran anhelo de libertad y democracia. Las ideas de Rêber Apo desempeñan un papel muy importante en este anhelo. A pesar de la enorme presión estatal, la población de Kurdistán del Este expresa su deseo de libertad en cada oportunidad que se le presenta. Este es el resultado de la influencia que el PKK tiene hoy en día en las cuatro partes de Kurdistán.

En Europa y en muchas otras partes del mundo, los kurdos también se están organizando sobre la base de las ideas de Rêber Apo. Como resultado, han conseguido expresar de forma tangible su existencia como comunidad nacional. En la actualidad, el pueblo kurdo está sometido a un genocidio permanente. Además, se ha roto la voluntad política de este pueblo. Por lo tanto, es un avance y un logro muy importante que este pueblo se organice en lugares alejados de su patria y manifieste allí activamente su existencia como nación. La organización de los kurdos que viven en el extranjero, representa una fuente muy importante de motivación y apoyo moral para el pueblo de las cuatro partes de Kurdistán. A través de su fuerte organización en Europa, los kurdos que viven allí son una especie de ventana de comunicación de Kurdistán hacia Europa y el resto del mundo. Esta organización y la influencia de los kurdos, basada en ella en todas las partes del mundo, representa un gran logro para las cuatro partes de Kurdistán.

La lucha del PKK ha permitido alcanzar grandes logros en las cuatro partes de Kurdistán. A pesar de ello, los representantes del PDK (Partido Democrático de Kurdistán), que están en el gobierno desde la creación de una federación en el Kurdistán del Sur, o los círculos cercanos a ellos, difunden propaganda y afirman que el PKK no ha conseguido nada con su lucha. De este modo, han demostrado claramente lo estrecha de miras y superficial que es su visión sociológica, política, cultural y nacional del mundo y de Kurdistán. Kurdistán ha sido dividido en cuatro partes. Allí se está produciendo un genocidio, para el que los estados hegemónicos se valen de su propia posición y obtienen el apoyo de fuerzas extranjeras. Por lo tanto, no es fácil conseguir logros, ni siquiera en una de las cuatro partes de Kurdistán. Los logros sólo pueden alcanzarse superando no sólo uno, sino los cuatro estados y sus partidarios. Esto depende a su vez de la fuerza social, política, militar y diplomática de los kurdos. Con este telón de fondo, queda clara la superficialidad de la perspectiva de ciertas fuerzas políticas del Kurdistán del Sur, que se atribuyen todos los logros y afirman que el PKK no ha conseguido nada.

Hemos descrito anteriormente los cambios que el PKK ha iniciado en la sociedad kurda y en Kurdistán. El PKK también ha desempeñado un papel indispensable en los logros del Kurdistán del Sur. Lo más importante es mencionar que el PKK surgió en un momento en que el Kurdistán del Sur acababa de experimentar una dura derrota. En ese momento, no sólo el PDK y el Kurdistán del Sur, sino la propia política kurda, habían sufrido un gran fracaso. Es muy significativo que el PKK se activara exactamente en esa fase histórica. Además, el PKK empezó a luchar en la parte del Kurdistán que es la más grande, geográficamente hablando, y en términos de su población. Además, el Estado turco es la fuerza más hostil a los kurdos. Considera que incluso el menor levantamiento kurdo es una amenaza para él. Es bien sabido que el PDK, que mantiene estrechas relaciones con Estados Unidos y la OTAN, es tolerado por el Estado turco a cambio de impedir estrictamente la aparición de otros movimientos kurdos en el Kurdistán del Norte. Durante la Guerra Fría, Turquía representaba un país importante para Estados Unidos y la OTAN. La política nacional básica de Turquía en aquella época era su hostilidad hacia los kurdos y su objetivo de cometer un genocidio contra ellos. Al empezar a luchar contra este tipo de Estado, el PKK ha dado espacio para respirar a todas las partes y a todas las fuerzas políticas de Kurdistán.

La inauguración del parlamento del Kurdistán del Sur coincidió con los ataques del PDK y la UPK (Unión Patriótica del Kurdistán) contra el PKK, que comenzaron el 2 de octubre de 1992. Como el Estado turco estaba librando una guerra contra el PKK, aceptó los acontecimientos en el Kurdistán del Sur en ese momento. Con el objetivo de aplastar al PKK, el Estado turco desarrolló relaciones con los partidos políticos del Kurdistán del Sur. Poco después de la caída de Saddam (Husein) en 2003, se formó la Federación del Kurdistán del Sur. Esto ocurrió en el contexto de la lucha librada por el PKK en las cuatro partes de Kurdistán. El Estado turco calificó posteriormente su reconocimiento de la federación del Kurdistán del Sur como un error histórico. Sólo había accedido a dar este paso de reconocimiento oficial porque, a cambio, Estados Unidos y el PDK adoptaron una postura muy abierta contra el PKK en 2007. Cuando el entonces presidente estadounidense George Bush calificó al PKK de enemigo de Estados Unidos, el Estado turco reconoció formalmente al Kurdistán del Sur. A cambio, el PDK proporcionó a Turquía una amplia ayuda en su intento de aplastar al PKK y, por tanto, se convirtió abiertamente en parte de la política genocida en el Kurdistán del Norte. Si el PDK no hubiera prestado apoyo al Estado turco, Turquía se habría visto obligada a reconocer la existencia de los kurdos del Kurdistán del Norte y su autonomía democrática. Sin embargo, debido a sus relaciones con el PDK, el Estado turco puede afirmar que no lucha contra los kurdos, sino sólo contra el PKK y el terrorismo, y así puede continuar con su política genocida en el Kurdistán del Norte.

El PKK ha contribuido de manera decisiva a los logros del Kurdistán del Sur. No cabe duda de que el pueblo kurdo del sur y las fuerzas políticas de allí, también han librado importantes batallas. Pero si el PKK no hubiera existido, si no hubiera iniciado su lucha y si no hubiera dejado una huella decisiva en Kurdistán y en Oriente Medio, todos los logros del Kurdistán del Sur no se habrían producido. Por lo tanto, cuando llegamos a la conclusión de que la lucha del PKK ha conducido a enormes logros en las cuatro partes del Kurdistán, no hacemos otra cosa que llamar a las cosas por su nombre.

FUENTE: Libyajamahiriya / ANF / Edición: Kurdistán América Latina

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *