“El régimen de Damasco no tiene voluntad para solucionar la crisis en el país”

Ilham Ahmed, co-presidenta del Consejo Democrático Sirio (MDS, por sus siglas originales) habló sobre la necesidad urgente de que la Administración Autónoma del Norte y del Este de Siria (AANES) sea reconocida de manera oficial.

Para la dirigente, este reconocimiento “un tema sirio y está vinculado a enmiendas constitucionales”. “Hay comunicación directa con la Administración Autónoma por parte de los países occidentales –aseguró-, especialmente en el tema de lucha contra ISIS y por los prisioneros de la organización terrorista, así como en la cuestión económica en el norte y este de Siria”.

“Se puede decir que estos temas están considerados entre los más importantes que las fuerzas internacionales tramitan con la Administración Autónoma”, señaló Ahmed.

La integrante de la MDS explicó que en “el Consejo Democrático Sirio tenemos relaciones y comunicación con los países, y creo que este tema es un problema sirio integral relacionado con la crisis y su solución, pero hasta ahora no hay señales de una solución política a la crisis siria. Todavía se insiste en continuar y profundizar la crisis siria, ya sea a nivel regional o incluso sirio”.

Ahmed también se refirió al papel que juega Rusia en Siria: “Los rusos han intentado repetidamente desempeñar el papel de mediadores entre nosotros y el régimen sirio, pero todos estos esfuerzos no dieron resultados. El MSD sigue insistiendo en un diálogo abierto con el régimen”.

La dirigente explicó que la vinculación entre Moscú y Damasco vuelve al gobierno ruso incapaz para desempeñar el papel de mediador entre las partes en conflicto. Igualmente, espera que Rusia desempeñe un papel positivo en la resolución de la actual crisis, que sea neutral con las demás partes y que desempeñe un papel de mediador real.

La dirigente agregó que el régimen de Damasco “no tiene la voluntad y la decisión de iniciar un diálogo y llegar a entendimientos para resolver la crisis y cambiar la Constitución. Existen serios obstáculos, entre ellos la injerencia externa y el factor interno representado en la mentalidad del régimen. Todos estos obstáculos impiden el desarrollo de un diálogo serio para poner fin al conflicto sirio”.

La copresidenta del MSD alertó que hay países, como Turquía e Irán, que obstruyen la solución de la crisis siria. También advirtió sobre la existencia “de comunicaciones de inteligencia” entre los gobiernos de Damasco y Ankara.

Ahmed manifestó que las posturas del régimen sirio “no son tranquilizadoras”, y muchas veces son “provocadoras”, además de no permitir “el camino a una solución, sino que entorpecen sus intentos y prolongan la crisis”.

La representante del MSD consideró que el régimen de Damasco considera a quienes exigen democracia, justicia e igualdad, como conspiradores contra la identidad siria y la integridad territorial de Siria.

“Una de las mayores falacias es que el régimen levantó la bandera del arabismo sobre Siria, ya que lo puso como una trampa para los sirios, fusionando todos los componentes bajo ese paraguas”, detalló.

Ahmed indicó que “la identidad siria es la que une a los sirios sin discriminación nacional o ideológica, y es capaz de unir a los sirios, garantiza su igual y el acceso a sus derechos, y es la solución básica. Pero esta caracterización, para el arabismo del régimen, se convierte en una conspiración y una separación. Este idioma lo habla el autoritario Estado turco y todos los países que abogan por la supremacía de una cultura sobre todo el tejido social y el territorio”.

“Esto contradice por completo el tejido de la sociedad siria, ya que siempre se habla de un tejido sirio diverso, pero el dominio del arabismo socava toda la diversidad”, reflexionó.

Ahmed también se refirió a la lucha de las Fuerzas Democráticas de Siria (FDS) contra ISIS y la calificó como “una misión humanitaria, en la cual se requirió apoyo internacional para completar esta tarea. El apoyo aún está en curso”.

La copresidenta del MSD consideró necesario complementar el apoyo militar con el civil por parte de los países para, de esa manera, combatir la ideología de ISIS, asegurando oportunidades laborales a las personas para que no caigan en la trampa de la necesidad de sumarse a grupos terroristas.

“Todos estos motivos son suficientes para apoyar a la Administración Autónoma, además del apoyo político y su participación en los foros internacionales, y las reuniones que se realizan para solucionar la crisis siria, porque es el modelo que supo dar un importante visión hacia la democracia y el cambio”, expresó.

Ahmed además explicó que desde el MSD existe “una amplia comunicación y diálogo con diversas figuras nacionales que tienen un historial de oposición y tendencia al cambio y rumbo democrático”, como también con muchos partidos políticos del país.

“Estamos trabajando para ampliar las relaciones, formar lazos buenos y reales, y avanzar hacia un objeto tangible con respecto al tema de la solución, del acuerdo sirio y el consenso”, estimó.

A su vez, se refirió a la reciente la masacre de Konya, perpetrada con el asesinato de una familia kurda en Bakur (Kurdistán turco) en mano de fanáticos nacionalistas turcos. Ahmed analizó que muchas de estas masacres recientes se producen “como resultado de las políticas del Estado turco”.

“La fobia que el régimen del Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP) tiene contra los kurdos y las prácticas que utiliza contra ellos, es una política peligrosa y tiene graves repercusiones en la sociedad turca. Escuchamos que se están armando y formando células destinadas a llevar a cabo asesinatos”, denunció.

FUENTE: ANHA / Edición: Kurdistán América Latina

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.