“El Tribunal Constitucional de Turquía debe rechazar la solicitud de ilegalización del HDP”

En declaraciones a la agencia de noticias ANF, el presidente del Partido del Trabajo (EMEP), Ercüment Akdeniz, describió el caso sobre el cierre del Partido Democrático de los Pueblos (HDP) como la manifestación judicial fascista del bloque gobernante de la alianza AKP-MHP.

“Quieren suprimir la oposición social cerrando el HDP”, alertó Akdeniz, añadiendo que es el deber de todos luchar para evitar la clausura del partido.

Al subrayar que despojar al diputado del HDP, Ömer Faruk Gergerlioğlu, de su condición de su inmunidad parlamentaria, Akdeniz advirtió: “Esta decisión ha mostrado la realidad de la constitución civil, la reforma y el plan de acción de derechos humanos llevados a cabo por el gobierno del AKP. No tiene ningún sentido presumir de paquetes de reformas cuando las prácticas son así”.

Akdeniz hizo hincapié en que la demanda presentada por la Fiscalía del Tribunal Supremo de Apelaciones para el cierre del HDP no debe considerarse solamente como un caso contra ese partido.

“El AKP ha demostrado que es un partido tutelado. Dentro de la Constitución de 1982 que trajo el golpe de Estado del 12 de septiembre, hay instituciones antidemocráticas que han sobrevivido hasta el presente”.

El dirigente agregó que “en base a esto, las discusiones sobre el cierre del HDP continuaron con una solicitud al Tribunal Constitucional con un movimiento poco sorprendente. Para el Partido del Trabajo, esta decisión es la manifestación judicial de las instrucciones políticas del bloque AKP-MHP”.

“El poder judicial está bajo influencia y presión política –manifestó Akdeniz-. Al mismo tiempo, esta decisión no es sólo una decisión contra el HDP. A través del HDP se quiere suprimir toda la oposición social. Nuestra principal exigencia es que el Tribunal Constitucional rechace esta decisión. De lo contrario, sería una decisión ilegal”.

El líder del EMEP aseguró que “los trabajadores y obreros de Turquía, las fuerzas sindicales y democráticas deben defender al HDP, ya que también son el objetivo de esta decisión. En este país se prohibieron 200 mil huelgas de trabajadores. Se ignoró la voluntad del pueblo con el nombramiento de los administradores. Se ignora la voluntad de los academicos en las universidades”.

“Es el deber de todos, tanto del este como del oeste, defender al HDP –remarcó-. Seremos solidarios con el HDP. Turquía está viviendo un periodo muy polarizado. Hay una alianza republicana por un lado y una alianza nacional, por otro. Hay que abrir una tercera opción: una opción popular democrática revolucionaria”.

FUENTE: ANF / Edición: Kurdistán América Latina

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *