“En esta guerra de 40 años el espíritu guerrillero siempre ha ganado”

Desde el 23 de abril, el ejército turco intenta por todos sus medios ocupar las zonas de Zap, Avashîn y Metîna en el Kurdistán del Sur (Bashur, norte de Irak).

Pelşin Koçgiri, una de las comandantes de la guerrilla de las Unidades de Mujeres Libres (YJA-Star), habló de esta ofensiva en Medya TV.

“De hecho, la fase final de la Tercera Guerra Mundial está teniendo lugar actualmente en las Zonas de Defensa de Medya (donde la insurgencia tiene sus bases). El centro de la guerra es el Kurdistán, y esta guerra mundial comenzó con el complot contra Rêber Apo (Abdullah Öcalan)”, explicó.

Koçgiri aseguró que “nos hemos renovado como guerrilla en este proceso. Nos hemos adaptado a la nueva era, hemos desarrollado nuevas estructuras y nos hemos equipado de tal manera que podemos sobrevivir a una guerra de alta tecnología. Ése es el verdadero peligro que percibe el enemigo, y por eso intentó deshacerse de nosotros. Como siempre, Turquía asume el papel de policía de las potencias internacionales”.

La comandante de las YJA-Star agregó que “esta guerra se ha desarrollado durante 40 años y el espíritu guerrillero siempre ha ganado. Esta guerra de 40 años ha demostrado que no hay nada que la guerrilla no pueda hacer. El Estado turco, que se rige por una lógica estrictamente dogmática, no está en condiciones de comprenderlo. Confía en la tecnología que obtuvo de la OTAN y cree que eso lo sacará de la situación. Pero no tiene ni idea de la fuerza de la guerrilla recién estructurada”.

Koçgiri señaló que los enemigos turcos comprendieron en los últimos meses el poder de la insurgencia. Aunque la realidad, según la comandante, es la siguiente: “El equipo tecnológico fue entregado al Estado turco por la OTAN hace mucho tiempo y ya ha empezado a probarlo. Siempre buscamos la manera de responder más eficazmente y mantener la guerra de guerrillas. Como guerrilla del PKK, no nos limitamos al Kurdistán”.

“Nuestra filosofía e ideología no se limitan a nosotros mismos, somos una fuerza que habla a todo el mundo e inocula esperanza en todo el mundo –analizó-. Hemos aprendido mucho de nuestros sacrificios y nos hemos renovado en cada nueva fase. Hemos cambiado nuestra forma de movernos y posicionarnos. Las consecuencias de esto se pueden ver claramente en los resultados de los dos últimos meses y se harán aún más visibles”.

Koçgiri se refirió al reciente ataque turco en zonas como Mamreşo, donde el ejército de Ankara utilizó armas químicas: “Cualquier persona que sepa algo sobre la guerra puede ver que el Estado turco ha sido derrotado. Asediar un lugar con cientos de soldados y no poder doblegar la determinación de esta gente y obtener resultados es una muestra de desesperación. El uso de armas químicas no es más que una admisión de la derrota. Hasta el último momento estuvimos en contacto con los compañeros y lo último que oímos fue que se estaban utilizando armas químicas”.

A su vez, la comandante expresó que “el nivel que hemos alcanzado como guerrilleras ha sido evidente durante la invasión. Se desencadenó una fuerza realmente potente, tanto en la guerra, como en el contexto de la reestructuración, en la aplicación de la disciplina correspondiente y en el alcance de la resistencia”.

“Actualmente, la historia de las mujeres y la historia del Kurdistán son muy similares –puntualizó-. Al igual que todos los hombres patriarcales están unidos contra las mujeres, todas las fuerzas del sistema están unidas contra el Kurdistán. Estos ataques son la ofensiva final de la cultura de la violación. La región del Kurdistán está expuesta a la violación. La violación es la forma más extrema de violencia contra el alma, las emociones y el cuerpo de una mujer, y el Kurdistán también está siendo violado. Ante este intento de violación, hay tres opciones: guardar silencio, participar y ser cómplice de la violación, o luchar contra ella. En esta fase cada persona tiene que determinar su propia posición”.

FUENTE: Zagros Amargî – Arhat Ba / Medya TV / ANF / Edición: Kurdistán América Latina

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *