Guerra popular revolucionaria contra la ocupación en Rojava

El Estado turco señaló su voluntad de un nuevo ataque de invasión integral contra Rojava (Kurdistán sirio) el 1 de junio de 2022.

Los ataques del Estado turco a Rojava está dirigidos a la lucha del pueblo kurdo por su existencia. Los 30 kilómetros de profundidad en Rojava, que Turquía quiere ocupar, y que se mostraron en la sesión de las Naciones Unidas, dejaron clara su agenda. El silencio de la ONU sobre este plan de invasión también señala la existencia de fuerzas que realmente respaldan esta iniciativa.

Preparación de los pueblos a largo plazo para la guerra

Sin duda, los pueblos del norte y del este de Siria tomaron inmediatamente medidas contra este amplio plan de invasión. Declararon que no tolerarían la ocupación de nuevos Afrin, Serêkaniyê y Girê Spî, ni darían a Turquía la oportunidad de seguir adelante con el plan. Se están haciendo grandes preparativos en la región en el marco de la Guerra Popular Revolucionaria. Esto significa que el pueblo participa y hace la guerra. La inspiración para esta estrategia, que se determinó como una guerra popular a largo plazo en el pasado, fueron las revoluciones vietnamita y china. En las luchas de liberación nacional, como la de Argelia, la participación activa del pueblo en la guerra, el fin de la soberanía de los Estados coloniales ocupantes y su victoria en un largo período de guerra, hicieron de esta postura una estrategia básica de lucha para las naciones oprimidas. Una nación colonial que se encuentra en una posición débil y desorganizada, asegurará su organización durante el largo proceso de guerra y protegerá su país. El poder colonial se debilitará gradualmente y la nación colonial podrá desarraigar el poder colonial del país con un levantamiento.

Dimensiones de la guerra popular revolucionaria

La guerra popular consta de varias fases: defensa estratégica, equilibrio estratégico y ofensiva estratégica.

La guerra popular revolucionaria tiene varias dimensiones. Estas dimensiones consisten en las fuerzas armadas profesionales, las fuerzas armadas de autodefensa, y el pueblo. El campo, y quizás más, los centros urbanos, son los lugares donde se centrará y librará la guerra popular revolucionaria. Aquí, las fuerzas armadas profesionales, las fuerzas de autodefensa y el pueblo hacen la guerra juntos y coordinados. Mientras las fuerzas armadas profesionales asestan golpes eficaces al enemigo, las fuerzas de autodefensa participan en la guerra golpeando al enemigo en lugares inesperados, detrás de las líneas del frente.

Con la participación activa del pueblo se derrota al enemigo. El éxito se consigue asegurando la participación del pueblo. El enfoque básico de la guerra popular revolucionaria es eliminar la inadecuación de mantener al pueblo fuera de la guerra en los procesos anteriores.

Todo el mundo participa, desde los tenderos hasta los médicos

Tratar al pueblo como una dimensión separada no debe significar tratarlo como si estuviera escindido de las fuerzas armadas y de autodefensa. De hecho, estas fuerzas son las que salen del corazón del pueblo. Sin embargo, las fuerzas armadas, como las YPG/YPJ (Unidades de Protección del Pueblo y de las Mujeres) son fuerzas profesionales a tiempo completo. No tienen ninguna otra actividad. También hay fuerzas de autodefensa semi-profesionales, como las HPC (Fuerzas de Defensa). Junto con su propio trabajo, participan en la defensa del pueblo. La masa general está en el trabajo, en casa, en la educación, en la oficina del funcionario, en el lugar de trabajo, en el campo, pero participan en la guerra popular revolucionaria sin interrumpir su trabajo. De ahí viene su fuerza.

El efecto de 40 años de resistencia guerrillera

La guerra de guerrillas se libra en Kurdistán desde hace casi 40 años. Se ha creado un ejército guerrillero muy eficaz. También es cierto que una parte limitada del pueblo participó en esta guerra como “milicia”. También hay experiencias en el proceso de autogestión. Este proceso fue llevado a cabo, principalmente, por jóvenes y fuerzas profesionales armadas. No hubo una participación directa y suficiente de la población en este proceso. El pueblo esperaba que los guerrilleros, que eran “sus propios hijos” de sus fuerzas armadas, derrotaran al enemigo.

También en Rojava se ha producido una revolución. Casi todas las ciudades de Rojava quedaron fuera del control del régimen sirio, y el propio pueblo asumió la administración. Hemos visto el entusiasmo con el que el pueblo ha participado en la revolución y su lugar en los esfuerzos por defender el país contra el ISIS (Estado Islámico).

Las HPC se formaron como fuerza de autodefensa del pueblo durante la Revolución de Rojava.

Como es sabido, la participación del pueblo en la defensa de Kobanê fue limitada, y una situación similar ocurrió más tarde en Afrin, Serêkaniyê y Girê Spî. Las HPC se establecieron en los primeros años de la revolución y realizaron actividades no profesionales.

Las actividades de las HPC, en las primeras etapas, consistían principalmente en ayudar a las fuerzas militares y proporcionar el apoyo de la retaguardia y la logística. Mientras tanto, también participaron en las campañas revolucionarias contra el ISIS. Sus miembros se convirtieron en mártires o resultaron heridos. Posteriormente, controló algunos puntos de seguridad, mítines, reuniones, patrulló en zonas rurales y apoyó a la Asayish (fuerza de orden público) en la ciudad. También llevó a cabo actividades para garantizar la seguridad de las instituciones en gran medida.

Etapa actual

Anteriormente, la organización de las HPC se limitaba a los niveles local y cantonal. Realizaba actividades en el marco de los gobiernos locales. La perspectiva organizativa era de carácter social. La tarea actual de las HPC es hacer que su estructura sea más organizada, que su organización a nivel local se diseñe con una perspectiva común centrada en el gobierno local, y que desarrolle sus capacidades de defensa en favor del país y del pueblo. Además, busca una amplia participación en la conducción de la guerra popular revolucionaria y animar a la población a participar en ella.

Sin embargo, las HPC no se limitan a estas actividades ni a su trabajo. Intenta organizar la defensa civil para hacer frente a los desórdenes sociales y a las catástrofes naturales. La protección de las zonas agrícolas contra los incendios forestales y la participación en la lucha contra posibles riesgos naturales son algunas de sus tareas. En definitiva, su objetivo es participar en los asuntos relacionados con la defensa del pueblo y del país.

Diferencia con las fuerzas militares

También existen otras organizaciones como las YPG, las YPJ y la Asayish. También son organizaciones basadas en la defensa. Las YPG y las YPJ son fuerzas militares totalmente armadas. Su principal campo de actividades es el servicio militar profesional y la defensa. La Asayish también está organizada para prestar servicios de seguridad interna.

La Asayish tiene un papel en la defensa. Prestan servicios de seguridad interna. En este sentido, sus capacidades no pueden compararse con las de las YPG y las YPJ. Las funciones, organizaciones y capacidades de estas fuerzas están determinadas por sus reglamentos internos. Mientras que las YPG y las YPJ tienen una organización completamente profesional, la Asayish tiene un principio de trabajo a tiempo parcial. Es decir, un miembro de la Asayish dedica la mitad de su tiempo a las tareas cotidianas, mientras que el resto lo hace de manera civil. Cuando se trata de cuestiones de defensa, apoya al “ejército” a tiempo completo, pero esto no cambia su situación actual. Las YPG y las YPJ, en cambio, realizan sus propias actividades a tiempo completo durante su periodo de servicio. Estas son las diferencias.

La defensa no puede dejarse en manos de otros

La existencia de estas fuerzas no hace innecesaria la existencia del HPC. Cada organización tiene sus propias tareas. Las HPC están formadas por gente corriente. No tienen un marco y un sentido del deber a tiempo completo, ni profesionalmente, como la Asayish, ni institucionalmente, como las YPG y las YPJ. El patriotismo es el marco básico de las HPC. Su tarea es luchar contra las fuerzas enemigas allí donde sea necesario. En resumen, los deberes de todas las organizaciones mencionadas, incluidas las HPC, están determinados por sus programas, reglamentos e instrucciones. Existen diferencias entre ellas. Ninguna organización está destinada a sustituir a otra.

El principio fundamental es éste: el derecho a la defensa es sagrado, no se puede posponer, transferir o dejar en manos de otros. Por lo tanto, es un asunto propio de la sociedad defenderse. Aunque haya organizaciones establecidas profesionalmente, la sociedad necesita organizaciones o mecanismos para defenderse.

Todo el mundo es miembro natural

No existe el reclutamiento por parte de las HPC. Las personas de todas las nacionalidades y estructuras sociales que viven bajo la Administración Autónoma Democrática en Rojava/Noroeste de Siria (AANES) son consideradas miembros naturales de las HPC. Cualquiera que sea patriótico, que no acepte los ataques de invasión de las fuerzas enemigas y quiera resistirse a ellos, puede convertirse en miembro de las HPC. Por lo tanto, todo miembro de la sociedad es también un miembro de las HPC. Estos son los criterios para formar parte de él.

Las HPC también funcionan como una institución pública. Es abierta, pública y tiene instituciones. Además, cuenta con miles de miembros populares activos, que realizan su trabajo a diario. A su vez, hay miembros en un marco más amplio, que pueden ser convocados cuando se les solicite. Cada miembro de la HPC pasa por un proceso de formación. Estos procesos de formación difieren en función de las actividades y operaciones. Los miembros activos reciben formación a nivel académico.

Las HPC participarán activamente en la batalla

Las HPC participan activamente en los preparativos de una Guerra Popular Revolucionaria contra el Estado turco. Actuarán en línea con sus objetivos fundacionales para proteger la Revolución de Rojava y luchará contra las fuerzas de ocupación. Estarán al lado de las YPG/YPJ cuando sea necesario, lucharán junto a otras organizaciones de defensa y llevarán a cabo tareas de defensa cuando sea necesario. Las HPC se unirán a la batalla en todos los frentes. En caso de un ataque de invasión, la tarea más importante para las HPC y sus miembros serán la defensa del país y del pueblo, mientras que todas las demás tareas serán secundarias. Las HPC ocuparán su lugar en la resistencia contra los ataques de invasión de las fuerzas enemigas y cumplirá sus deberes de autodefensa.

FUENTE: Kahraman Dilsoz / ANF / Edición: Kurdistán América Latina

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.