“Hay una batalla feroz que exige grandes sacrificios”

Tras la derrota de las tropas turcas en Garê (Kurdistán iraquí, Bashur) el año pasado, el ataque de invasión lanzado por Turquía contra las zonas de Zap, Metîna y Avaşîn, desde la noche del 23 al 24 de abril, encontró una feroz oposición. El ejército turco, incapaz de derrotar a la resistencia guerrillera a pesar de la ayuda de la OTAN, todo su armamento, las instalaciones técnicas basadas en el poderío aéreo y el empleo de todos los elementos de combate, ha recurrido a diferentes armas químicas y prohibidas, sin tener en cuenta los aspectos humanitarios, legales y morales globales.

Murat Karayılan, miembro del Comité Ejecutivo del PKK (Partido de los Trabajadores de Kurdistán) y comandante del Comando del Cuartel General del Centro de Defensa Popular (HSM), habló con ANF sobre los últimos acontecimientos en los territorios de Kurdistán.

A continuación publicamos sus principales declaraciones:

Actualmente, hay una feroz batalla en Zap, Avaşîn y Metîna. La guerra no se desarrolla en igualdad de condiciones. En otras palabras, una de las facciones en guerra, Turquía, está utilizando decenas de miles de soldados, tanques, artillería, aeronaves, armas químicas y todo tipo de armas. Por otro lado, los militantes del pueblo kurdo, las guerrillas de la libertad de Kurdistán, resisten con sus bombas y armas individuales. No hay igualdad en este sentido. Sin embargo, la voluntad de las guerrillas de la libertad contrarresta la maquinaria de guerra turca.

Aunque hubo ceses al fuego ocasionales cuando propusimos una solución por la vía pacífica democrática en estos 38 años de guerra, siempre ha habido un enemigo brutal, cruel y chovinista contra nosotros. El Estado turco tiene una naturaleza nacionalista. Constantemente intentan destruirnos. Llevamos 38 años luchando contra este enemigo. Sin duda, también hemos ganado algo de experiencia. Estamos luchando en nuevas formas y métodos. Estamos enfocados en cómo podemos eliminar la tecnología de guerra terrestre y aérea y las armas químicas en manos del enemigo, y estamos mejorando el proceso. Quiero decir, nadie sería capaz de pararse allí si fuera de otra manera. ¿Por qué? Porque hay constantes bombardeos turcos en estas áreas. Las tropas turcas usan ropa de protección para armas química y usan productos químicos. Hay un ataque cobarde contra nosotros. Hay una resistencia muy sagrada e histórica contra la incursión turca. Uno debe saber que los luchadores por la libertad tienen fe, voluntad y amor por la patria. Creen en la patria, la libertad y la democracia, y promueven los valores humanos. Sin embargo, se encuentran con atrocidades y todo tipo de métodos sucios. Este es el estado actual de la guerra.

Al respecto, las tropas enemigas atacaron primero la provincia de Zap, es decir, las regiones de Rêkanî y Nêrwe. Estuvieron atrapados allí durante unos días. El ejército turco sufrió pérdidas y fue blanco de contraataques de la guerrilla, como fue el caso de KuroJahro y Çiya Reş.

El ejército turco sufrió tantas bajas allí. Estaban atrapados, y de hecho fueron derrotados. No han ganado hasta ahora, han sido golpeados. Las tropas turcas aún no han entrado en ninguna zona donde hayan superado a las guerrillas de la libertad. Pero en muchos lugares, los soldados y guerrilleros luchan a corta distancia.

De hecho, hay una batalla feroz y dura. Entonces, lo estoy diciendo aquí ahora mismo. Es fácil de decir, pero no fácil de hacer. Tiene dificultades. Exige grandes sacrificios. Si no hubiera grandes sacrificios, tal resistencia no sería posible. Esto no es algo ordinario. Hoy marca el día 45 en la guerra en curso. Parece casi imposible resistirse a tal ejército que usa todas las armas avanzadas, incluso las prohibidas. No es una cosa tan fácil. Hay más que decir, pero este no es el lugar para decirlo. Pero después de que se atascó, el ejército turco se centró en el oeste, en Ava Ze, que llamamos Zap. Entonces, ahí están los cerros Cudi, FM y Amedi. Nuestros camaradas lo llaman la colina Hakkari. Es la colina más alta detrás de Amadiya. El ejército turco se centró en estas colinas. También volvió a entrar en Metîna. Las tropas turcas aún permanecen en el mismo lugar donde fueron desembarcadas por primera vez durante los últimos 44 días. Quieren avanzar pero siempre reciben fuertes golpes. Sé que muchos helicópteros turcos fueron atacados y algunos derribados. Según nuestros principios, no decimos que un helicóptero fue derribado si no lo vemos con nuestros propios ojos. Cerca de Zap está el cerro de Cudi. Nuestros camaradas atacaron hoy dos helicópteros Sikorsky y se informa que uno de ellos fue derribado. Hay un puesto militar en la frontera cerca de Çele (Çukurca). Se encuentra en una colina. Nuestros compañeros informaron de una gran explosión después de que este helicóptero aterrizara allí. Entonces, es posible que haya explotado, matando a los soldados que estaban dentro. Pero no dicen que fue destruido porque no pudieron verlo con sus propios ojos. Quizás esos helicópteros que recibieron golpes vayan a sus lugares y exploten ahí. La mayoría de los soldados en estos helicópteros pueden haber muerto.

En otras palabras, puedo decir que el Estado turco está sufriendo graves bajas en esta guerra. Sin embargo, las autoridades turcas no lo revelan al público. Numerosos soldados turcos han muerto. Turquía consiente en sacrificar a sus soldados para obtener resultados. Erdogan-Bahceli son los responsables de este salvajismo. Quieren que el pueblo turco y los hijos del pueblo kurdo sean asesinados por el bien de su propio gobierno. Quieren mantener su poder a través de la sangre.

Las armas químicas son las más utilizadas en esta guerra. Esto es en lo que se están enfocando en este momento. Por ejemplo, nuestros camaradas identificaron siete tipos diferentes de armas químicas que el ejército turco ha utilizado hasta ahora. ¿Cómo los identifican nuestros compañeros? Por el color de las armas químicas. Por ejemplo, el color del primero es negro, como la brea. Ese es su tono. El segundo es amarillo. El tercero es de color plateado. El cuarto es verde y es inodoro. Algunos tienen olor, pero este no tiene olor. Otro es de color marrón. El sexto es rojo. Huele a jabón. El color del último es blanco. Sólo podemos identificarlos por colores. En otras palabras, parece que se utilizan varios gases químicos contra nosotros. Por lo tanto, el público, nuestra gente, los defensores de los derechos humanos y los que están en contra de las armas químicas deberían tener esto en cuenta. El ejército turco tiene decenas de miles de soldados con fuerzas aéreas y terrestres, pero todavía no tienen esa voluntad; quieren obtener resultados usando armas químicas. Entonces, el estado actual de la guerra es algo así. Creemos en nosotros mismos y en nuestras formas y métodos. Tenemos una guerra novedosa, que llamamos método del siglo XXI, y creemos que eliminaremos todas sus armas y los venceremos. Estamos decididos a hacerlo hasta el final. Los compañeros que siguen luchando allí están decididos hasta el final. Sabemos que este es un tema fundamental e importante para nuestro pueblo y los pueblos de la región. Como hemos dicho antes, esta es una guerra de vida o muerte. Tomamos riesgos, pero definitivamente nos enfrentaremos a este enemigo y lo venceremos.

FUENTE: ANF / Edición: Kurdistán América Latina

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.