Jinwar: el centro de la vida comunal

Jinwar, el pueblo de las mujeres de Rojava (Kurdistán sirio), se estableció en condiciones de guerra. Rûken Rojda, integrante de la Academia de Jineolojî, explicó que “las mujeres demostraron que pueden liderar en todos los ámbitos de la vida con la Revolución de Rojava”.

Rûken agregó que mucha gente viene a visitar la aldea de Jinwar por curiosidad y añadió que las visitantes se asombran cuando entran en contacto con un lugar de ese tipo en una región asediada por los ataques y bombardeos.

“La Revolución de Rojava es conocida como una revolución de mujeres y los logros de las mujeres son fáciles de ver –explicó -. Con la revolución, las mujeres pasaron a primer plano en el ámbito político, militar, económico, cultural, artístico y en todos los ámbitos de la vida”.

A esta reflexión, agregó: “La creación de la aldea de Jinwar fue uno de los logros de la Revolución de Rojava. Como su nombre indica, es una aldea donde las mujeres viven, se ganan la vida y reciben educación. Las mujeres que viven en Jinwar demostraron, una vez más al mundo entero, su fuerza de voluntad”.

Rûken indicó que “las mujeres y los niños son los que más sufren en la guerra. Con la Revolución de Rojava, el papel de las mujeres en las instituciones construidas con el sistema de Autonomía Democrática, se hizo más prominente. La aldea de mujeres fue creada para tener más lugar en estas instituciones y organizaciones”.

“La forma en que se establecería la aldea y su propósito fueron discutidos en 2017 y acordados por todas las organizaciones en el norte y el este de Siria –recordó-. Todas las mujeres que trabajan en las instituciones participaron en el establecimiento de la aldea. En el Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, el 25 de noviembre de 2017, se inauguró Jinwar”.

Al describir el funcionamiento de la aldea, Rûken señaló: “Se implementa un sistema comunal y en la aldea hay consejos. Se lleva a cabo una reunión cada 15 días para discutir cómo desarrollar aún más la aldea y para el mantenimiento de nuestro sustento. Aquí, además del sistema educativo para mujeres y niños, también hay una Academia de Educación. Las mujeres kurdas, árabes e internacionalistas toman su lugar en todos los campos. Porque la aldea de Jinwar es para mujeres de todas partes del mundo”.

Sumado a todo esto, dijo que en Jinwar “hay lugares para satisfacer las necesidades diarias, como panaderías y tiendas. Las mujeres se ganan la vida trabajando en la agricultura y la cría de animales. El Hospital Şifa Jin trata muchas enfermedades con remedios naturales hechos de hierbas”.

Por último, Rûken reflexionó que quienes “visitan nuestra aldea trabajan en nombre de Jinwar desde afuera. Porque las mujeres han demostrado que pueden liderar en todas las áreas de la vida y defender sus derechos con la Revolución de Rojava. Por lo tanto, aunque hay diferentes ataques por parte de los poderes gobernantes, no podrán lograr sus objetivos contra la voluntad de las mujeres”.

FUENTE: ANF / Fotos: Jinwar – Free Women’s Village Rojava / Edición: Kurdistán América Latina

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.