KNK: “Apoyamos las demandas del pueblo de Kurdistán del Sur”

El Consejo Ejecutivo del Congreso Nacional del Kurdistán (KNK) emitió una declaración sobre la reunión extraordinaria que celebraron el 12 de diciembre para debatir la situación en Kurdistán del Sur (Bashur, norte de Irak), donde continúan las protestas contra la crisis económica de la región.

En la declaración se señaló las crecientes protestas en todo Kurdistán del Sur: “El hecho de que no se hayan resuelto los problemas existentes durante años, ha llevado la situación en Bashur a un nivel alarmante”.

Destacando el descontento y la ira del pueblo que se extiende por las calles, el KNK aseguró: “A nuestro pesar, los últimos incidentes han sido testigos de violencia y métodos no deseados. Algunos ciudadanos resultaron heridos y otros perdieron la vida”.

Desde el KNK también demandaron la liberación de todos los detenidos durante las manifestaciones.

“Apoyamos las demandas legítimas de los manifestantes para lograr el derecho a la subsistencia, el servicio, la libertad, una vida contemporánea y honorable. Esperamos que estos derechos fundamentales puedan ser alcanzados de una manera democrática y pacífica”, apuntaron en el comunicado.

El KNK indicó que la experiencia demuestra que la inobservancia y la represión brutal de las demandas de la gente nunca darán solución a los problemas. Además, se subrayó que sólo la paz y el diálogo podrían allanar el camino para una solución.

Por último, le demandaron “a las fuerzas de seguridad que dejen de usar las armas contra los manifestantes”.

Las protestas en el Kurdistán del Sur comenzaron como resultado de la prolongada crisis económica y el impago de los salarios. Las protestas han continuado durante días. Como resultado de los ataques lanzados por las fuerzas de seguridad en las manifestaciones de Sulaymaniyah, Ranya, Halabja, Derbendixan y Seyidsadıq, muchas personas han perdido la vida y muchas otras han resultado heridas. A medida que aumentan las reacciones de las fuerzas de seguridad contra los activistas, también aumenta el apoyo a las protestas.

En este marco, expertos religiosos que se reunieron en Koye hicieron una declaración sobre las protestas y dijeron que apoyaban las protestas, al mismo tiempo que criticaron las políticas del gobierno y la violencia utilizada por las fuerzas de seguridad contra los manifestantes.

“Bajo ninguna circunstancia se debe derramar sangre en las manifestaciones”, expresaron en la declaración.

“Las protestas son un derecho legal –aseveraron-. Las demandas de reforma del pueblo kurdo deben ser cumplidas por el gobierno. La corrupción debe ser evitada y los salarios de los empleados deben ser pagados”.

“Como eruditos religiosos, abrazamos las demandas de los activistas y exigimos que se cumplan -afirmaron. Expresamos nuestras condolencias a las familias de los que perdieron sus vidas en las protestas y la urgente recuperación de los heridos. Los detenidos en Sulaymaniyah y en otros lugares deben ser liberados lo antes posible”.

FUENTE: ANF / Edición: Kurdistán América Latina

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *