La bandera de la resistencia en el siglo XXI está en manos de las mujeres

La co-líder del Comité Ejecutivo del Consejo Democrático Sirio (MSD), Ilham Ahmed, aseguró que “el mundo es testigo de un progreso en la resistencia y la conciencia de las mujeres, y que la victoria de las mujeres en el noreste de Siria será una victoria para las mujeres de Siria, Oriente Medio y el mundo entero”.

Ahmed se refirió al Día Internacional de las Mujeres y dijo que “el 8 de marzo es un día importante en la historia de la humanidad y las mujeres, y es resultado de los continuos esfuerzos y la lucha de las mujeres”.

“Un día no es suficiente para las mujeres, porque hay una fuerte hegemonía, y este asunto afecta mucho a la familia, a todos los aspectos de la vida, así como al aspecto mental y psicológico –analizó-. Para eliminar y corregir todos estos problemas profundos, se requiere una lucha incansable, más conciencia y organización”.

Ahmed explicó que en el siglo XXI “se abrieron grandes puertas para que las mujeres puedan realmente expresarse y así trabajar para cambiar la situación en la que viven, obtener sus derechos y alcanzar la igualdad y la justicia. El avance que se producirá en este contexto es lo que le da al día 8 de marzo su verdadero significado. Los campos que se abrieron a las mujeres y la sociedad tienen grandes significados, y esto debe continuar, y todos los días deben ser el 8 de marzo”.

“Las mujeres del noreste de Siria han luchado y resistido contra tres mentalidades: la primera es la mentalidad de la autoridad gobernante baazista que administró Siria para muchos años. La segunda es la mentalidad de los mercenarios de ISIS, que se extendió en los últimos años por la región, ya que era una etapa muy oscura en la historia de las mujeres, pero las mujeres se enfrentaron a una gran resistencia frente a esta mentalidad. La tercera es la mentalidad de la comunidad masculina, y las mujeres del noreste de Siria libraron una lucha incansable contra todas estas mentalidades”, afirmó la co-presidenta del MSD.

Ahmed manifestó que “las mujeres han luchado y resistieron contra la mentalidad dominante, y entraron en más campos de los que nunca antes habían estado, como el militar, el político y otros muy variados”.

La dirigente también se refirió a los resultados y logros alcanzados por las mujeres en el noreste sirio: “Las mujeres han llevado la bandera de la resistencia. Hoy, los libros están siendo escrito sobre la resistencia de las mujeres en la región, se están preparando películas además de decenas de otras obras”.

“En el mundo, cuando las mujeres hablan de su lucha, siguen el ejemplo de la resistencia y la lucha de las mujeres en las áreas del norte y este de Siria –reflexionó-. Aquellos que apliquen lo que piensan a la realidad, y las grandes victorias y logros que hayan obtenido, se convertirán en propiedad de la humanidad y en un ejemplo a imitar en todo el mundo. Las mujeres del mundo han mostrado una gran resistencia contra la brutalidad de los mercenarios de ISIS, así como contra la autoridad masculina dominante”.

Ahmed aseveró que en la actualidad, “el sistema y la política están en manos de los hombres, y no será fácil para una mujer librar la lucha diplomática y mostrar la verdad, porque comprender y asimilar este sistema que adopta la mentalidad autoritaria masculina, y así enfrentarlo, imponer hechos y orientarlo hacia el cambio, requiere esfuerzo, lucha y una organización muy fuerte”.

“Los intereses globales y el sistema estatal están trabajando para aplastar todos los esfuerzos para comprender el problema de las mujeres y sus derechos –advirtió-. Frente a esta mentalidad, las mujeres de nuestras áreas han asumido un papel importante, una responsabilidad y lo siguen desempeñando. Es difícil, pero la victoria lleva a un cambio de percepción”.

Ahmed destacó que las mujeres de la región pudieron fortalecer su organización frente al régimen autoritario y patriarcal, a los ataques de ISIS y las amenazas del Estado turco. Ante esta situación, indicó, las mujeres continúan construyendo “un sistema en el que se logró la igualdad, promulgaron sus propias leyes, y en poco tiempo pudieron participar en todos los ámbitos de la vida”.

“Estos logros se alcanzaron con la sangre de los mártires –remarcó-. Frente a todas estas amenazas y ataques, la resistencia fue una realidad brillante, y hay que verlo y trabajar para seguir desarrollándola. Las mujeres tienen un papel muy destacado en la continuidad del sistema de Administración Autónoma y el proyecto de hermandad de los pueblos. Son capaces de luchar por la promoción de la convivencia entre las culturas coexistentes y desarrollar este proyecto”, estimó.

Por último, Ahmed reiteró que “la presencia de las mujeres así como su lucha y resistencia son muy necesarias para lograr la paz y la democracia. La lucha que se libere aquí se convertirá en la herencia de las mujeres de Siria y de Oriente Medio, y luego en herencia de todas las mujeres del mundo. Lograr la democracia y la paz mundial es responsabilidad de las mujeres”.

​​​​​​​FUENTE: Jihan Belkin / ANHA / Edición: Kurdistán América Latina

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.