“La guerrilla ha infligido una gran pérdida a los ocupantes genocidas”

La copresidencia del Consejo Ejecutivo de la Unión de Comunidades de Kurdistán (KCK) emitió un comunicado sobre la operación militar desatada por Turquía en la región de Garê, en las Zonas de Defensa de Medya, en el sur de Kurdistán (norte de Irak), que fracasó debido a la resistencia de la guerrilla.

A continuación publicamos la declaración completa:

Al igual que en el ataque a la región de Zap el 21 de febrero de 2008, recientemente se inició un ataque de ocupación contra las Zonas de Defensa Medya. Durante cuatro días, más de 50 aviones de combate y decenas de helicópteros bombardearon la región de Garê, en el sur de Kurdistán. Bajo la protección de este intenso bombardeo, se desplegaron soldados turcos en muchas áreas. Sin embargo, la mayoría de los intentos de desplegarlos fueron rechazados. Después de una resistencia histórica, los guerrilleros de las HPG (Fuerzas de Defensa Popular) y YJA-Star (unidades de mujeres) derrotaron al ejército turco. Felicitamos a la guerrilla. La Guerrilla de la Libertad de Kurdistán ha asestado una gran derrota al ejército del Estado turco genocida, que busca aplastar el Movimiento de Libertad Kurdo para luego llevar a cabo un genocidio contra el pueblo kurdo.

Durante años, el gobierno fascista de los partidos AKP-MHP y sus jefes fascistas Tayyip Erdogan y Devlet Bahçeli han repetido que aniquilarían la presencia kurda dondequiera que exista y así llevar a cabo un genocidio. En consecuencia, han llevado a cabo ataques genocidas contra el pueblo kurdo en Kurdistán del Norte y operaciones de ocupación en Rojava y en el Kurdistán del Sur. El objetivo de estas operaciones de ocupación era aplastar el Movimiento de Libertad Kurdo liderado por el PKK (Partido de los Trabajadores de Kurdistán) y así avanzar con el genocidio kurdo, mientras también sometían a los pueblos de Oriente Medio a un sistema de opresión. El ataque a la región de Garê no fue, como afirman el AKP y el MHP y sus medios especiales de guerra, dirigido solo a unas pocas áreas específicas. Durante días difundieron su propaganda afirmando que las sedes de la guerrilla y muchas bases estaban ubicadas en Garê. Como parte de su propaganda, también anunciaron que tomarían el control de (las montañas de) Qandil y otras áreas después de ocupar la zona, aplastando así el Movimiento de Libertad Kurdo.

Los canales de televisión turcos, que se han convertido en portavoces del gobierno de Tayyip Erdogan y Devlet Bahçeli, también anunciaron que pronto se realizarían celebraciones en Ankara. En el 22º aniversario de la conspiración internacional (en la que se secuestró a Abdullah Öcalan), habían planeado celebrar la aniquilación del PKK. Como parte de este plan, también querían utilizar a los marineros turcos, rescatados recientemente en Somalia después de pagar un rescate, en las celebraciones por la aniquilación del PKK, difundiendo así su propaganda de lo poderoso que era su gobierno.

Las fuerzas de ocupación habían amenazado con realizar un rápido ataque sorpresa y aplastar a la guerrilla. Soñaban con lograr la victoria utilizando todo tipo de recursos técnicos y fuertes bombardeos. Sin embargo, bajo fuertes ataques, ahora se han retirado rápidamente. Al igual que en la región de Zap “llegaron corriendo a caballo solo para irse a pie, derrotados”, como dice el refrán. Después de la operación Zap, el jefe de estado mayor turco, Yaşar Büyükanıt, declaró públicamente que su retirada había sido más que fácil. Hoy, su único éxito es que lograron escenificar una fuga de Garê que, incluso, ha superado lo sucedido en Zap en 2008.

El jefe de estado mayor turco ya había admitido, meses antes, que se estaba elaborando un plan de ocupación. Tal idea solo habría sido posible después de meses de planificación. El primer paso se llevó a cabo en Heftanin, pero debido a la resistencia de la guerrilla no pudieron lograr los resultados que deseaban. Esta vez, intensificaron y ampliaron sus planes. Antes de comenzar a ponerlo en práctica, visitaron Irak y prometieron aplastar al PKK, que lleva 40 años luchando contra el Estado turco. Posteriormente, visitaron Erbil, en el sur de Kurdistán, e hicieron los ajustes finales al plan junto con el Partido Democrático de Kurdistán (PDK). Después de obtener su aprobación y su apoyo de inteligencia, comenzaron su ataque el 10 de febrero. Al igual que durante su agresión a la región de Zap en febrero de 2008, su objetivo era destruir el cuartel general de la guerrilla y luego atacar todas las demás áreas controladas por ésta. Días antes del inicio de la operación, habían demostrado claramente cuán amplios eran sus objetivos al declarar que “nuestros soldados están en camino a Qandil y el PKK será completamente derrotado”.

Es importante que todos sepan que su plan era aplastar a la guerrilla y al PKK con este ataque y así completar el genocidio kurdo. Después de derrotar a la guerrilla y al PKK, querían destruir todas las conquistas kurdas, incluido el estatus autónomo del Kurdistán del Sur, al que habían calificado repetidamente como “un error” del pasado. Por lo tanto, habrían dado un gran paso hacia el control de las provincias de Mosul y Kirkuk. Todos los días, (desde Turquía) afirman que aplastarán la Revolución en Rojava. Por lo tanto, la derrota infligida al genocida ejército de ocupación turco en Garê constituye una victoria para todos los kurdos. Después de esta resistencia -una victoria para todos los kurdos-, todos en las cuatro partes del Kurdistán y más allá tienen que celebrar. Tienen que garantizar la libertad de nuestro líder Abdullah Öcalan y del pueblo kurdo, convirtiendo esta reciente pérdida en la derrota de la conspiración genocida del 15 de febrero (de 1999, cuando fue secuestrado Öcalan).

Esta victoria ha infligido una gran pérdida para los ocupantes genocidas. No es solo la victoria del PKK sino de nuestro pueblo kurdo en su conjunto, en las cuatro partes del Kurdistán y de todas las fuerzas políticas kurdas. Todo el pueblo de Kurdistán debe aceptar este éxito. Necesitan reunirse en torno a la guerrilla que ha logrado este éxito y fortalecerla. Por lo tanto, nuestro pueblo debe unirse a la lucha por la liberación de las cuatro partes del Kurdistán.

Esta resistencia ha demostrado, una vez más, que la guerrilla es la fuerza protectora del Kurdistán del Sur. Cuando Daesh atacó, fue ésta quien lo protegió, especialmente a Erbil y Kirkuk. Hoy ha vuelto a protegerlo. Esto demuestra que ningún atacante podrá nunca causar daño cuando el Kurdistán del Sur se unifique con la guerrilla. El Estado turco continuamente presiona, chantajea y amenaza a las fuerzas políticas kurdas para hacerlas atacar a nuestro Movimiento por la Libertad. Esta resistencia histórica ha derrotado esta política de presiones, amenazas y chantajes. Por lo tanto, ha salvado al pueblo kurdo y a sus fuerzas políticas de esta carga.

La derrota infligida al ejército turco en Garê, al igual que la derrota en Zap en 2008, ha expuesto la verdadera naturaleza del Estado turco. Ha demostrado la determinación y habilidad del pueblo kurdo y sus luchadores que batallan por la libertad. Con base en este hecho, el pueblo kurdo, especialmente los jóvenes y las mujeres, necesita aumentar su apoyo a la guerrilla y al Movimiento de Libertad Kurdo. Esto debería animarlos a unirse. Después de la resistencia Zap en 2008 y los ataques de Daesh en 2014, la juventud kurda se apresuró a unirse a la guerrilla. Lo mismo debe suceder hoy. Porque ésta garantiza la existencia y libertad de este pueblo.

El Estado turco genocida busca ocupar las Zonas de Defensa Medya por completo y aplastar al PKK para terminar con el genocidio kurdo. Para encubrir su derrota en Garê, el Estado genocida turco está tratando de poner a los prisioneros de guerra, que fueron asesinados por el propio Estado turco, en la agenda. Esto es solo una distorsión de las fuerzas especiales de guerra que intentan encubrir su derrota. Es importante no permitir que el gobierno del AKP-MHP encubra su derrota y así se salve. Por tanto, nadie debería caer en estas distorsiones. Esta es la derrota de Tayyip Erdogan y Devlet Bahçeli que intentan mantenerse en pie con la ayuda de la guerra y el derramamiento de sangre. Con su política de guerra y la opresión fascista, este gobierno ha llevado a Turquía a un punto muerto tanto dentro como fuera del país. Ha convertido al país en un lugar donde la vida se ha vuelto imposible. Hoy, los pueblos de Turquía deben deshacerse de este gobierno. Después de su reciente derrota, el gobierno del AKP-MHP ha aumentado sus amenazas contra el pueblo kurdo y las fuerzas democráticas. Este solo hecho demuestra que este gobierno ha llegado a su fin. Contra esta amenaza, el pueblo kurdo y las fuerzas democráticas deben insistir en su demanda de democracia y libertad que sirva a los intereses de los pueblos de Turquía. Es importante que los pueblos sepan que el gobierno del AKP-MHP no puede gobernar Turquía. Carecen por completo de esta habilidad. Día a día, provocan nuevos desastres y convierten cada vez más a Turquía en un lugar donde la vida es imposible. Por lo tanto, los pueblos del territorio y las fuerzas democráticas deben poner a este gobierno en su lugar y deshacerse de esta carga. Al construir una Turquía democrática y un Kurdistán libre, necesitan convertir Oriente Medio en un territorio para una sociedad democrática.

Este gobierno fascista constituye el enemigo de los pueblos de Turquía, Oriente Medio y toda la humanidad. La guerrilla ha logrado una gran victoria en la lucha por deshacerse de este gobierno. Con gran alegría y sentimiento patriótico-revolucionario felicitamos a la guerrilla. Conmemoramos a nuestros mártires. Y hacemos un llamado a todo el pueblo kurdo y a todas las fuerzas democráticas para que aumenten su lucha para convertir esta victoria en una celebración de la democracia.

FUENTE: ANF / Edición: Kurdistán América Latina

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *