La historia se está reescribiendo con la participación de las mujeres

El Movimiento de Mujeres en el norte y este de Siria, denominado Kongra Star, junto a otras mujeres de la región, hicieron importantes contribuciones a la diplomacia, la política, la prensa, la cultura, la organización, la educación, la ciencia y el ejército. Además, fueron precursoras en todos los ámbitos académicos.

Rîhan Loqo, integrante de la coordinación del Kongra Star, afirmó que “las mujeres construyeron la revolución femenina dentro de la revolución. Se organizaron, se formaron, se informaron y entraron en el ejército”.

En esta entrevista, Rîhan Loqo habla sobre la actualidad en el noreste de Siria y se refiere al Día Internacional de la Mujer Trabajadora, que se conmemora el 8 de marzo en todo el mundo.

-Desde el 8 de marzo de 2021, ¿cómo ha progresado el movimiento de mujeres de Rojava en el ámbito político, social y diplomático?

-El Kongra Star y las mujeres del noreste de Siria hicieron importantes contribuciones a la diplomacia, la política, la prensa, la cultura, la organización, la educación, la ciencia y el ejército. Fueron precursoras en todos los campos. No se limita a la posición de la mujer entre las cuatro paredes de su casa, ni a los actos realizados con el permiso del Estado, como ocurría antes de la Revolución de Rojava. Las mujeres alcanzaron la capacidad de decisión gracias al sistema desarrollado en el noreste de Siria. Todos los proyectos fueron realizados por mujeres, la vida se reconstruyó desde la perspectiva de la mujer y la historia se escribió teniendo en cuenta la inclusión de la mujer. Algunos trabajos en diplomacia, política y sociología se realizaron con este fin. Persistieron los esfuerzos por reconocer la revolución femenina, elevar la lucha, ampliar el trabajo, llegar a todas las mujeres, comprender el significado del Kongra Star y defender los logros de las mujeres. Todo el mundo se pregunta por qué, y el secreto de nuestra revolución es reconocida como la Revolución de las Mujeres, y están al acecho de su secreto. Las mujeres iniciaron en secreto la revolución femenina dentro de una revolución más amplia, organizándose, educándose y alistándose en el ejército. Kongra Star es una obra social, ya que representa a la sociedad. Por lo tanto, no hay separación entre la sociedad y el Kongra Star.

-¿Cuántas organizaciones de mujeres existen en Rojava bajo el paraguas del Kongra Star y cómo interactúa con las instituciones de su organización?

-Yekîtiya Star, el primer movimiento de mujeres del noreste de Siria, se creó el 15 de enero de 2005. En el momento de su anuncio, la dictadura del partido Baas estaba librando una feroz campaña contra las mujeres y el movimiento. Por ello, se creó Yekîtiya Star en secreto, para llegar a las mujeres, organizarlas y formarlas. A pesar de todos los ataques, problemas, detenciones y presiones, las actividades de Yekîtiya Star se ampliaron.

Ahora, hay numerosos movimientos de mujeres en la región. Se organizan actividades en Damasco, Homs, Alepo y en toda Siria. Sin embargo, las sedes de estos grupos se encuentran en el noreste de Siria, donde se dio la oportunidad a las organizaciones de mujeres. Decenas de organizaciones, movimientos, instituciones y organizaciones han establecido sus sedes en el noreste de Siria. Podemos utilizar, como ejemplos, la Organización Sara para la Lucha contra la Violencia hacia las Mujeres, la Organización Nûdem y numerosos grupos más. El Consejo de Mujeres Sirias y el Consejo de Mujeres del Noreste de Siria se crearon como resultado de estos recientes acontecimientos. Se creó la Comunidad de Mujeres Zenubias, especialmente en Raqqa, Tabqa y Deir Ezzor. Estos grupos están construyendo proyectos que abarcan todo el territorio de Siria.

Como Kongra Star, nos comunicamos con todas las organizaciones de mujeres afiliadas al Consejo de Mujeres del Noreste de Siria. Colaboramos en muchos proyectos. La lucha de todas las mujeres es por la libertad, la democracia y la igualdad. Seguimos colaborando por el mismo objetivo. Todas las organizaciones de mujeres son bienvenidas en la Asamblea de Mujeres del Noreste de Siria. Junto con el movimiento de mujeres, llevamos a cabo todos los planes y programas relacionados con la lucha contra la violencia contra las mujeres, la defensa de las conquistas revolucionarias, el rechazo a los ataques del Estado turco invasor contra la región.

-¿Cuáles son las relaciones del Kongra Star con las organizaciones de mujeres de Oriente Medio, en particular en Siria?

-En Siria tenemos organizaciones hasta cierto punto. Tenemos presencia en Alepo y en Damasco. Tenemos un centro en Damasco y en otras zonas controladas por el régimen sirio, y mantenemos buenos vínculos con las organizaciones de mujeres. Además, tenemos un centro oficial en Líbano. También tenemos oficinas en el Kurdistán del Sur (Bashur) y en Europa. También estamos trabajando para fortalecer nuestras organizaciones europeas. Creemos que es fundamental abrir centros de Kongra Star en todo el mundo para construir una vida libre, propagar la lucha de las mujeres en todo el mundo, introducir la revolución y ser la voz de la revolución. En comparación con tiempos anteriores, estamos creciendo y extendiéndonos. Podemos ser testigos de cómo el Kongra Star se eleva como resultado de la unidad, la solidaridad y la organización de las mujeres. El Kongra Star se ha convertido en un refugio para todas las mujeres. Se ha estructurado en 13 categorías, entre ellas la militar, la política, la diplomática, la periodística, la cultural, la económica y la educativa, con decenas de mujeres en cada una. Todas las mujeres participan activamente en su profesión y asumen un papel de liderazgo en la sociedad.

-El ámbito social puede ser uno de los pilares más esenciales del Kongra Star. ¿Hasta qué punto han avanzado en este sentido?

-Para empezar, las mujeres con espíritu guerrero, como Leyla Agirî, Zehra Berkel, Yadê Aqide, Yadê Emine, Hind y Sedaa, sacrificaron sus vidas luchando hasta el último segundo de su vida. Se lo debemos todo a estas figuras destacadas.

Nuestro trabajo sobre la justicia sigue en marcha, en general. Hemos publicado artículos sobre los derechos de la mujer, la igualdad de género, los matrimonios precoces, las bodas forzadas y los matrimonios que no incorporan un modelo de familia democrática. Hemos intentado explicar a la sociedad los problemas que conlleva el matrimonio precoz. Se han realizado muchos trabajos para que la sociedad se dé cuenta de por qué defendemos estos artículos y por qué queremos que se apliquen. En los últimos años, nos hemos centrado en el matrimonio a una edad temprana, y hemos continuado nuestros esfuerzos en esta dirección. Como Kongra Star y como mujeres, hemos trabajado duro para encontrar una solución a la cuestión de por qué nos oponemos a la poligamia. No aceptamos la difusión y la expansión del concepto de poligamia y nos enfrentamos a él.

Por otra parte, se han realizado importantes investigaciones sobre el sistema de copresidencia. En el noreste de Siria se estableció un sistema de copresidencia bajo el liderazgo de las mujeres. Hicimos un seguimiento del nivel de implementación del sistema. Por supuesto, este sistema tardó en asentarse, porque nos encontramos con imposiciones y una falta de voluntad de aceptación y una actitud patriarcal que se oponía a este sistema. Todos nuestros esfuerzos se dirigen a que el individuo complete el programa y ahora acepte sinceramente nuestro sistema. Sin embargo, todavía hay preocupaciones sobre quienes se niegan a aceptar. Educar tanto a los hombres como a las mujeres en esta dirección ha llevado mucho tiempo.

Este año, el sistema de copresidencia ha sufrido importantes cambios y modificaciones. También ha habido cambios significativos en los homólogos femeninos. Destacan conceptos como la opinión de la mujer, la decisión, no tomar una decisión sin la mujer, o tomar a la mujer como factor determinante. Ahora es natural considerar a la mujer como responsable y reconocer su existencia. El hombre comprendió que no era el único que tomaba decisiones ni el único con autoridad para hablar. Este año se hizo hincapié en la educación de los hombres. Las mujeres también deben ser educadas y conscientes, pero una lucha unilateral no es una estrategia productiva. Por ello, nos concentramos en la educación de los hombres. Los programas de educación en una variedad de áreas, incluyendo la historia de las mujeres, Jineolojî, la realidad de las mujeres, la mentalidad patriarcal, la convivencia, y otros temas, y casi todos los hombres pasaron por la formación. Hemos visto que el resultado de años de formación en las academias es aún más productivo este año. Los hombres reconocieron la necesidad del cambio, e incluso tuvimos amigos varones en la organización que educaron a su propio género sobre la lucha de las mujeres, y estos estudios son continuos.

Las mujeres se protegieron a sí mismas y a su nación dentro de las realidades de la lucha popular revolucionaria en los campos, para proteger los logros de la Revolución Femenina, para proteger la identidad de las mujeres y para proteger los campos.

La autodefensa se consideraba un deber natural. La sociedad comprendió que la protección de la patria requiere algo más que el poder militar. La gente dejó de creer que las YPG, las YPJ, las FDS y el orden público estaban simplemente para proteger sus casas, barrios y calles, y en su lugar lo interiorizó como una obligación y responsabilidad natural. Las mujeres, en particular, adquirieron esta obligación y responsabilidad, y asumieron el papel de pioneras. Las mujeres defendieron los logros de la revolución día y noche para proteger la propia Revolución de las Mujeres. Y ahora estamos buscando formas de mejorar la lucha aún más.

-Como consecuencia de la ocupación del territorio de Rojava por parte del Estado turco, muchas mujeres se han visto obligadas a residir en campamentos durante mucho tiempo. ¿Cuál es el nivel de organización de las mujeres en los campamentos?

-La Administración Autónoma Democrática del Norte y el Este de Siria (AANES) ayudó a las que se vieron obligadas a huir durante los ataques invasores. Los grupos de los campamentos colaboran en todo, desde la construcción de los campamentos hasta la organización, el sistema educativo y la economía. En los campamentos hay instalaciones para mujeres y casas para mujeres. Los proyectos se planifican en los campamentos de la misma manera que se hace en las ciudades bajo la administración de la Administración Autónoma. No hay distinción entre ellos. Por supuesto, el público en general también participa en los proyectos. La gente que vive en el campamento tiene una fuerte espiritualidad y vive en unidad, cooperación y comunalidad. Siempre estamos a su lado con los medios de que disponemos. Nosotros somos ellos y ellos son nosotros.

-¿Qué tipo de impacto tuvo esto en las mujeres, y puede hablarnos de sus esfuerzos para paliarlo y cuáles fueron los resultados?

-Cuando vemos a nuestros padres y a la gente que tuvo que huir de los territorios ocupados, la primera pregunta que hacen es: “¿Cuándo recuperaremos nuestra tierra?”. Lo que vemos es un grupo de personas que se niegan a abandonar su tierra. Es sagrado y significativo dedicarse a su tierra natal.  Nuestro pueblo tiene un fuerte apego a su tierra. Hasta ahora, se han negado a reconocer la invasión y siempre están esperando que termine. Como resultado, hay importantes desafíos psicológicos. Es inevitable que haya problemas psicológicos, fisiológicos y sociales. Por supuesto, expresar estos sentimientos no es lo mismo que vivirlos, pero nuestra gente ha pasado por mucho. Los problemas psicológicos de nuestros padres en el campo se agravan cada día, debido a su fuerte apego a su tierra natal. Todavía hay una administración autónoma. Se hicieron muchos llamamientos para que la gente regresara de las regiones ocupadas, pero la gente no los escuchó. Dijeron: “No aceptaremos a quienes nos prohíben salir de nuestro hogar, nos obligan a emigrar y agreden nuestros logros cada día”. Se aferran a una mentalidad elevada y espiritual en su vida diaria en el campamento. Por supuesto, es difícil esperar, vivir con esperanza y contemplar su hogar y su tierra.

-Las mujeres kurdas, sobre todo las del noreste de Siria, no han dejado de dar prioridad a su libertad desde el secuestro del líder del pueblo kurdo, Abdullah Öcalan, en 1999. ¿Puede explicar la relación que existe en este caso?

-La lucha de las mujeres se ha reforzado, ha crecido y ha alcanzado su nivel actual gracias a los conceptos y la ideología del Líder Apo (Öcalan). La emancipación física del Líder Apo será la primera tarea que llevaremos a cabo como mujeres del noreste de Siria el 8 de marzo de 2022, bajo el lema “Protegeremos nuestra revolución, liberaremos nuestros territorios”. Todo aquel que tenga una deuda de gratitud con el Líder Apo debe participar en el campo. La libertad del Líder Apo es la libertad de las mujeres, y también la libertad de la sociedad.

Con nuestra unidad, solidaridad y organización, estamos construyendo una sociedad libre, igualitaria y democrática. Nadie puede impedirlo. Invitamos a todas las mujeres a los campos el 8 de marzo. Como mujeres que luchamos con nuestra libre voluntad, debemos declarar al mundo que venceremos.

FUENTE: Nujiyan Adar / ANF / Edición: Kurdistán América Latina

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.