La libertad de Öcalan, un Kurdistán libre y un Oriente Medio democrático

La copresidencia del Consejo Ejecutivo de la Unión de Comunidades de Kurdistán (KCK) emitió una declaración sobre la decisión del Comité de Ministros del Consejo de Europa (CE), en la que considera que la imposición de cadenas perpetuas con agravantes viola las normas jurídicas del propio organismo.

Además, desde la KCK demandaron otra vez la liberación del líder kurdo Abdullah Öcalan, encarcelado y asilado en la isla-prisión de Imrali, en Turquía, desde 1999.

A continuación publicamos la declaración completa:

Esta decisión ha llegado muy tarde. Ahora se ha pedido a Turquía que explique, en el plazo de un año, cómo piensa cambiar esta sentencia, que no se ajusta a las normas jurídicas del Consejo de Europa. Turquía ya había sido advertida de ello en el pasado. El hecho de que ahora se haya concedido a Turquía un año más demuestra claramente que Europa no aplica su propia legislación y sus decisiones cuando se trata de los kurdos. Este asunto muestra, pues, una clara debilidad de Europa, que a su vez dice defender la democracia y el Estado de Derecho.

Aunque llega muy tarde y se prolonga durante todo un año, la decisión del Comité de Ministros del Consejo de Europa dará resultados positivos. Al igual que la (lucha contra) condena a muerte de Rêber Apo (Abdullah Öcalan) condujo a la abolición de la pena de muerte en Turquía, la lucha por la libertad física de Rêber Apo supondrá el fin de la cadena perpetua agravada en Turquía. Porque la lucha del pueblo kurdo y de sus amigos internacionales ha conseguido finalmente que el Comité de Ministros del Consejo de Europa tome esta última decisión.

Desde hace 23 años, en Imrali se aplica una ley especial contra una sola persona. Este hecho demuestra por sí solo que en Imrali existe un sistema de opresión y tortura sin parangón en todo el mundo. En Imrali se vengaron de Rêber Apo por haber dado a los kurdos una conciencia de libertad. Por ello, se está aplicando a Imrali una cadena perpetua agravada sin parangón en el mundo. Turquía, que es a su vez miembro del Consejo de Europa, es responsable de ello. Turquía lo hace.

Aunque está claro que tal castigo es contrario a las normas legales de Europa. Sin duda, el Estado turco es capaz de tomar tal decisión sólo porque Europa pone sus intereses políticos y económicos por encima de cualquier norma.

El Consejo de Europa es uno de los principales responsables del endurecimiento del sistema de aislamiento de Imrali. El Consejo de Europa siempre ha sabido de las condiciones ilegales y del sistema de tortura en ese lugar. Porque el Comité para la Prevención de la Tortura y de las Penas o Tratos Inhumanos o Degradantes (CPT) -una institución del Consejo de Europa- reconoció oficialmente hace tres años que el aislamiento en Imrali constituye una tortura y pidió su cese inmediato.

Pero Turquía se ha negado, hasta ahora, a levantar el aislamiento agravado, conociendo demasiado bien la actitud oportunista de Europa. A través del CPT, el Consejo de Europa notificó oficialmente a Turquía hace tres años que la cadena perpetua con agravantes no era conforme a la legislación europea vigente. Sin embargo, el Consejo de Europa no ha incluido esta cuestión en su en su agenda y, además, ha emitido una decisión claramente inadecuada. A pesar de que el aumento del aislamiento de Imrali es una parte y una consecuencia directa del aumento de la cadena perpetua, el Consejo de Europa todavía no ha tomado una posición clara sobre esta cuestión. Por este motivo, los amigos internacionales de los kurdos, las fuerzas democráticas, las instituciones jurídicas y, sobre todo, los propios kurdos han criticado la reciente decisión por considerarla insuficiente.

Sin embargo, aunque se trate de una decisión insuficiente, es urgente que el Comité de Ministros ponga ahora en práctica su decisión y, en consecuencia, cumpla con su responsabilidad de levantar inmediatamente la cadena perpetua agravada. Aunque ha llegado muy tarde, la decisión del Comité de Ministros representa un paso hacia el fin de la cadena perpetua agravada. Asimismo, dificultará aún más el mantenimiento del aislamiento. La lucha del pueblo kurdo pone al descubierto el carácter fascista y antidemocrático del Estado turco de tal manera que hoy en día todas las máscaras de guerra especiales del régimen fascista están cayendo una a una. Nuestra lucha por la libertad ha revelado la verdadera naturaleza del Estado turco y, por tanto, lo ha debilitado tanto en el interior como en el exterior. Esta lucha acabará por significar el fin de este régimen fascista y antidemocrático.

La lucha contra el aislamiento y por la libertad física de Rêber Apo ha alcanzado una nueva dimensión en el curso de 2021. Su libertad física se ha convertido, en consecuencia, en un punto importante de la agenda de las fuerzas democráticas mundiales. Si tenemos en cuenta la lucha por la libertad física de Rêber Apo y los resultados resultantes en relación con la reciente decisión del Comité de Ministros del Consejo de Europa, es evidente que en el vigésimo cuarto año de la conspiración internacional se producirán importantes avances en relación con la libertad de Rêber Apo y su libertad se convertirá en una realidad. Nuestro pueblo, sus amigos internacionales y las fuerzas democráticas de este mundo ya esperan con impaciencia encontrarse por fin con Rêber Apo y, por tanto, dicen claramente que ha llegado el momento de la libertad de Rêber Apo.

Mientras nuestro pueblo y sus amigos siguen luchando por la libertad física de Rêber Apo, la lucha jurídica por este objetivo también debe continuar. Pues la reciente decisión del Comité de Ministros es el éxito conjunto de la lucha por la libertad física de Rêber Apo y de la lucha jurídica que la acompaña. Por lo tanto, en el vigésimo cuarto año de la conspiración internacional, ambas dimensiones de esta lucha deben continuar. Por lo tanto, hay que asegurar que la lucha por la libertad del pueblo kurdo y de Rêber Apo aumente. Gracias a nuestras múltiples luchas, el Estado turco genocida y colonialista está hoy al borde de su colapso. Ya se ha demostrado claramente que se trata de un Estado que no tiene nada que ver con la justicia y el derecho. La pérdida total de legitimidad que le acompaña conducirá al colapso de este Estado.

Saludamos con respeto a todas las fuerzas combatientes que con su lucha acercan cada vez más la libertad de Rêber Apo y del pueblo kurdo. Y renovamos nuestra promesa de coronar nuestra lucha logrando la libertad de Rêber Apo, un Kurdistán libre, una Turquía democrática y un Oriente Medio democrático.

FUENTE: ANF / Edición: Kurdistán América Latina

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.