“La lucha contra el fascismo debe incluir la lucha contra el patriarcado y el heterosexismo”

El Movimiento Revolucionario Unido de Mujeres (KBDH) difundió una declaración con motivo del Día Internacional de la Lucha de la Mujer, que se celebra el 8 de marzo. El KBDH, una alianza de guerrillas de mujeres de Kurdistán, criticó el sexismo social, al manifestar que “el trío capitalismo, patriarcado y heterosexismo se utiliza como medio de dominación total de las mujeres. Es contra esto que las mujeres se han levantado”.

“La contradicción de clase y género se ha convertido en una crisis estructural del capitalismo, que tiene el potencial de sacudir profundamente el capitalismo y el patriarcado –aseveraron desde la organización-. Es con el telón de fondo de esta realidad que nos acercamos al 8 de marzo, un día de importancia actual e histórica. Las mujeres y las identidades sexuales oprimidas están ampliando y profundizando su lucha contra el capitalismo a través de la línea de subjetivación colectiva”.

En la declaración, explicaron que “el movimiento de mujeres está luchando contra la esencia del patriarcado y su vanguardia en nuestra región: el fascismo del AKP/MHP. Las mujeres están librando una guerra por la libertad y la igualdad. La conciencia de género ha alcanzado un alto nivel”.

“Esto representa un éxito muy importante para el movimiento de las mujeres –agregaron-. Pero no sólo eso, nuestro movimiento está ganando la capacidad de contraatacar los ataques a través de los conflictos políticos que están llegando a la agenda debido a la explotación del cuerpo femenino y su trabajo”.

Con respecto a la situación en Turquía, para el KBDH la alianza gobernante de los partidos AKP/MHP “hace tiempo que perdió su capacidad de generar aprobación social. El régimen ya no tiene ningún margen de maniobra, ni económica ni políticamente. Lo único que le queda es una forma de política basada en la violencia. La destrucción, el asesinato, la ocupación, el empobrecimiento y la aniquilación: ese es su único camino”.

A este análisis, agregaron: “Pero ni siquiera esta vía salvará a la dictadura fascista. El régimen no pudo obligar a las mujeres a obedecer, no pudo romper la resistencia de la Universidad de Boğaziçi, no pudo obligar al HDP (Partido Democrático de los Pueblos) a alinearse, no pudo detener las acciones de las milicias y guerrillas en las ciudades y en las montañas, y no pudo declarar una victoria en Garê”.

“El régimen tuvo que retirarse de una posición de ataque a una posición de defensa –apuntaron-. Por supuesto, ya se están preparando nuevos ataques. No tenemos ninguna duda de que los atacantes tienen como objetivo las mujeres y los logros de la lucha por la libertad de las mujeres”.

Para el KBDH, “la lucha consecuente contra el fascismo debe incluir la lucha contra el patriarcado y el heterosexismo. Y también viceversa, la lucha contra el patriarcado no podrá avanzar sin una lucha antifascista efectiva”.

“Las mujeres que se defienden de la violencia machista por todos los medios necesarios, las jóvenes que luchan contra la educación sexista en las universidades, las académicas que no cejan en la lucha por la ilustración, las mujeres que hacen huelga en las fábricas y talleres por una vida digna y la seguridad en el trabajo, todas ellas deben unirse en la resistencia –afirmaron desde la organización insurgente-. Las mujeres de los pueblos que defienden su tierra y la naturaleza deben unir sus fuerzas con las que insisten en una vida libre en la cárcel y así fortalecerse mutuamente”.

En la declaración también resaltaron que “la resistencia contra la anulación del Convenio de Estambul (en Turquía) y la resistencia contra los ataques al modelo de copresidencia deben complementarse. La lucha contra la violencia y las agresiones sexuales debe unirse a la lucha contra el bombardeo de las montañas de Kurdistán y a la lucha contra el nombramiento de síndicos en los municipios. Los feminicidios y la mutilación de los cuerpos de las guerrilleras caídas deben ser respondidos con la misma violencia revolucionaria”.

Desde el KBDH aseveraron que “las mujeres debemos organizarnos junto a todas las identidades de género oprimidas y resistir juntas los ataques del fascismo. El fascismo se dirige contra todos los oprimidos, debemos conseguir ser la fuerza principal de la resistencia popular antifascista”.

“Nosotras, como KBDH, nos consideramos herederas de las mujeres que participaron en la lucha armada contra el fascismo en España, Italia, Bulgaria, Yugoslavia, Polonia, Stalingrado y Rojava, y felicitamos a todas nuestras hermanas en el 8 de marzo, sabiendo que estamos en primera línea en la lucha común del colectivo LGBTI+ y de todos los oprimidos”, destacaron en el comunicado.

Por último, explicaron: “Estamos en la lucha contra el patriarcado, el racismo, el machismo y el colonialismo en las barricadas, en las calles, en nuestras posiciones en las montañas y en las ciudades. Fuimos, somos y seremos. Derribaremos el fascismo”.

FUENTE: ANF / Edición: Kurdistán América Latina

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *