La ocupación de Serêkaniyê y Gire Spi contribuye al resurgimiento de ISIS

El Comandante de las Fuerzas Democráticas de Siria (FDS), Mazloum Abdi, confirmó que la ocupación por parte de Turquía de las áreas de Serêkaniyê y Gire Spi (Tal Abyad) contribuyó a la reactivación de ISIS. Abdi destacó que el Estado turco no implementó los acuerdos que firmó, y que sus ataques a Ain Issa y en las proximidades de Tal Tamr, así como en Kobane, revelan las intenciones de Ankara de desestabilizar la seguridad en la región.

Durante una entrevista realizada por el periódico Asharq Al-Awsat, Abdi llamó a la administración estadounidense de Joe Biden a adoptar una nueva estrategia para activar el papel de Washington y poner fin a la crisis siria. También se refirió a sus reuniones con funcionarios de la Coalición Internacional liderada por Estados Unidos para la lucha contra ISIS, que reveló una tendencia a expandir sus operaciones contra el terrorismo.

-¿Siguen las Fuerzas Democráticas de Siria persiguiendo células de ISIS al este del Éufrates?

-Tras la eliminación geográfica de ISIS en la batalla de Baghouz, surgió la necesidad de erradicar sus células durmientes donde se habían establecido, dependiendo de la violencia generalizada y el terrorismo que practicaba. Por lo tanto, nos decidimos con las Fuerzas Democráticas de Siria, y luego de las operaciones terroristas que ocurrieron en varias regiones para iniciar, en coordinar con la Coalición Internacional para Combatir el Terrorismo una campaña para atacar esas células, y logramos algunos resultados deseados en el arresto de muchos líderes y elementos de la organización que estaban llevando a cabo asesinatos y atentados. La campaña aún continúa.

Sin embargo, lo que notamos es que las operaciones de las células de la organización se activaron en parte por la ocupación turca de las áreas de Ras al-Ain y Tal Abyad en el norte y este de Siria.

-¿Siguen existiendo las células del ISIS y continúa la operación contra ellas?

-El proceso aún no ha terminado, y continúa. Por el contrario, es necesario intensificar las operaciones, especialmente después de que el teatro de operaciones de la organización se extendió al desierto sirio e intenta extenderse a las áreas liberadas por nosotros. Las amenazas siguen presentes, y esta es la visión de nosotros y de la Coalición Internacional también. La base de nuestros esfuerzos en este período es ampliar y diversificar los procesos contra las células.

-¿Todo es en coordinación con la Coalición?

-Se puede decir que la coordinación es buena durante este período, y no ha sufrido ningún cambio con la nueva administración de los Estados Unidos. Según entendemos de nuestras reuniones con funcionarios de la Coalición, existe una tendencia a expandir sus operaciones contra el terrorismo, especialmente después de las amenazas de la organización de atacar regiones separadas y muchos países, y sus intentos de desestabilizarlos.

-Más tarde llegaremos a la presencia turca, pero hay quienes dicen que hay marginación de los árabes al este del Éufrates.

-Esta afirmación no es cierta. Al contrario, los hermanos árabes constituyen la gran mayoría dentro de las Fuerzas Democráticas de Siria, así como un gran número de ellos, y entre otros componentes también, tienen grandes responsabilidades dentro de la administración autónoma, y conviven en armonía y estabilidad, conservando sus peculiaridades nacionales y culturales, de manera que se logre la armonía y la cohesión social.

-¿Hay quienes dicen que acusan a alguien que está en su contra (de las FDS) ser de ISIS?

-En cuanto a la acusación de quienes se oponen a nosotros, a quienes acusamos ser “ISIS”, creo que los hechos vividos sobre el terreno refutan estas acusaciones. La libertad en Rojava, el norte y el este de Siria, permite todas las tendencias políticas, incluso la oposición a la administración, para expresarse, y se garantiza dentro de los legítimos derechos de protesta, dentro de las leyes y legislaciones que promulgó y legalizó la autogestión. Y si está siguiendo de cerca los eventos, hay partidos que critican a la administración, y no cerramos la puerta a la opinión que difiera con nosotros, porque la administración es participativa y expresa todos los colores de la región.

-Los ataques han aumentado en el desierto sirio. ¿Hay alguna coordinación con el gobierno sirio o con Rusia en la guerra contra ISIS al oeste del Éufrates?

-No, no hay cooperación entre nosotros en este sentido, ¿por qué? En primer lugar, el carácter geográfico es un límite de separación entre nosotros; segundo, y este es el más importante: cualquier cooperación en este sentido requiere un acuerdo integral sobre otros expedientes, y creemos que tiene prioridad, antes de hablar de coordinación militar, y esto aún no existe.

-Los estadounidenses están presentes en ambos lados de las fronteras sirio-iraquíes, ¿hay coordinación?

-Las tareas de las fuerzas de la Coalición en Irak y Siria están separadas entre sí, aunque hay coordinación en algunos archivos de seguridad relacionados con los movimientos de ISIS en ambos lados de la frontera. Pero en general la Coalición se coordina con el ejército iraquí y el liderazgo del Kurdistán en Irak, mientras se coordina con nuestras fuerzas en Siria, y no hay conflicto entre las dos misiones.

-En octubre de 2019, los estadounidenses se retiraron de algunas áreas al este del Éufrates. ¿Esto afectó a sus fuerzas?

-La anterior administración estadounidense cometió un gran error al retirarse de las áreas de Ras al-Ain y Tal Abyad. Seamos más claros: el ex presidente Donald Trump dio luz verde a Erdogan para ocupar esas áreas, y no hay duda de que afectó la efectividad de nuestras fuerzas en la lucha contra el terrorismo, porque estamos ocupados defendiendo esas áreas. La decisión de retirarse se reflejó negativamente en Estados Unidos y su estrategia en Siria y la región de Medio Oriente en general.

-Entonces, ¿cuáles son sus expectativas de la administración del presidente Joe Biden?

-Creemos que la administración del nuevo presidente Joe Biden trabajará para corregir la gran cantidad de errores que ocurrieron en la administración anterior de Trump, incluida la forma de lidiar con la crisis siria y la mayoría de las políticas que afectaron negativamente el papel estadounidense en Siria. La nueva administración de Estados Unidos está llamada a seguir una nueva estrategia reactivaría su papel para impulsar el fin de la crisis siria.

-Algunos dicen que el equipo de Biden es más comprensivo con sus demandas ¿Cuáles son sus expectativas?

-Estados Unidos tiene intereses en Siria y la región, y nos cruzamos con él en temas importantes también, incluida la lucha contra el terrorismo, pero es una estrategia a largo plazo que no cambia con el cambio de presidentes y administraciones. Al respecto se puede decir que ocurren algunos cambios leves, que provocan un cambio en algunas tareas, metas y políticas. La visión de la nueva administración aún no ha cristalizado, a pesar de algunos indicios positivos de que está mostrando enfoques nuevos alentadores por parte de nuestras fuerzas y de la Administración Autónoma.

-En el este del Éufrates, hay acuerdos: ruso-turco, americano-turco, y un acuerdo entre Damasco y las Fuerzas Democráticas de Siria. ¿Cómo está la situación en medio de todos estos acuerdos?

-Somos los que mantenemos el estado de equilibrio en la región, a través de nuestro trato con todas las partes para que no haya contradicción entre ellas, y para cada área de influencia y acción. Las fuerzas rusas, así como el régimen, entraron en nuestras regiones de acuerdo con un memorando de entendimiento entre nosotros. Rusia firmó el acuerdo del 23 de octubre de 2019 con Turquía, y le pide que mantenga un estado de alto el fuego entre nuestras fuerzas y las fuerzas de ocupación turcas, así como las fuerzas de Coalición Internacional lideradas por Estados Unidos. En cuanto a las fuerzas del régimen, se le confía la protección de las fronteras sirias, en consonancia con su papel en la preservación de la soberanía del Estado sirio.

-¿Qué pasa con la operación turca “Primavera de la paz”, ha cumplido con sus expectativas?

-El área denominada (por la operación militar) “Primavera de la paz” abarca de Ras al-Ain a Tal Abyad. La ocupación turca está tratando de imponerle sus nombres ocupacionales, al igual que Afrin también se llamaba el área de la (operación) “Rama de Olivo”. Nosotros no utilizamos estos nombres y no los reconocemos.

Por nuestra parte, nos comprometimos con lo que recae sobre nuestros hombros, según los términos del acuerdo que firmó el ex vicepresidente de Estados Unidos Mike Pence con Erdogan, así como el acuerdo que firmó Putin con Erdogan, y nos retiramos de esas áreas a una profundidad de 30 kilómetros, siempre que desde el otro lado también se logre una retirada completa de la región.

-¿Quiere decir que Turquía no aplica lo que se le exige?

-Como dije, Turquía no ha implementado ninguna de las disposiciones de los dos acuerdos, y el ataque de nuestras fuerzas y civiles indefensos en Ain Issa y las cercanías de Tal Tamr, así como en Kobane, revela las intenciones del Estado turco de desestabilizar la seguridad y la estabilidad en nuestras regiones.

-¿Están las Fuerzas Democráticas de Siria listas para cumplir con las demandas militares y aceptar a las otras facciones?

-Nuestras puertas están abiertas a todas las fuerzas que creen en la carta de las FDS y sus objetivos y se apegan a su sistema interno, y no tienen objetivos que contradigan los principios de hermandad y convivencia, y que quieran defender nuestras regiones contra todas las fuerzas que buscan socavarlas.

-Se le critica por seguir al líder del PKK Abdullah Öcalan. ¿Cuál es su respuesta?

-El PKK es un partido hermano kurdo, y tenemos relaciones con ellos, al igual que con los partidos kurdos en la región del sur de Kurdistán (norte de Irak), pero no lo seguimos como organización. Nosotros, en las Fuerzas Democráticas de Siria, somos independientes en nuestras decisiones y tenemos una estrategia clara con la que trabajamos en Siria, que es nuestro único escenario. Adoptamos la idea y el proyecto de nación democrática que propone el señor Öcalan.

-¿Cuál es la historia del asedio a la plaza de seguridad en Hasaka? ¿Es cierto que la otra parte asedia Alepo? ¿Por qué ocurre esto?

-No hemos impuesto ningún asedio a la ciudad de Hasakah, y el movimiento entre nuestras áreas y aquellas en las que están presentes las fuerzas del régimen nunca se ha detenido. Mientras, las fuerzas del régimen imponen un asedio injustificado en las áreas de al-Shahba donde viven desplazados de Afrin, así como en los barrios Sheikh Maqsoud y Ashrafieh en Alepo, donde está prohibido ingresar alimentos, combustible, materiales y suministros médicos. Los puestos de control desplegados allí están apretando a la población y limitando su movimiento. Este asunto sucedió después de sus apuestas sobre la caída de Ain Issa fracasaron.

Pero creo que la razón se debe a la mentalidad excluyente del régimen que busca devolver el país de antes de 2011, ya que las provocaciones y tensiones que genera en Hasakah y Qamishlo, y su intento de crear discordia árabe-kurda, no es más que presión sobre la “autogestión” y su intención de retroceder el tiempo. Nosotros, por nuestra parte, estamos tratando de calmar las cosas y no dejarnos arrastrar detrás de la discordia que el régimen busca inflamar. Buscamos abrir un diálogo serio sobre temas cruciales, y no empujamos las cosas hacia una escalada.

-Anteriormente, se llevaron a cabo sesiones de diálogo con Damasco. ¿El diálogo está en curso o congelado?

-El diálogo se detuvo por la rígida mentalidad del régimen, y hace unos días una delegación del Consejo Democrático Sirio estuvo en Damasco, pero regresó con las manos vacías. El régimen rechaza todas las soluciones e iniciativas que lleguen a una solución de la crisis siria por medios políticos, y estamos convencidos de que esta obstinación no funcionará.

-Pero hay entendimientos militares con Damasco, ¿se puede decir que existe el entendimiento militar y se pospone el político?

-Los entendimientos militares están sujetos a entendimientos con la parte rusa como garante de ellos, pero no se convirtieron en acuerdos ampliados debido a la evasión por parte del régimen de sus obligaciones y a su incapacidad para aceptar concesiones que contribuyan a infundir confianza entre nosotros. Lo que allana el camino para la transición de los entendimientos militares al lanzamiento de un diálogo político nacional serio, y estamos seguros de que cualquier entendimiento militar si no va acompañado de un entendimiento político puede no durar mucho, y esto es lo que nunca esperamos.

-En general, se habla de un consejo militar sirio. ¿Están las FDS listas para participar en un consejo conjunto que incluya al régimen, a ustedes y a la oposición?

-Como dije anteriormente, no nos oponemos a participar en ninguna estructura u organismo militar nacional sirio que logre los objetivos nacionales en el restablecimiento de la seguridad y la estabilidad en el país, y la preservación de nuestra privacidad en las Fuerzas Democráticas Sirias, y que el nuevo consejo -como usted lo llamó- no sea de carácter nacional, ni religioso ni sectario, pero se cree en la defensa de la patria, y no esté sujeto a las agendas de partidos externos.

-¿Es posible?

-Sí, es posible, si hay voluntad, determinación e intenciones sinceras.

FUENTE: Asharq Al-Awsat / ANHA / Edición: Kurdistán América Latina

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *