“La resistencia guerrillera están en contra de la potencia colonial”

La copresidenta del Congreso Nacional de Kurdistán (KNK), Zeyneb Murad, se refirió a la importancia de la unidad nacional kurda y denunció los continuaos ataques del Estado turco contra los pueblos de la región.

Murad enfatizó que aunque los ataques militares del estado turco contra Avashin, Zap y Metina prosiguen de manera intensiva desde el 24 de abril, no existe una reacción fuerte contra estos hechos a nivel internacional.

La dirigente advirtió que “como ya hemos visto en los casos de Afrin y Serêkaniyê, el Estado turco extenderá su ocupación a muchas regiones del sur de Kurdistán (Bashur, norte de Irak).

Para Murad, “la resistencia guerrillera está en contra de una potencia colonial, por lo tanto todos deberían respaldar esta resistencia. Si este ataque tiene éxito, la ocupación se extenderá a todo el sur de Kurdistán y el Estado turco logrará los objetivos que ha soñado durante un siglo”.

La copresidenta del KNK remarcó que “la agresión militar turca no solo tiene como objetivo a las fuerzas del PKK (Partido de los Trabajadores de Kurdistán), sino también a los logros de todos los kurdos”.

Murad indicó el interés del KNK de mantener relaciones con todo los espacios kurdos para involucrarlos en el proceso de unidad nacional. “Nuestro objetivo es que todas las fuerzas kurdas y todos los componentes de Kurdistán se opongan a estos ataques como una sola voz”.

“Las potencias colonialistas quieren implementar sus planes de invasión aprovechando las contradicciones entre los kurdos –advirtió-. Por otro lado, nuestros conflictos internos allanan el camino para el silencio del mundo y las potencias internacionales”.

El sábado pasado, el KNK realizó una reunión on line a la que asistieron representantes de partidos y organizaciones de las cuatro partes de Kurdistán, así como intelectuales, artistas y periodistas. En total, más de 200 personas de Hewlêr (Erbil), Sulaymaniyah, Duhok, Kobanê, Qamishlo y otras ciudades kurdas, así como de Europa, Estados Unidos y Rusia, participaron en la conferencia.

Tras las discusiones y debates, los participantes consensuaron una declaración en la que rechazaron los intentos de invasión de Turquía y apoyaron a las Fuerzas de Defensa Popular (HPG) que resisten en las montañas de Kurdistán.

“El Estado de Turquía está en contra de la existencia de los kurdos y de Kurdistán, sin ocultar su intención –aseveraron en la declaración-. Esto puede verse en su práctica de erosión cultural, aplicando la política de discriminación y eliminación de los kurdos dentro y fuera de Turquía a través de las fuerzas militares, la diplomacia, el control financiero y los medios de comunicación”.

FUENTE: ANF / Edición: Kurdistán América Latina

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *