“La unidad árabe-kurda es inevitable”

Muhammad Al Mukhtar, investigador especialista en asuntos sirios y turcos de la Fundación Maat For Peace, consideró que las intervenciones externas, especialmente de Turquía, y la amenaza del terrorismo, intentan que los pueblos árabe y kurdo no alcancen la unidad.

Para Al Mukhtar, la solidaridad árabe-kurda es fundamental y urgente, especialmente a la luz de los diversos desafíos y peligros que enfrenta la región, en particular ante las interferencias turcas e iraníes que amenazan la seguridad nacional de muchos países.

“En Irak y en el norte y el este de Siria, el gobierno turco apunta a los componentes kurdo y árabe juntos, además del cambio demográfico en la región, que viola los acuerdos internacionales”, advirtió el investigador.

Al Mukhtar indicó que “el gobierno iraní apoya a más de 100 facciones armadas para alterar la seguridad de la paz regional e internacional y la convivencia entre los pueblos de la región. Por lo tanto, necesitamos una alianza árabe-kurda más que nunca”.

También señaló que “en medio de esto, la unidad árabe-kurda se ha vuelto inevitable a la luz de los crecientes desafíos que amenazan a los pueblos de la región en Medio Oriente, que necesitan más cooperación entre todas las partes para enfrentarlos”.

El investigador denunció que Turquía amenaza todos los espectros culturales en Medio Oriente a través de su intervención militar directa, ya sea en Irak o en el norte de Siria, al apoyar a los mercenarios para eliminar la diversidad cultural de las áreas árabe-kurdas del norte y el este de Siria.

Al Mukhtar agregó que “desde la ocupación turca de Afrin, la ciudad ha perdido su color cultural, donde la erradicación de toda la diversidad del pueblo, además del cambio demográfico, se ha convertido en el objetivo principal de sus mercenarios afiliados a Turquía, como las prácticas que fueron cometidos contra los yezidíes en Siria o en algunas partes de Irak”.

Para el investigador, mantener una buena relación y cooperación conjunta entre los pueblos de Medio Oriente, ya sean kurdos, árabes o de cualquier otro componente cultural, contribuye a resolver los problemas políticos y económicos a través del diálogo.

Además, enfatizó que la integración y el acercamiento entre pueblos, tribus y minorías, especialmente religiosas y étnicas, permite la estabilidad y desarrolla las ideas democráticas al resolver problemas con el diálogo en lugar de la violencia y el extremismo.

Por último, Al Mukhtar destacó que “la coordinación árabe-kurda preservaría la soberanía y la unidad de las naciones, y evitaría la división y fragmentación entre ellas”.

FUENTE: ANHA / Edición: Kurdistán América Latina

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.