“La vengativa política del Estado turco contra Öcalan hace posible que cualquier rumor sea cierto”

La Iniciativa Internacional “Libertad para Abdullah Öcalan-Paz en el Kurdistán” demandó que la comunidad mundial actúe de forma inmediata ante el Estado turco para que habilite las vías de comunicación con Abdullah Öcalan, el líder kurdo encarcelado en la isla-prisión de Imrali desde 1999.

Este reclamo fue presentado un día después de que se conocieran rumores sobre el fallecimiento de Öcalan.

En una declaración difundida ayer, la Iniciativa Internacional recordó que los abogados del líder kurdo difundieron un comunicado en el que se “abordan los rumores que han empezado a extenderse sobre el bienestar de Abdullah Öcalan. Compartimos las preocupaciones de los abogados, así como su razonable y justa demanda de acceso inmediato a Abdullah Öcalan y a sus otros tres clientes en la prisión de la isla de İmrali”.

Desde la organización explicaron que Öcalan no tiene contacto con sus representantes legales desde el 7 de agosto de 2019 y, desde 1999, el fundador del PKK “solo ha mantenido una conversación telefónica con un miembro de su familia, el 27 de abril de 2020”. “Desde entonces, los abogados no han podido comunicarse de ninguna manera con sus clientes, aunque es el derecho constitucional y legal de sus clientes a consultar con sus abogados –remarcaron-. En realidad, Abdullah Öcalan, Ömer Hayri Konar, Hamili Yıldırım y Veysi Aktaş han estado, de hecho, totalmente aislados durante mucho más tiempo; su aislamiento sólo se rompió gracias a una huelga de hambre encabezada por Leyla Güven, que entonces estaba en prisión y que ahora ha vuelto a ser encarcelada, a la que se sumaron otros presos y personas de todo el mundo. Ahora hay otra huelga de hambre en curso, iniciada hace más de cien días”.

Para la Iniciativa Internacional, “la vengativa política del Estado turco contra Öcalan y sus compañeros de prisión hace posible que cualquier rumor sea cierto; es imposible verificar o descartar cualquier afirmación hecha sobre su bienestar. Esto significa que cualquier daño intencionado que se le haga pasará también desapercibido”.

“El silencio de las organizaciones e instituciones internacionales es rotundo –criticaron desde la agrupación-. El Consejo de Europa parece incapaz de seguir las recomendaciones del Comité Europeo para la Prevención de la Tortura y de las Penas o Tratos Inhumanos o Degradantes (CPT). El Comité de Ministros no hace cumplir la ejecución de las sentencias del Tribunal Europeo de Derechos Humanos, y la ONU se limita a observar cómo Turquía pisotea repetidamente los acuerdos y convenios internacionales”.

“No exigimos que los presos de la isla de İmrali reciban un trato especial; al contrario, exigimos que su trato especial termine”, sintetizaron desde la Iniciativa Internacional.

“Hemos llamado la atención sobre estas cuestiones en numerosas ocasiones. El sistema de aislamiento en la prisión de la isla de İmralı está claramente fuera de los límites de la legislación nacional e internacional –advirtieron-, y viola los acuerdos y convenios de derechos humanos. Todo el complejo penitenciario de İmrali debe ser disuelto. Todos los implicados en el mantenimiento del aislamiento total en la prisión de la isla de İmrali están actuando ilegalmente y están participando en una violación continua de los derechos humanos”.

En la organización destacaron que “la única manera de acabar con las especulaciones en torno al bienestar de los encarcelados, y de impedir cualquier posibilidad de que estos rumores se hagan realidad, es hacer transparente la prisión de la isla de İmrali. Exigimos el fin inmediato del aislamiento total. ¡Abran las puertas de la prisión de la isla de imrali ahora!”.

Por último, desde la Iniciativa Internacional reiteraron su demanda al Consejo de Europa y Naciones Unidas para que presionen al gobierno turco para que ponga fin al aislamiento de Öcalan.

FUENTE: ANF / Edición: Kurdistán América Latina

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *