Llaman a la unidad del pueblo yezidí para detener la invasión turca en Shengal

En Shengal (Sinjar), los diferentes sectores del pueblo yezidí fueron llamados a mantenerse unidps contra la amenaza de invasión por parte de Turquía. Los jóvenes han sido convocados a participar en la defensa de la zona de asentamiento yezidí en el sur del Kurdistán (norte de Irak) en caso de un ataque.

El llamamiento se hizo en nombre de los comités de comunidades y religiosos, en presencia de los representantes de la comunidad y de los jeques yezidíes, frente al cementerio de mártires de Şehîd Dilgêş y Şehîd Berxwedan en las montañas de Shengal.

La declaración conjunta dice lo siguiente:

Como Comité de las Comunidades de Shengal y Comité de la Fe Yezidí, condenamos las amenazas del Estado turco. Turquía apoya a los islamistas y quiere dividir a Irak. Quiere llegar a las montañas de Shengal y ocupar la región. Con justificaciones insostenibles, quiere ocupar nuestra tierra sagrada y establecer aquí sus propias bases.

La historia del Imperio Otomano y las masacres de los pueblos que lo componen son bien conocidas. El pasado del Estado turco está marcado por las masacres de las minorías. Las masacres de armenios, yezidíes y alevíes son sólo algunas de ellas. Ahora Turquía quiere cometer una nueva masacre. Quiere ocupar Shengal y hacer realidad los sueños de sus antepasados.

Como representantes de la comunidad y como comité religioso yezidí, no tenemos miedo de los ataques del Estado ocupante turco ni de sus socios. Seguiremos los pasos de nuestros antepasados y defenderemos nuestro suelo y al pueblo yezidí hasta nuestro último aliento.

Hacemos un llamamiento a nuestro pueblo y amigos: formemos una unidad y defendamos juntos nuestros santuarios y Shengal. Los partidos políticos y las fuerzas militares deben cumplir con su responsabilidad nacional y oponerse a los ocupantes. Hemos resistido a las bandas del ISIS hasta el final, y seguiremos haciéndolo hoy. No abandonaremos la tierra yazidí.

Turquía prepara una invasión

Turquía está preparando la invasión de Shengal y está solicitando apoyo internacional para ello. Para justificar la ocupación prevista, alega que el Partido de los Trabajadores de Kurdistán (PKK) tiene presencia en la región.

Cuando ISIS ocupó Shengal en 2014, los aproximadamente 12.000 peshmerga del partido gobernante del Kurdistán del Sur, el Partido Democrático de Kurdistán (PDK), y el ejército iraquí estacionados en la región, se retiraron sin previo aviso, dejando a la población yezidí indefensa. Para la comunidad yezidí comenzó una masacre sistemática acompañada de violaciones, torturas, expulsiones, esclavización de niñas y mujeres, y el reclutamiento forzoso de niños soldados. Los que pudieron huir se retiraron a las montañas. Allí, menos de una docena de guerrilleros de las HPG (Fuerzas de Defensa Popular) protegieron inicialmente la entrada a las montañas e impidieron la entrada de los yihadistas.

El PKK ya había enviado una avanzada de doce miembros para defender Shengal el 28 de junio de 2014, tras una llamada del líder kurdo Abdullah Öcalan. Veinte días antes de la masacre, los peshmerga detuvieron a tres miembros de la guerrilla y a un simpatizante yezidí. Los guerrilleros restantes se trasladaron al monte Shengal y comenzaron a organizar a los jóvenes. Cuando comenzó el ataque de ISIS el 3 de agosto, un grupo guerrillero de nueve miembros defendió a la población que huyó al monte Shengal.

Los guerrilleros mantuvieron la carretera que va al oeste de Shengal, desde Sinûnê a Dugirê, e impidieron que ISIS capturara la montaña. Los jóvenes yezidíes se unieron a la defensa de la montaña. Después de que la guerrilla de nueve miembros resistiera los ataques de ISIS durante varios días, dos batallones de las Unidades de Defensa Popular y Femenina (YPG/YPJ) de Rojava acudieron en ayuda de las HPG, el 6 de agosto. Posteriormente, las YPG/YPJ y las HPG establecieron un corredor de seguridad para evacuar a los yezidíes, que habían huido por cientos de miles al monte Shengal, hacia Rojava. Con el tiempo, más de 200.000 personas pudieron llegar a Rojava a través de este corredor. Esto evitó una masacre aún mayor. Las YPG/YPJ y las HPG lucharon sacrificada y repetidamente, incluso con bajas, para mantener este “corredor humanitario”. Cien combatientes cayeron protegiendo la evacuación de la población. En total, casi 300 combatientes de las YPG/YPJ y las HPG fueron asesinados por ISIS en la masacre de Shengal.

El PKK defendió a la población yezidí contra ISIS y la salvó del genocidio. En los años siguientes, ha permitido a los yezidíes defenderse y gobernarse a sí mismos. En agosto de 2018, todas las unidades de las HPG se retiraron de Shengal.

FUENTE: ANF / Edición: Kurdistán América Latina

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *