“Los informes de que los incendios en Turquía fueron provocados por los kurdos son mentira”

La co-presidencia del Consejo Ejecutivo de la KCK (Unión de Comunidades de Kurdistán) publicó una declaración sobre los incendios forestales que asolan Turquía, y en la que niega las acusaciones que implican a los kurdos.

A continuación publicamos la declaración completa, dada a conocer este miércoles:

Recientemente, se han producido incendios forestales en muchos lugares de Turquía, especialmente en las regiones del Egeo y del Mediterráneo. Han provocado la pérdida de muchas vidas y una gran destrucción material. Los incendios forestales aún continúan. Los bosques representan una parte fundamental del equilibrio ecológico y son también el pulmón de toda la vida en esta tierra. Son el área central de la vida natural. Por ello, los actuales incendios forestales son una catástrofe no sólo para los países directamente afectados, sino para toda la humanidad y todos los demás seres vivos. Como pueblo que más experimenta este dolor, deseamos a los pueblos de Turquía que la situación actual se supere pronto. Compartimos su dolor y su pena.

Tras el estallido de los incendios forestales en Turquía se criticó duramente que se tardara demasiado en intervenir. Mientras tanto, se ha extendido entre la opinión pública la idea de que los incendios fueron provocados con fines lucrativos. Al mismo tiempo, algunos enemigos del pueblo kurdo y ciertos círculos que quieren atizar los conflictos entre los pueblos han difundido declaraciones provocadoras y han afirmado que los incendios forestales fueron provocados por los propios kurdos. Incluso afirmaron que el PKK era responsable de los incendios. Así, incitan a las comunidades del país envenenadas por el chovinismo a atacar a los kurdos. Esto ya ha llevado a perseguir a los kurdos en algunos lugares para lincharlos y matarlos.

Estas noticias que culpan a los kurdos y al PKK de los incendios forestales son difundidas por las fuerzas responsables de la guerra especial contra el pueblo kurdo y las fuerzas democráticas. Siguiendo sus instrucciones, estas noticias se difunden para provocar ataques contra los kurdos en Turquía. Los ataques de linchamiento y las masacres que se han perpetrado recientemente contra los kurdos tienen el mismo objetivo que estos ataques: frenar la fuerza de la voluntad de los kurdos para que renuncien a su identidad y se les haga imposible luchar por la libertad y la democracia.

Hoy, la verdadera cara del gobierno del AKP-MHP ha quedado completamente expuesta y su apoyo dentro de la sociedad se ha hundido hasta nuevos límites. En particular, la polarización social del gobierno y su hostilidad hacia la libertad y la democracia han aumentado el descontento de la población. El estallido de los incendios forestales y el retraso en el inicio de las labores de extinción han provocado una explosión de ira entre la población. Para desviar esta ira popular del verdadero objetivo, los fascistas AKP y MHP y sus instituciones especiales de guerra intentan ahora culpar a los kurdos y al PKK. Así, el gobierno del AKP-MHP está tratando de salvarse de la ira del pueblo. Esta es una política extremadamente sucia e inmoral. Pero nuestro pueblo y el público en general no creen esta propaganda. Sin embargo, las instituciones de guerra especial continúan intentando culpar a los kurdos y al PKK de los incendios forestales y de provocar ataques de las comunidades del país que están envenenadas por el chovinismo.

El gobierno turco ha comprado decenas de aviones y helicópteros para el presidente y el gobierno, ha hecho construir un palacio con 1.001 habitaciones y también posee cientos de aviones de combate. Pero no puede encontrar dinero para los aviones de extinción de incendios. Por eso, como siempre, ve la única posibilidad de mantener su poder en la polarización de la sociedad, la hostilidad hacia los kurdos y la guerra. Estos desastres son el resultado de la política del gobierno. Pero el gobierno trata de ocultar esta verdad difundiendo noticias que no son ciertas. Todos los ataques a los kurdos son resultado de la política racista-fascista, pero intentan presentarlos como disputas sociales ordinarias y así normalizarlos y legitimarlos. La familia kurda asesinada en Konya ya había sido atacada en mayo y sido gravemente herida. En aquel momento, los atacantes se describieron a sí mismos como nacionalistas y amenazaron con acabar con la familia. A pesar de esas declaraciones, no se tomaron las precauciones necesarias.

Los informes de que los incendios forestales fueron provocados por los kurdos y el PKK son una completa mentira y una invención en el contexto de la guerra especial. Con la ayuda de estas mentiras, se intentan ocultar las medidas antiecológicas del gobierno y los crímenes asociados a estas políticas. Al mismo tiempo, el gobierno del AKP-MHP quiere impedir que los pueblos de Turquía y la lucha del pueblo kurdo por la democracia y la libertad se unan. El gobierno del AKP-MHP ve su propio fin en la conexión del pueblo kurdo y los pueblos de Turquía. Por eso hoy, con la ayuda de varias provocaciones, está intentando probar los acontecimientos del 6 y 7 de septiembre de 1955 de forma actualizada en los kurdos. En aquella época, los no musulmanes de Turquía fueron desposeídos y expulsados del país.

Incluso, los actuales incendios forestales se utilizan como medio de ataque contra el pueblo kurdo y las fuerzas democráticas. Esto demuestra que el actual gobierno se ha convertido en un gran lastre para los pueblos de Turquía. Advertimos a los círculos fascistas que tratan de responsabilizar a los kurdos y al PKK de los incendios forestales que se produjeron en Turquía o que fueron provocados deliberadamente con fines de lucro, para así poner a los pueblos de Turquía en contra de los kurdos. Entendemos que es un delito grave poner a los grupos fascistas en contra de nuestro pueblo y no dejaremos que esto ocurra impunemente. Es un grave crimen poner a los pueblos de Turquía en contra de los demás. Los responsables de esto no quedarán impunes.

Nuestro pueblo y nuestro movimiento de liberación entienden la tierra en la que vivimos como la patria común de todos nosotros. Deseamos una vida amistosa, libre y democrática en esta patria común. Todos aquellos que no consideren a Turquía y al Kurdistán como una patria común y cometan crímenes contra ella y sus pueblos serán definitivamente castigados por nuestro pueblo.

Llamamos a todos los pueblos de Turquía y a las fuerzas democráticas a luchar hombro con hombro con el pueblo kurdo contra las fuerzas fascistas y los agresores que consideran a los kurdos como sus enemigos y los declaran objetivos. También les pedimos que pongan fin al gobierno del AKP-MHP y construyan una Turquía democrática y un Kurdistán libre.

FUENTE: ANF / Edición: Kurdistán América Latina

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *