Los mártires de Shengal fueron despedidos de forma multitudinaria

Un ataque aéreo turco tuvo como objetivo el hospital de Sikêniyê, en la región de mayoría kurdo yezidí de Shengal, en el norte de Irak. Cuatro trabajadores del hospital y cuatro combatientes de las Unidades de Resistencia de Shengal (YBŞ) fueron asesinados por el bombardeo. Otras ocho personas del centro de salud resultaron heridas.

Durante esta jornada, las ocho personas ultimadas por el Estado turco fueron despedidas por una gran multitud. Antes de que las personas fallecidas fueran llevadas a varios cementerios, se celebró una ceremonia militar en el cementerio de caídos Şehîd Dilgeş y Şehîd Berxwedan, en el monte Shengal.

Tras un minuto de silencio, miembros de las instituciones y organismos yezidíes pronunciaron unas palabras en memoria de los caídos.

Axîn Întiqam, en nombre del mando de las YBŞ y las YJŞ (Unidades de Defensa de Mujeres), aseveró que “trabajaremos día y noche para hacer realidad los sueños y deseos de nuestros mártires. Estos ataques asesinos no lograrán su objetivo. Que todos sepan que si uno de nosotros cae, decenas se levantarán en su lugar”.

Por su parte, Azad Hüseyin, hablando en nombre del autogobierno de Shengal, dijo que el gobierno iraquí es, en parte, responsable de estos ataques y que debe aclarar su posición sobre los bombardeos turcos contra el pueblo yezidí.

Ayer, desde la Administración Autónoma de Shengal condenaron el ataque ordenado por Turquía y recordó que entre los mártires se encuentran el comandante de las YBŞ Seid Hesen y el miliciano de esa organización de autodefensa, İsa Xwedêda.

En una declaración pública, desde la administración expresaron que “estas dos figuras destacadas defendieron Shengal en tiempos difíciles. Sabemos que el Estado turco invasor reclutó mercenarios de todo el mundo y los hizo atacar Kobanê y Shengal. Nuestro comandante y líder Seid, junto con los miembros de su familia, uno de los cuales era Isa, tomaron las armas y defendieron Shengal y lucharon por su tierra”.

“Cuando los traidores dieron la espalda a Shengal y quisieron entregarla al ISIS, nuestro amigo Seid dijo: ‘Somos los dueños de nuestro pueblo, nos defenderemos. Somos luchadores y comandantes. No abandonaremos Shengal a nadie, somos la fuerza de autodefensa, y somos los luchadores de nuestro pueblo’”, recordaron en el comunicado.

A su vez, desde la administración autónoma apuntaron contra el Partido Democrático de Kurdistán (PDK), que controla el gobierno semi-autónomo del Kurdistán iraquí (Bashur): “El PDK estuvo en el poder en Shengal desde 2003 hasta la última masacre yezidí en 2014 (cometida por ISIS). Durante el gobierno del PDK, nuestro amigo Seid, que llevaba a cabo actividades relacionadas con los yezidíes, se enfrentó a obstáculos. Sin embargo, las YBŞ fueron fundadas por amigos como Seid con su personalidad persistente. Además, nuestro amigo Seid ocupaba un lugar importante en la Asamblea Popular de Shengal. Tenía un lugar especial dentro de toda la comunidad yezidí”.

En la administración autónoma remarcaron que este ataque se realizó durante la visita del presidente iraquí Mustafa Kadhimi a Shengal. “Es la primera vez que un primer ministro o presidente de Irak visita Shengal desde la década de 1980 –agregaron-. Se esperaba que el presidente Kadhimi visitara las instituciones que representan la voluntad de la comunidad yezidí en Shengal. El hecho de que el ataque se haya llevado a cabo en un día tan señalado revela los objetivos de los enemigos e invasores”.

Desde el autogobierno de Shengal resaltaron “que no toleraremos más la matanza de nuestro pueblo. La sociedad yezidí ha alcanzado el nivel de hacer rendir cuentas a los enemigos y asesinos. Prometemos realizarlo”.

FUENTE: ANF / Edición: Kurdistán América Latina

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *