Mujeres kurdas desplazadas apuestan a la producción de verduras

Las mujeres de Afrin, que viven como desplazadas internas desde 2018, año en que Turquía invadió el cantón kurdo de Rojava, trabajan en la agricultura para subsistir y superar las dificultades económicas debido al bloqueo impuesto en la región.

Por estos días, las mujeres que habitan la aldea Til Şeîr, en la región de Shehba, están cosechando verduras que plantaron en un área de siete hectáreas.

Xezal Hesen, integrante del Comité de Mujeres para la Economía, explicó que brindar apoyo moral y material a las mujeres desplazadas es importante para ellas. “Iniciamos este proyecto en el área de siete hectáreas. 25 mujeres están trabajando ahora en el campo. Es un trabajo estacional, pero 25 mujeres significan 25 familias”.

“A pesar del escaso número de mujeres que participan en la producción, cientos y quizás incluso miles de hogares tendrán estas verduras que se producen”, agregó.

Xezel señaló que al vivir bajo un bloqueo económico, uno de los problemas más importantes es proporcionar el combustible que utilizan para la agricultura.

Fida Seîd es una de las mujeres que participa en el proyecto agrícola, apoyado por el Comité. Fida trabajó en el campo desde su infancia. Ahora tiene 35 años y lleva sobre sus hombros el peso de su familia.

“Participo en este proyecto lanzado para mujeres. Estoy feliz de producir, de trabajar en el campo. Así es como puedo ganarme la vida y ayudar a mi familia. Sobrevivo produciendo”, reconoció.

FUENTE: Fidan Abdullah / Medya News / Traducción y edición: Kurdistán América Latina

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *