Mustafa Karasu alertó sobre los nuevos intentos de ocupación de Turquía en Kurdistán

Mustafa Karasu, miembro del Comité Ejecutivo de la Unión de Comunidades de Kurdistán (KCK), aseguró que el reciente ataque lanzado por Turquía en las áreas de Zar, Avashin y Metina, en Bashur (Kurdistán iraquí), está planeado desde 2014, con el objetivo de eliminar al Movimiento de Liberación de Kurdistán.

El también comandante del Partido de los Trabajadores de Kurdistán (PKK) explicó que “está claro que las autoridades turcas buscan mejorar sus relaciones tanto con Europa como con Estados Unidos. ¿Pero a cambio de qué? A cambio de la eliminación del pueblo kurdo”.

“Turquía ha dicho claramente tanto a Europa como a Estados Unidos: ‘Si me apoyas en mi guerra contra el Movimiento de Liberación de Kurdistán, también te ayudaré con sus planes en la región’ –analizó-. A cambio, Europa y Estados Unidos cedieron a Turquía y le permitieron lanzar este ataque. Inmediatamente después de la llamada telefónica entre Erdogan y Biden, el Estado turco lanzó este ataque”.

Karasu agregó que el nuevo ataque de Turquía “coincide con el aniversario del genocidio armenio. En este sentido, el Estado turco dicen claramente: ‘Como eliminamos a los armenios en 1915, ahora es el turno de los kurdos’”.

Con respecto al silencio de las fuerzas militares del Gobierno Regional de Kurdistán (GRK), en Bashur, el miembro de la KCK estimó que “la posición de las fuerzas políticas en el Kurdistán del Sur es importante, y en particular la posición del Partido Democrático del Kurdistán (PDK, que lidera el GRK). Cuando el Kurdistán del Sur está sujeto a cualquier ataque, o cuando el Partido Democrático del Kurdistán o la Unión Patriótica del Kurdistán (UPK) sea objeto de algún ataque, ¿cómo puede ser la posición del PKK? ¿Cuál será la posición del pueblo kurdo?”.

“Seguramente responderán a esos ataques –afirmó-. Contrarrestar cualquier ataque dirigido al Movimiento por la Liberación de Kurdistán es una responsabilidad nacional del pueblo kurdo y de las fuerzas políticas kurdas. El Estado turco, que es enemigo del pueblo kurdo, lanza un ataque de este tipo, pero el Partido Democrático del Kurdistán y las fuerzas políticas kurdas no toman ninguna posición contra estos ataques. Es una posición irresponsable a nivel nacional”.

Karasu recordó que el PDK nunca tomó una posición sobre el encarcelamiento del líder kurdo Abdullah Öcalan, aislado en la isla-prisión de Imrali, en Turquía, desde 1999.

“Si las fuerzas de guerrilla son sometidas a algún golpe, el pueblo del sur de Kurdistán, así como las fuerzas políticas, también perderán sus logros -advirtió-. Deberían estar atentos en este asunto. Cuando llegue el turno del sur de Kurdistán, será tarde”.

Karasu alertó que si los intentos de ocupación de Turquía en Bashur, continuará hasta las ciudades de Sulaymaniyah y Hewler. El integrante de la KCK aseveró que Ankara lo primero que busca es “deshacerse del PKK, y si se elimina este obstáculo que tienen adelante, sus objetivos serán más fáciles”.

Por último, Karasu expresó que Turquía ya fue derrotada en varias oportunidades por el PKK junto a que “nuestro pueblo se levantó en el sur de Kurdistán”.

FUENTE: ANHA / Edición Kurdistán América Latina

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *