“Nuestro único objetivo es proteger la tierra de Ayn Issa”

“Responderemos a los ataques, no permitiremos al enemigo entrar en nuestras tierras”, aseguró Emmar Ekaş, uno de los comandantes de las fuerzas de autodefensa en Ayn Issa, la ciudad del norte de Siria que está siendo atacada por Turquía con el objetivo de ocuparla.

Ante las incursiones del ejército turco y los grupos yihadistas que lo acompañan, las Fuerzas Democráticas de Siria (FDS) respondieron militarmente, evitando la ocupación.

Ekaş, uno de los comandantes del Consejo Militar de Raqqa (CMR), en la brigada mártir Ilan Kobanê destinada en la población de Cehbel donde han tenido lugar los ataques, expresó: “Como combatientes, junto con los pueblos de la región, no permitiremos que los invasores entren en esta tierra. Estamos aquí para proteger nuestras tierras y a nuestra gente. No tenemos intención de atacar a nadie. Nuestro único objetivo es proteger esta tierra”.

El comandante del CMR añadió: “Continuaremos respondiendo a todos los ataques que tengan como objetivo la seguridad de nuestra región. Nuestra moral es alta y estamos determinados a tener éxito”.

Por su parte, la Unión de Mujeres Jóvenes de la Región del Éufrates, que celebró su reunión anual el martes pasado, decidió intensificar la movilización ante los ataques turcos. En el encuentro, se decidió establecer un batallón autónomo y unirse a la resistencia en Ayn Issa. De conformidad con esta decisión, 40 integrantes de la Unión de Mujeres Jóvenes se sumaron a las FDS para proteger el territorio.

Canê Ebdo, una de las mujeres que ahora se dirigen a los combates, manifestó: “Como mujeres jóvenes, decidimos formar un batallón autónomo y luchar contra el enemigo. No sólo hay una guerra en nuestras tierras, sino también una gran guerra contra los jóvenes. Los enemigos quieren utilizar a los jóvenes para sus propios intereses. Imponen el espionaje, la prostitución y las drogas a los jóvenes. Tenemos que tener cuidado y estar alerta contra estos juegos sucios”.

Por su parte, Rewşen Elî, otra de las milicianas, remarcó: “Nunca permitiremos que el enemigo implemente sus proyectos en nuestra tierra. Lucharemos hasta que el Estado turco y sus mercenarios sean expulsados de nuestro país. Nunca daremos un paso atrás”.

“Nuestro objetivo es devolver a la gente de la región a sus tierras. Estamos decididos a expulsar al enemigo de nuestras tierras”, agregó.

Los ataques contra Ayn Issa por parte de Turquía violan el alto el fuego firmado meses atrás con Rusia y Estados Unidos, las potencias que se encuentran instaladas en la región. El objetivo de Moscú es entregar la ciudad al gobierno de Damasco, algo que fue rechazado por la Administración Autónoma del Norte y el Este de Siria (AANES).

FUENTE: ANF / Edición: Kurdistán América Latina

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *