ONU denuncia la violenta respuesta gubernamental en Irán tras la muerte de Mahsa Amini

La Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Nada Al Nashif, manifestó su alarma por la muerte bajo custodia policial de la joven kurda Mahsa Amini. El funcionario además repudió la violenta respuesta de las fuerzas de seguridad iraní a las protestas que se produjeron en los últimos días en el Kurdistán iraní (Rohjilat), pero también otras ciudades del territorio.

“La trágica muerte de Mahsa Amini y las acusaciones de tortura y maltrato deben ser investigadas de forma rápida, imparcial y efectiva por una autoridad competente independiente”, afirmó en un comunicado Nada Al Nashif.

La indignación de un importante sector de la población de Irán aumentó aumentado desde que las autoridades reconocieron el viernes pasado la muerte de Amini en un hospital de Teherán, después de tres días en coma tras su detención por la “policía moral” de Teherán durante una visita a la capital del país el 13 de septiembre.

Esta unidad policial se encarga de hacer cumplir el estricto código de vestimenta de las mujeres en Irán, que incluye el uso del velo en público.

Según los informes de organizaciones de derechos humanos, la joven de 22 años fue “golpeada en la cabeza con una porra, y su cabeza fue golpeada contra el vehículo por la llamada policía moral”.

Rápidamente, se conoció la versión oficial que decía que Amini había fallecido por causas naturales.

Por su parte, la portavoz de la oficina de derechos humanos de la ONU, Ravina Shamdasani, declaró que, al parecer, las fuerzas de seguridad iraníes respondieron a las masivas protestas “con munición real”. La funcionaria agregó que ya se pudo confirmar que cinco personas murieron por la represión.

En su declaración, Al Nashif también expresó su preocupación por las leyes que rigen en Irán, en especial sobre el velo obligatorio que deben usar las mujeres, donde aparecer en público sin hiyab se castiga con penas de prisión.

“Las autoridades deben dejar de perseguir, acosar y detener a las mujeres que no respetan las normas sobre el hiyab”, aseguró la representante de de la ONU. A su vez, demandó que el gobierno iraní que derogue todas las leyes y normas discriminatorias que imponen el hiyab obligatorio.

FUENTE: ANF / Edición: Kurdistán América Latina

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.