Organizaciones mexicanas manifiestan su solidaridad con el pueblo kurdo

Agrupaciones sociales y políticas de México se pronunciaron a favor de la lucha del pueblo de Kurdistán y manifestaron su solidaridad frente a los ataques sistemáticos del Estado turco.

De esta manera, más organizaciones se suman a la campaña latinoamericana lanzada por el Movimiento de Mujeres de Kurdistán, que días atrás publicaron una declaración dirigida a los pueblos de América Latina, en donde solicitaban su solidaridad.

A continuación publicamos el comunicado solidario, firmado por Alianza Magonista Zapatista (AMZ), Colectivo Autónomo Magonista (CAMA), Comité de Defensa de los Derechos Indígenas (CODEDI), Organizaciones Indias por los Derechos Humanos en Oaxaca (OIDHO), Nodo Solidale, Brigada Callejera de Apoyo a la Mujer “Elisa Martinez” AC, Grupo de Trabajo “No Estamos Todxs”, Proceso de Articulación de la Sierra de Santa Marta, Consejo Autónomo Regional de la Zona Costa de Chiapas (CARZCCH), Organización Popular Francisco Villa de Izquierda Independiente (OPFVII), Frente Cívico Tonalteco y Radio Ñomndaa 100.10 FM (Suljaa’ / Xochistlahuaca, Guerrero):

México, 10 de febrero de 2022

¡Alto a la guerra en Kurdistán!

¡Alto a la guerra en contra de los pueblos autónomos!

Desde México, las organizaciones abajo-firmantes hacemos público nuestro repudio a los bombardeos del Ejército turco en el norte de Siria y en el norte de Irak. En los días pasados nos enteramos que misiles y bombas hicieron estragos en la zona de Derik (Rojava), en el campo de refugiados de Maxmur y en Shengal. Nuestro dolor se une al dolor de estos pueblos en lucha hoy atacados militarmente por el segundo ejército más grande de la OTAN.

Quizás para muchas personas estos lugares suenen remotos e impronunciables, pero sabemos que son casas, campos y montes de luchadoras y luchadores -hermanxs que viven en Oriente Medio- que, como muchas organizaciones de acá, buscan colectivamente un futuro más justo para su gente y sus hijxs, enfrentándose de esta manera al poder criminal y militar tanto de los fascistas islámicos de ISIS que de los Estados en guerra en esta región como Turquía, Siria, Irak, Irán, Rusia y Estados Unidos.

Las bombas turcas no llovieron al azar: en Rojava desde el 2012 se está viviendo una revolución socialista, feminista y ecologista que reúne diferentes pueblos y grupos religiosos con una propuesta concreta, real y democrática de convivencia en la diversidad: es el territorio de la Administración Autónoma de Norte y Este de Siria; en Shengal se está creando una región autónoma de los y las yezidíes, un pueblo que ha sufrido 73 feroces masacres a lo largo su historia, la última en 2014 por parte de los mercenarios de ISIS. Ante la indiferencia criminal de los Estados, los y las yezidíes encontraron un aliado en las fuerzas de autodefensas kurdas como las YPG/YPJ del norte Siria y las HPG/YJA Star del norte de Irak, quienes mantuvieron abierto un corredor humanitario mientras ISIS mataba miles de personas; desde ese entonces han creado su propias Unidades de Autodefensa, marcando también pasos notables en su autonomía política. En fin, Maxmur es el bastión de la resistencia kurda, siendo desde los 90 uno de los más grandes campos de refugiados de los pueblos kurdos perseguidos y expulsados en el sur de Turquía: aquí fue la cuna de lo que se conoce como Confederalismo Democrático, el sistema de asambleas que rige buena parte de las regiones hoy bajo ataque de Turquía y de sus paramilitares islámicos.

Miles de kilómetros y decenas de fronteras nos separan de estas dignas resistencias, pero sabemos que aun así nos sentimos cerca: estamos abajo y a la izquierda en donde late nuestro corazón rebelde común. La misma rabia y organización ante los mismos feroces asesinos: tal y como en nuestras comunidades y barrios los narco-paramilitares hacen estragos en contra de nuestra gente y nuestrxs militantes, arrasando territorios enteros codiciados por las grandes transnacionales. Chiapas, Guerrero, Oaxaca y todo México son territorio de guerra, en donde la autonomía busca florecer a pesar de tanto plomo en contra: hermanas y hermanos de Kurdistán y de los pueblos aliados, estamos con ustedes, en el dolor, en el fuego, en la resistencia. Gritamos juntos y denunciamos: ¡Erdogan genocida y fascista, los pueblos y la historia te condenan!

FUENTE: Kurdistán América Latina

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.