Padre de internacionalista Anna Campbell presenta caso contra Turquía en tribunal europeo

En mayo de 2017, la feminista y activista británica de 27 años Anna Campbell (Helin Qerecox) viajó a Siria para unirse a las Unidades de Protección de las Mujeres (YPJ) para luchar contra ISIS.

El 15 de marzo de 2018, Anna fue asesinada por un ataque de misiles de las Fuerzas Armadas turcas durante los bombardeos masivos contra el cantón kurdo de Afrin, en Rojava, que Ankara denominó “Operación Rama de Olivo”.

Su padre, Dirk Campbell, encabeza una campaña para que los restos de su hija, que aún yacen en el campo de batalla (se conoce el lugar exacto de donde se encuentran), sean devueltos a su familia en el Reino Unido.

A pesar de las extensas conversaciones con la Cruz Roja Británica y la Oficina de Desarrollo y Commonwealth Extranjero, el gobierno británico se niega a tomar alguna medida al respecto. Campbell había dado instrucciones a las firmas de abogados McCue Jury & Partners, junto con Turkish Counsel, para que hicieran declaraciones formales sobre el tema ante el gobierno del presidente Recep Tayyip Erdogan.

También se hicieron solicitudes a las autoridades turcas pertinentes para que los restos y pertenencias de Anna fueran devueltos a su familia. Peor hasta ahora no hubo respuestas.

En julio de 2021, se presentó una solicitud ante el Tribunal Administrativo de Turquía para hacer valer los derechos del padre de Anna. Turquía se niega a comprometerse sustancialmente. El Estado turco tiene un largo historial de incumplimiento del derecho internacional humanitario, incluidos ataques aéreos indiscriminados y con morteros en áreas residenciales en el norte de Siria, y la falta de respeto y protección de los muertos durante el conflicto armado.

En un comunicado de prensa, la firma de abogados que representa a Dirk Campbell dijo que no es demasiado tarde para que Turquía cambie su forma de actuar.

“Una declaración del Tribunal Europeo de Derechos Humanos de que se han violado los derechos del Señor Campbell y que los restos de Anna deben devolverse al Reino Unido, proporcionaría a su familia el cierre que han estado buscando durante los últimos cuatro años”, indicaron los abogados.

Para sostener esta lucha, el padre de Anna lanzó una campaña internacional para apoyar sus demandas.

En un comunicado, explicó: “El Estado turco mató a mi hija. (Ella) No participó en ninguna acción agresiva contra Turquía, pero estaba tratando de proteger a la gente de Afrin de los ataques turcos. Las autoridades turcas se han negado sistemáticamente a reconocer esto o admitir su responsabilidad en la muerte de Anna”.

La invasión turca a la región kurda de Siria “es equivalente a la invasión rusa de Ucrania, matando y expulsando a miles de civiles inocentes y cometiendo crímenes de guerra, atrocidades y abusos contra los derechos humanos –afirmó Dirk-. Occidente está actuando ahora contra Rusia, pero Occidente nunca ha tomado ninguna medida contra Turquía, miembro de la OTAN, por hacer exactamente lo mismo en Siria”.

El padre de Anna señaló que las acciones legales contra el gobierno turco son “por violar mi derecho humano, al negarse a recuperar y repatriar el cuerpo de mi hija. Aunque tienen el control del cantón de Afrin, las autoridades turcas se han negado incluso a responder a mi solicitud de que me den un salvoconducto al lugar donde mataron a mi hija. Se han negado a comprometerse conmigo en absoluto”.

Campbell agregó que la cancillería británica “no ha sido de ayuda”, por eso llevará el caso al Tribunal Europeo de Derechos Humanos, “donde espero que se me haga justicia y que la atención internacional mire los crímenes generalizados de Turquía contra la humanidad”.

Para apoyar la campaña de la familia de Anna Campbell, click aquí

FUENTE: Medya News / Traducción y edición: Kurdistán América Latina

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.