“Para los gobiernos, romper la conciencia kurda es fundamental”

La socióloga kurda Seher Akçınar Bayar afirmó que, a pesar de todas las presiones judiciales y políticas, el pueblo de Kurdistán mantiene la fortaleza en sus barrios y su presencia como actor político fundamental. A esto, añadió que los kurdos podrían encontrar definitivamente una salida a la opresión que sufre por parte del Estado turco, independientemente de la intensidad de la opresión en su contra.

En una entrevista con la agencia de noticias ANF, Bayar afirmó que “los conflictos armados, la represión política y la degeneración social” forman parte del proceso encabezado por el Estado turco.

“De hecho, podemos ver que están intentando conscientemente poner de rodillas a la sociedad de Kurdistán –aseveró la socióloga-. Hay un pueblo muy activo y políticamente consciente en la zona kurda. Para los gobiernos, romper esta conciencia es fundamental. Porque la capacidad de interpretar la propia verdad y la historia son los primeros pasos hacia la reforma social”.

Bayar agregó: “Por lo tanto, los gobiernos a veces llevan a cabo este proceso con movimientos operativos, fuerzas armadas y otras herramientas para suprimir la conciencia del pueblo”.

“Podemos ver las políticas que se han promulgado, en particular con respecto a los jóvenes, los niños y las mujeres. Porque estas son las partes más activas de la comunidad kurda –analizó-. En 2008-2009, por ejemplo, el tema fue ‘Niños que tiran piedras’. Estos niños fueron condenados a 25 años de prisión por lanzar piedras a cualquier tanque o agente de policía. Cuando examinaban las palmas de las manos de los niños que iban por la calle y determinaban que tenían marcas de piedras, los detenían de inmediato”.

La socióloga aseguró que “semejantes ataque a las mujeres, los niños y los jóvenes no es algo que no esperemos de ellos, por lo que es razonable afirmar que el proceso de degeneración social no comenzó en 2015. La degeneración social, las presiones políticas y las presiones militares se llevaron a cabo al mismo tiempo”.

“Los actores políticos han sido encarcelados en el pasado, mientras que el resto han sido amenazados por los tribunales. El ámbito político kurdo, que incluye la sociedad civil, la burocracia y las instituciones políticas, es, en mi opinión, una de las estructuras que se nutren de los barrios kurdos –estimó la especialista-. Los planes de estas estructuras tampoco pueden revisarse por separado de la calle. Estas instituciones alimentan lo que ocurre en la calle, y la calle alimenta a las instituciones. En consecuencia, hay mucha presión sobre ellas”.

Bayar apuntó que “es crucial considerar cómo se defenderá cada kurdo de estas fuerzas. Por ejemplo, creo que las recientes reivindicaciones de la lengua materna y las iniciativas relacionadas, así como los estudios individuales, son importantes. En comparación con el pasado, creo que son importantes las peticiones de los padres a las escuelas para que permitan a sus hijos asistir a cursos electivos en kurdo”.

Por último, la socióloga explicó que “a pesar de varias barreras judiciales y de seguridad, los kurdos pueden, sin duda, construir lugares en los que puedan existir. Incluso en este clima político, los kurdos son muy buenos para seguir y evaluar la actualidad. Independientemente de la gravedad y la frecuencia de la tiranía, creo que los kurdos encontrarán una salida a este caos. Podemos ver esto cuando miramos la historia. Esto puede verse claramente en el proceso de aislamiento general, así como en los presos en las cárceles y en los participantes de Newroz”.

FUENTE: ANF / Edición: Kurdistán América Latina

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.