Parlamento turco amplía mandato para operaciones militares transfronterizas

El Parlamento de Turquía turco amplió el mandato de las operaciones militares en Siria e Irak por dos años más. Con los votos de los partidos AKP, MHP e IYI, se autorizó al presidente Recep Tayyip Erdogan a decidir, hasta 2023, sobre el “límite, extensión, cantidad y momento” del despliegue de tropas turcas para operaciones en esos países vecinos.

Erdogan había justificado la solicitud que él mismo presentó citando una supuesta amenaza a la seguridad nacional planteada desde territorio sirio. En el debate parlamentario, el legislador del AKP Ismet Yılmaz argumentó como justificación la “amenaza terrorista planteada por el PKK y el ISIS”. También destacó que Turquía es parte de la coalición global en la lucha contra el ISIS.

Los diputados del CHP votaron en contra de la moción. El líder de ese partido, Kemal Kılıçdaroğlu, se había pronunciado en contra de la medida en la reunión del grupo parlamentario de su partido antes del debate. Kılıçdaroğlu explicó que quería la paz y no la guerra en Siria, y que los soldados y policías turcos no deberían convertirse en mártires en el país vecino.

Por su parte, los 56 diputados del HDP (Partido Democrático de los Pueblos) se pronunciaron en contra del mandato. La diputada kurda Saliha Aydeniz dijo que la moción debe rechazarse para proteger al país y a los pueblos de la guerra, la muerte, las masacres, el empeoramiento de la crisis económica, el empobrecimiento de la población y la corrupción.

La co-presidenta del HDP, Pervin Buldan, calificó el mandato como una “extensión de la guerra y la ocupación”. En la reunión del grupo parlamentario del HDP, Buldan advirtió que “el gobierno teme que en un año ya no pueda haber un parlamentario del AKP. El grupo ve por sí mismo que su partida se acerca y quiere salvaguardar su política de guerra hasta 2023”.

Según Buldan, el mandato está dirigido contra los kurdos y pretende dar aire a grupos terroristas como ISIS y el Frente Al Nusra en Siria. “Con este mandato, el gobierno quiere evitar que surja un proceso de paz en Siria. Los conflictos y los movimientos de refugiados resultantes deben continuar para sacar provecho de ellos. Ese es el propósito de este mandato”.

Antes de la votación, el HDP había pedido a los partidos de la oposición que no le dieran vía libre al presidente turco Recep Tayyip Erdogan para la guerra y que pusieran fin al “ciclo sangriento de violencia”. Numerosas organizaciones de la sociedad civil también se habían pronunciaron en contra de la moción.

Turquía tiene el segundo ejército más grande de la alianza militar de la OTAN. El Parlamento emitió por primera vez el mandato extranjero para Siria e Irak en octubre de 2014 y desde entonces lo renovó. Oficialmente, esta medida permite operaciones militares en estados vecinos contra ISIS y otros grupos que el gobierno turco clasifica como “terroristas”, para “proteger sus propias fronteras”.

Sin embargo, por regla general, estas operaciones están dirigidas contra las organizaciones guerrilleras del PKK y las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), en Rojava.

El nuevo mandato solicitado por el presidente turco ahora se aplica explícitamente a todas las áreas de Siria.

FUENTE: ANF / Edición: Kurdistán América Latina

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *