Partido Democrático de los Pueblos critica a potencias mundiales por situación en Afganistán

El Partido Democrático de los Pueblos (HDP), la tercera fuerza política en Turquía, criticó con dureza la política de las potencias mundiales con respecto a Afganistán, luego que el movimiento Talibán tomara el poder en el marco del retiro desesperado de las tropas estadounidenses en el país.

Feleknas Uca y Hişyar Özsoy, co-portavoces de la Comisión de Política Exterior del HDP, difundieron una declaración el martes pasado en la que aseguraron que “Estados Unidos y Gran Bretaña comenzaron la ocupación en 2001 con el lema ‘Liberaremos Afganistán’. Ahora la ocupación está terminando, dejando más de 50.000 muertos y una sociedad completamente destruida. Los talibanes entraron en Kabul y declararon que la guerra había terminado”.

“Si bien la derrota de Estados Unidos representa una gran victoria para los talibanes, una época caótica y nuevas atrocidades aguardan al pueblo de Afganistán –alertaron-. A medida que Estados Unidos se retira de la escena, el régimen represivo de los talibanes se anuncia abiertamente. Los vecinos de Afganistán, China, Irán, Pakistán, Turkmenistán, Tayikistán y Uzbekistán, así como estados como Rusia e India que no limitan con Afganistán, pero que tienen importantes intereses allí, se están reposicionando para proteger sus intereses”.

Desde el HDP advirtieron que “incluso el gobierno turco, a miles de kilómetros de distancia, navega por las peligrosas aguas para afianzarse en Afganistán. Parece que Afganistán se convertirá en el escenario de las luchas hegemónicas en el futuro. En Afganistán, las demandas de mujeres, minorías y activistas de derechos humanos, quienes quieren democracia, libertad y justicia, una vez más están siendo sacrificados a los intereses de la real politik”.

Los co-portavoces del HDP remarcaron que “en Estados Unidos, que ahora ha terminado lo que comenzó hace 20 años como la Operación Libertad Duradera, incluso las ‘feministas blancas’ que apoyaron la ocupación ya no hablan de salvar a las mujeres afganas”.

Sobre el retiro de tropas estadounidenses, desde el HDP analizaron que es algo “de gran interés para Turquía”. “La presencia militar de Turquía, miembro de la OTAN, en Afganistán y, en particular, la cuestión de los afganos que han buscado refugio en Turquía durante los dos últimos años, son cuestiones importantes”, insistieron.

Al referirse a la postura del presidente turco Recep Tayyip Erdogan con respecto a Afganistán, en el HDP consideraron que intentó “jugar un papel central negociando con Estados Unidos sobre la seguridad del aeropuerto de Kabul. Después de que los talibanes anunciaran que aquellos que vinieron con la OTAN deberían irse con la OTAN, y considerarían a Turquía como un ‘invasor’, Erdogan declaró que no había contradicción entre las creencias religiosas de los talibanes y las suyas, y que pronto reconocerían al liderazgo talibán”.

“Más recientemente, un portavoz de los talibanes declaró que consideraban a Turquía un aliado, no un enemigo –agregaron en la declaración-. Se entiende que las relaciones entre Turquía y los talibanes se estructuran sobre la base de intereses de poder. En cuanto a los afganos que huyeron de la guerra y llegaron a Turquía, nadie sabe qué hará el gobierno. El gobierno turco probablemente utilizará a los refugiados afganos, además de los refugiados de Siria, como palanca contra la Unión Europea”.

En el comunicado se remarcó que “no es realista esperar que el gobierno (turco) del AKP/MHP, que ha exacerbado los conflictos desde Libia hasta Afganistán con sus políticas militaristas y sus intentos de convertir las crisis políticas en oportunidades, aborde los problemas en estas regiones sobre la base de valores humanitarios universales. En unos meses, el gobierno presentará al Parlamento su moción sobre los despliegues extranjeros en Afganistán, Irak, Siria y Libia. Esperamos que los partidos de la oposición en el Parlamento se opongan a estos poderes de guerra y se pongan del lado de las políticas pacíficas”.

Desde el HDP manifestaron que “las crisis políticas desde Libia hasta Siria y Afganistán pueden y deben resolverse sin guerras ni muerte. Solo el pueblo de Afganistán puede resolver los problemas políticos en Afganistán. Las consecuencias de las intervenciones militares desde el exterior son obvias. Lo que el pueblo de Afganistán necesita no son armas, sino el establecimiento de un sistema político en el que pueda vivir en paz y tranquilidad. Hacemos un llamamiento a la comunidad internacional para que desempeñe un papel constructivo en la reconstrucción del Afganistán y no deje solos a quienes luchan por la democracia. Saludamos al pueblo afgano que ha sufrido mucho durante los últimos 40 años y expresamos nuestra solidaridad con las mujeres afganas que no han abandonado sus luchas ni siquiera en los momentos más oscuros”.

FUENTE: ANF / Edición: Kurdistán América Latina

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *