Quieren quitarle la inmunidad parlamentaria al diputado armenio Garo Paylan

En la Asamblea Nacional de Turquía, se presentaron 29 nuevos sumarios exigiendo el levantamiento de la inmunidad parlamentaria de diferentes diputados. El militante armenio Garo Paylan, del Partido Democrático de los Pueblos (HDP), fue uno de los apuntados.

La gran mayoría de los diputados que se enfrentan a la petición y posteriores procesos judiciales son del HDP: Ayşe Sürücü (1), Ömer Öcalan (1), Tayip Temel (1), Hişyar Özsoy (2), Mithat Sancar (1), İmam Taşçıer (2), Ömer Faruk Gergerlioğlu (1), Berdan Öztürk (2), Gülistan Kılıç Koçyiğit (1), Meral Danış Beştaş (1), Feleknas Uca (2), Nuran İmir (3), Sezai Temelli (1), Hüseyin Kaçmaz (1), Murat Sarısaç (1), Garo Paylan (1) y Habip Eksik (1).

También se iniciaron los trámites para levantar la inmunidad parlamentaria de otros opositores, como la co-presidenta del Partido de las Regiones Democráticas (DBP, por sus siglas en turco), Saliha Aydeniz; los diputados del Partido Popular Republicano (CHP, por sus siglas en turco), Aykut Erdoğdu y Selin Sayek Böke; el vicepresidente del Grupo del Partido IYI, Lütfü Türkkan, y los diputados independientes Mensur Işık y Tuma Çelik.

Por otro lado, el Partido de Acción Nacionalista (MHP, por sus siglas en turco) -aliado parlamentario del partido de Recep Tayyip Erdogan- presentó una demanda para prohibir al HDP. En este sentido, el ultranacionalista Devlet Bahçeli atacó a la organización de izquierda: “El HDP es un problema de terror, un nido separatista, un grupo incendiario y un arma malvada contra nuestra seguridad democrática”.

Ante estas acusaciones, los co-presidentes del Partido Democrático de los Pueblos expresaron: “En realidad, no tenemos la necesidad de responder. Sin embargo, esta expectativa existe en la población. Así que quiero dejar claro que nadie tiene la fuerza para cerrar el HDP”. “Sabemos que la agresión resulta del hecho de que el HDP no permite que se le ponga de rodillas a pesar de la masiva represión e innumerables arrestos”, agregaron los militantes revolucionarios.

Una co-alcaldesa del HDP fue sentenciada a nueve años de cárcel

Rojda Nazlıer, intendenta de la localidad Kocaköy, de Diyarbekir, fue condenada a nueve años de prisión por “pertenecer a una organización terrorista”. La dirigenta kurda, que había sido depuesta de su cargo por el autoritario Ministerio del Interior turco, fue acusada de pertenecer al Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK).

La militante de izquierda fue denunciada por asistir a la celebración de Newroz (año nuevo kurdo), de visitar a los familiares del preso político Zülküf Gezen, que se suicidó en marzo de este año en protesta por el aislamiento de Abdullah Öcalan, y de asistir a conferencias de prensa del HDP. Como Nazlıer “es una persona inclinada a cometer delitos” -en palabras del juez de la causa-, se le denegó la reducción de la pena.

FUENTE: Nor Sevan / Edición: Kurdistán América Latina

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.