Roger Waters planea visitar a la presa política Nûdem Durak

Recientemente, se informó que la leyenda del rock británico Roger Waters envió una de sus guitarras a la música kurda encarcelada Nûdem Durak, como parte de una acción de solidaridad. Pero la administración de la prisión se negó a permitir que la cantante se quedara con la guitarra. Waters ahora planea visitar Turquía para llevarle a Durak una guitarra firmada por varios artistas y músicos, según informó el diario Özgür Politika.

Nûdem Durak está encarcelada desde abril de 2015 tras ser condenada a 19 años en dos juicios separados por interpretar canciones kurdas con contenido político.

La madre de Nûdem, Hatice Durak, le dijo a Jin News que la salud de su hija se ha deteriorado desde que estuvo en prisión y que actualmente sufre de bocio y un debilitamiento de sus huesos debido a la osteólisis.

A la campaña internacional en solidaridad con Nûdem Durak se han unido el pensador y lingüista estadounidense Noam Chomsky, el director de cine británico Ken Loach, los músicos Peter Gabriel y Roger Waters, la actriz Maxine Peake, los actores estadounidenses Mark Ruffalo y John Cusack, el antropólogo David Graeber, la activista política Angela Davis y el economista griego Yanis Varoufakis.

La primera acción solidaria fue la iniciativa “Canción por Nûdem Durak”, que comenzó en Alemania en 2016. La campaña “Free Nûdem Durak” se lanzó en 2020 con la participación de personas de varios países, incluidos Chile, Italia, Francia, Argelia, Grecia, Marruecos, Estados Unidos, Sudáfrica, Reino Unido, Irlanda, Túnez, Nigeria, Suecia, Córcega, Senegal, Dinamarca, Alemania y Guatemala.

A medida que más artistas, intelectuales, activistas, sindicalistas y otros se unieron a la campaña, el creciente apoyo también generó un mayor interés en el caso de Durak.

Roger Waters dijo que Durak “es nuestra hermana”, y agregó que era inaceptable que a la cantante se le negaran los instrumentos musicales en prisión.

La hermana de Nûdem, Firdevs Durak, declaró a Özgür Politika: “Castigar a alguien por las letras de sus canciones y por el entorno político en el que actúa, es intolerancia a la música disidente. Nûdem hace música para la gente. Y sí, ciertamente piensa que la música debería ser política en el clima en el que vivimos”.

Su hermana agregó que “el apoyo brindado recientemente a través de la campaña hizo que tanto Nûdem como su familia se sintieran más fuertes”.

FUENTE: Medya News / Traducción y edición: Kurdistán América Latina

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.