“Si Biden se define como demócrata no debería ser socio del genocidio contra los kurdos”

Mustafa Karasu, miembro del Consejo Ejecutivo de la Unión de Comunidades del Kurdistán (KCK), habló en un programa especial transmitido por Medya Haber TV sobre los recientes acontecimientos políticos y la agenda de Turquía.

Karasu compartió sus puntos de vista sobre la reunión entre Joe Biden y Recep Tayyip Erdogan, prevista para el 14 de junio al margen de la cumbre de la OTAN en Bruselas.

En la reunión, los mandatarios discutirán una extensa agenda que incluye Siria, Afganistán y otros asuntos regionales.

Karasu dijo que Biden tenía reclamos democráticos, pero que no cumplió sus promesas después de su elección. “Afirmaba que llevaría los valores democráticos a Estados Unidos –señaló-. Estados Unidos y Europa tienen que ser sinceros. Si hay un régimen fascista en Turquía, si existe la dictadura como dicen, entonces no deberían apoyar eso. No deberían ser socios del genocidio kurdo”.

“Si Biden se define a sí mismo como un demócrata, no debería ser un socio del genocidio kurdo”, reiteró Karasu.

El miembro de la KCK instó “a Biden como a los estados europeos a no dar apoyo a las políticas del AKP-MHP (los partidos aliados que gobiernan Turquía). No creemos que ni la gente de los Estados Unidos ni la gente de Europa defiendan las políticas de sus líderes”.

Karasu aseveró que “los estados europeos y Estados Unidos no pueden ocultar su asociación en el genocidio kurdo simplemente por tener relaciones con el Partido Democrático de Kurdistán (PDK)”, que gobierna la región semi-autónoma del norte de Irak.

El representante de la KCK manifestó que Estados Unidos apoya activamente los “ataques de ocupación y genocidio” de Turquía, que aún continúan en las regiones de Metina, Zap y Avashin, en el norte de Irak. A esto, agregó que el PDK está “cooperando activamente con Turquía” en estos ataques.

A su vez, demandó al PDK que apoye el “beneficio nacional de todos los kurdos y no sean socios de Turquía”, y apuntó que la actitud actual del PDK no se limita a “aquí y hoy”, sino que es parte de un plan mayor que ya tiene varios años.

Karasu señaló que para comprender el “concepto” de cooperación en los ataques de Turquía, todos los kurdos y la opinión pública internacional deberían revisar y aprender de la “historia de los actos anteriores del PDK”. Recordó el conflicto de Zini Werte, cuando Masrour Barzani, el primer ministro del Gobierno Regional de Kurdistán (KRG), envió tropas Peshmerga a Zini Werte, en el oeste del monte Qandil, que alberga las bases del PKK, y a unos 60 kilómetros al noreste de Erbil (Hewler).

Esa región estratégica se convirtió en un centro de tensiones entre el PDK y la Unión Patriótica del Kurdistán (UPK), y el PKK también se involucró en la disputa.

Subrayó que tanto Zini Werte como lo que sucede hoy en Metina era una continuación de los planes para “aniquilar el movimiento de libertad kurdo, pero el PKK se fortaleció y se hizo más grande a pesar de todos esos ataques”.

“Por eso, activan nuevamente los ataques de aniquilación, pero la guerrilla presenta una resistencia histórica en Metina, Zap y Avashin, al igual que las resistencias históricas en Heftanîn y Garê”, advirtió.

“Su propósito en 1999 (cuando Abdullan Öcalan fue secuestrado y encarcelado) era aniquilar al PKK encarcelando al líder Apo –reflexionó-. Esa es la política para aniquilar al PKK que ahora se está intentando en las Zonas de Defensa de Medya (bases de la insurgencia). Este es un concepto. Este es un ataque que ha sido planeado conjuntamente por Turquía y el PDK. Que el PDK que rodee Metina y entre en las zonas del PKK para interrumpir la conexión entre las zonas guerrilleras, es parte de este plan”.

Karasu sintetizó que “se puede explicar este plan de esta manera: el PDK golpeará primero con el yunque, luego Turquía golpeará con el martillo”.

Karasu también saludó a Abdullah Öcalan y llamó a todas las fuerzas democráticas internacionales, y especialmente al pueblo kurdo, a unir su lucha por la libertad con la lucha por la liberación del líder kurdo, encarcelado en la isla-prisión de Imrali, en Turquía.

“Sin que aumente la lucha por la libertad del pueblo kurdo, sin luchar eficazmente contra el ataque genocida del estado turco, no se puede perseguir la lucha correcta contra el aislamiento de Abdullah Öcalan”, finalizó el representante de la KCK.

FUENTE: Medya Haber TV / Medya News / Traducción y edición: Kurdistán América Latina

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *