Símbolos de la resistencia de Rojava

El brillo del 8 de marzo comenzó en 1908, cuando 15 mujeres que trabajaban en Nueva York exigieron reducir la jornada laboral, demandaron salarios justos y el derecho a elegir su trabajo. Por primera vez, Clara Zetkin sugirió que este día se convierta en un día internacional para recordar a las mujeres trabajadoras que fueron quemadas vivas por la mentalidad autoritaria porque exigían sus derechos.

Hoy en día, las mujeres se han convertido en una fuente de inspiración en la lucha por la libertad, y esta inspiración surge de la profundidad de la lucha que Clara, Rosa y Zarifa libraron durante la Revolución Rojava. Con los valores de esta lucha, alcanzaron una nueva dimensión. Desde Hevrin Khalaf hasta Hind Khifer, las mujeres luchan incansablemente por la libertad.

Los derechos y libertades de la mujer y la construcción de la sociedad son nuevamente asuntos necesarios. Por lo tanto, la libertad de las mujeres es un tema de hombres también, porque se trata de cambiar el sistema autoritario de los hombres, y mostrar la verdad y el significado del 8 de marzo, “Día Internacional de la Mujer”, y la lucha contra el autoritarismo existente.

Hevrin Khalaf

Hevrin Khalaf nació en una familia patriótica en Dêrik, en 1983. Tenía cuatro hermanos y una hermana llamada Zozan, que fue martirizada dentro de las filas del Movimiento de Liberación de Kurdistán. El encuentro de su madre con el líder Abdullah Ocalan tuvo un gran impacto en su personalidad.

Hevrin, después de completar sus estudios de primaria, secundaria y preparatoria en Dêrik, completó su educación en la Facultad de Ingeniería Civil en Alepo. Una vez que terminó su educación, regresó a Dêrik.

Con el estallido de la Revolución Rojava, se unió a las filas de la Revolución por la Libertad, participó en actividades juveniles, y luego trabajó como administradora dentro del Cuerpo Económico en la ciudad de Qamishlo.

Después de la declaración de la Administración Autónoma del Norte y el Este de Siria (AANES), Hevrin trabajó como copresidente del Cuerpo de Energía en la AANES de la región de Jazira. Hevrin fue copresidenta del Comité Económico en esta región y desempeñó un papel importante y esencial en el desarrollo del trabajo económico de la zona.

Hevrin quería trabajar más para servir a su gente, y fue una de las fundadoras del Partido Siria del Futuro. En 2018, se convirtió en un ejemplo para todo el pueblo sirio con su lucha. El 27 de marzo de 2018, fue elegida Secretaria General del Partido Futuro Siria.

El 11 de octubre de 2019, Hevrin fue martirizada durante el ataque del ejército de ocupación turco y sus mercenarios cuando se trasladaba por la carretera internacional M4, en el norte de Siria.

Zahra Berkel

La mártir Zahra Berkel creció dentro de una familia patriota. Ella era originaria de la aldea de Berkh Botan, al sur de la ciudad de Kobane.

Cuando comenzó la Revolución Rojava, era estudiante de la Facultad de Derecho de la Universidad de Alepo, pero dejó la universidad y se unió a las filas de la revolución. A través de su lucha revolucionaria, pudo dejar una huella en la vida de las mujeres kurdas, mientras luchaba por el resurgimiento y la creación de una sociedad libre. Desempeñó un papel pionero dentro de las instituciones de Rojava.

Antes del inicio de la revolución, la mártir Zahra solía tomar lecciones de idioma kurdo en secreto, y con el estallido de la revolución pudo desarrollarse en el campo del idioma y se convirtió en maestra en varias escuelas en Kobane.

En 2013, Zahra se incorporó a las instituciones afiliadas a las mujeres, y se sumó las “Casas de la Mujer” (Mala Jin), luego trabajó dentro de la “Organización Sara para Combatir la Violencia contra la Mujer” y allí pudo desempeñar un papel efectivo.

Con el objetivo de organizar y desarrollar la sociedad, Zahra se unió al Movimiento de las Sociedad Democrática, en el que ocupó el cargo de copresidencia de la Asamblea Popular. En 2017, fue elegida para el cargo de copresidencia de la ciudad de Kobane, y luego ocupó el cargo de copresidencia del Comité de Justicia en la misma localidad.

La mártir Zahra Berkel también ocupó su lugar en la organización de mujeres Kongra Star, y fue nombrada copresidenta del Comité de Eventos en la región del Éufrates. También fue administradora en la Academia Mártir Sheylan, brindando cursos de formación para hombres.

En la octava conferencia del Kongra Star, que se celebró en 2018, fue elegida como miembro de la Coordinación General de la organización. Continuó su trabajo después de eso en las ciudades de Ain Issa, Sareen y Girê Spî, con el objetivo de desarrollar a la mujer, abrir avenidas de su pensamiento dentro de la sociedad y liberarla del poder masculino. Y para lograr la igualdad entre hombres y mujeres, realizando enormes esfuerzos.

El 23 de junio de 2020, la ocupación turca cometió una masacre en la aldea de Helanj, al este de la ciudad de Kobane, al atacar una casa civil en la que Zahra estaba presente en ese momento, lo que la llevó al martirio con algunos de sus compañeros de lucha.

Madre Aqidah

Aqidah Ali Othman nació en 1966 en Girkê Legê. En la década de 1980, ocupó su lugar dentro de las actividades revolucionarias. Después de que la madre Aqidah se familiarizó con el Movimiento de Liberación de Kurdistán, fue pionera en difundir el pensamiento de la libertad de las mujeres y no abandonó la resistencia hasta su último aliento. La madre Aqidah fue arrestada dos veces por el gobierno de Damasco debido a las actividades revolucionarias que solía dirigir; sin embargo, cada vez que salía de la cárcel volvía a sus actividades.

La Madre Aqidah, en virtud de su naturaleza optimista, fue amada por todos los segmentos de la sociedad, y dirigió la lucha de las mujeres en el Kongra Star. Sin dudar, ella resistió la mentalidad autoritaria de los hombres.

Después del arresto de Abdullah Ocalan en 1999 por el Estado turco, la Madre Aqidah vestía un vestido negro y desde entonces comenzó la lucha por la libertad del líder kurdo.

Ocupó su lugar en el frente de la resistencia cuando el Estado turco lanzó sus ataques contra Afrin en 2018.

Cuando el gobierno turco y sus mercenarios comenzaron el 9 de octubre de 2019 a atacar Serêkaniyê y Girê Spî, la Madre Aqidah participó en la organización de las filas de resistencia, para rechazar a los yihadistas que cometían terribles crímenes contra las personas. El 13 de octubre se dirigió con un convoy de civiles a Serêkaniyê.

Los aviones de combate del ejército de ocupación turco bombardearon brutalmente este convoy, hecho que resultó en la pérdida de decenas de civiles de vidas. La Madre Aqidah, que estuvo entre los mártires, dijo unos minutos antes de su martirio: “Iremos a Serêkaniyê y apoyaremos la resistencia de nuestro pueblo. Nunca huiremos. Todos deben saber que no dependemos de nadie. Las únicas fuerzas en las que confiamos son las Unidades de Protección del Pueblo (YPG) y las Unidades de Protección de la Mujer (YPJ)”.

Hind Al-Khedr

Islam Latif Al-Khedr, conocida como Hind, nació en la aldea de Tel Shukr, en el distrito de Al-Dashisha, en el cantón de Hasakah. Ella era del clan Al-Jabbour, estudió la escuela primaria en la escuela Heddaj, en Al-Dashisha, y en la escuela preparatoria en el distrito de Al-Shaddadi.

Hind es una de las víctimas del matrimonio de menores, ya que sus padres la casaron cuando tenía 15 años con un iraquí que se divorció de ella mientras estaba embarazada. Por ello, regresó a la casa de su familia y crió sola a su hija.

Se involucró en la lucha por la libertad de la mujer en la AANES, y ​​trabajó con gran moral y eficacia a pesar de estar sometida a presiones de su familia. Como resultado de su lucha, se unió en noviembre de 2020 para trabajar en la Asamblea Popular en Tel Al-Sheikh.

Hind se vio muy afectada por el martirio de Hevrin Khalaf a manos de los mercenarios de ISIS en 2019, y es por eso que se involucró en la lucha por la libertad de las mujeres frente al autoritarismo de los hombres. Su objetivo era ser la voz de las mujeres.

Saada Faisal Al-Hermas

Saada Faisal Al-Hermas nació en la ciudad de Tel Shair, en el distrito de Al-Dashisha, en el cantón de Hasakah en 1993. Estaba casada y tenía dos hijas, y debido a que se separó de su esposo, se dedicó a la crianza de sus hijas.

Saada quería luchar desde el Kongra Star para ser una vanguardia en la lucha de las mujeres en las áreas del norte y este de Siria, y pudo cumplir su deseo, ya que fue elegida copresidenta del distrito de Al-Dashisha en noviembre de 2020.

Saada Faisal Al-Hermas y Hind Al-Khedr fueron secuestrados por mercenarios de ISIS el 22 de enero de 2021, y luego los mataron brutalmente.

Barin Kobane

Amina Omer, nombre de guerra es Barin Kobane, nació en el cantón Shahba en 1992, y en 2015 se unió a las filas de las YPJ para deshacerse de la mentalidad autoritaria de los hombres. Barin comenzó su lucha en Afrin, completó su primer entrenamiento en esa zona y se unió al trabajo militar. En 2017, se unió a un curso de formación militar e intelectual en la Academia Militar Martir Sheylan, en Afrin.

Barin era conocida entre sus camaradas por tener un espíritu de sacrificio y redención, y solía luchar y resistir frente a todas las formas de violencia. Mientras el ejército de ocupación turco y sus mercenarios lanzaban su ataque contra Afrin, Barin se vio rodeada junto a 25 de sus camaradas y, con gran dificultad, logró persuadir a sus camaradas de que salieran del asedio. Ella permaneció luchando con una de sus camaradas. Las dos heroínas lucharon hasta que les quedó la última bala. El 2 de febrero de 2018, fue martirizada en el distrito de Bulbul, del cantón de Afrin.

Más tarde quedó claro que la combatiente de las YPJ había sido martirizada después de ser torturada por los mercenarios de la ocupación turca. Los efectos de la tortura eran evidentes en el cuerpo de Barin mientras los mercenarios mostraban escenas de video de ella después de su martirio.

Amara Rainas

Aziza Aslan, nombre de guerra es Amara Renas, nació en el distrito de Amuda, en el cantón de Qamishlo, y tenía dos hermanos y dos hermanas.

Amara estudió hasta la etapa preparatoria y se unió a las YPJ en 2016, y fue martirizada en la aldea de Jalabi en el cantón de Girê Spî / Tel Abyad a manos de los mercenarios de ISIS, a quienes el Estado turco está tratando de otorgar legitimidad bajo el nombre de Ejército Nacional Sirio.

Los mercenarios de Erdogan publicaron escenas de video en sus páginas web de las redes sociales, mostrando cómo los mercenarios mutilaron el cuerpo de Amara Rinas, quien fue martirizada el 21 de octubre de 2019, luego de la declaración del alto el fuego que Turquía continúan violando hasta el día de hoy.

La brutalidad de la ocupación turca y sus mercenarios, y sus crímenes contra la humanidad, no se cometieron solo contra los dos mártires Barin y Amara, ya que estos crímenes son básicamente una política aplicada por la ocupación turca, los mercenarios del ISIS y otros grupos mercenarios que trabajan bajo el control del Estado turco.

FUENTE: Nujiyan Athar / ANHA / Edición: Kurdistán América Latina

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *