Todo Shengal movilizado para detener la invasión

El 2 de octubre, el Partido Democrático de Kurdistán (PDK) trató de ingresar con sus fuerzas militares a Shengal, región de mayoría yezidí del norte de Irak. La razón que argumentó el gobierno semi-autónomo del Kurdistán iraquí (Bashur) fue que se debía a las próximas elecciones parlamentarias nacionales, que se realizarán el 10 de octubre.

En realidad, el PDK intenta aplicar el polémico acuerdo firmado el 9 de octubre del año pasado entre el Gobierno Regional de Kurdistán (GRK, administrado por el PDK) y el Ejecutivo de Bagdad, con el apoyo de Estados Unidos y Turquía.

Desde el autogobierno de Shengal –que surgió luego de la derrota de ISIS en manos de las fuerzas de autodefensa (YBS) en la región-, denunciaron que el PDK quiere trasladarse al centro de la ciudad y establecer allí una base militar.

Ayer, La administración autónoma de Shengal y el movimiento de mujeres –TAJÊ- llamaron a la población yezidí para contrarrestar los planes del PDK. Por esa razón, esta mañana cientos de pobladores comenzaron a acudir a las asambleas públicas y a los puntos de seguridad.

Ali Hamed, uno de los habitantes de Shengal que se reunieron en Sinun, dijo que actuarán hasta que el PDK renuncie a sus ambiciones en Shengal: “Nos enfrentaremos a ellos. No aceptaremos la traición”.

El joven Saar, de Xanesor, expresó al respecto: “No importa cuándo vengan, no importa a qué hora vengan, les cortaremos el paso, no permitiremos que los traidores entren en Shengal”.

El GRK es, junto a Bagdad, responsable del ingreso de ISIS en Shengal en 2014, ya que antes de la llegada de los terroristas, ordenó el retiro de sus fuerzas (Peshmergas), permitiendo la invasión que tuvo como consecuencias cientos de pobladores asesinados y el secuestro de más de tres mil mujeres.

El sábado, la Administración Autónoma Democrática de Shengal denunció que el PDK intentó llevar a la región –por la fuerza de las armas- a dos candidatos a las elecciones parlamentarias iraquíes. Debido al rechazo de la población, las tropas tuvieron que retirarse.

En una rueda de prensa, Merwan Bedel, co-presidente del Consejo Autónomo de Shengal, explicó: “Ahora dicen que todos los candidatos deben tener la oportunidad de hacer campaña. Si todo el mundo trabajara de forma democrática de cara a las elecciones, podrían ver que nadie está más a favor de la democracia que nosotros. Sin embargo, si a nuestros partidos yezidíes no se les permite hacer campaña, nosotros tampoco permitiremos su campaña electoral. En cualquier caso, todo esto no tiene que ver con las elecciones. El PDK quiere establecer una base aquí. Actualmente, se está preparando un gran contingente Peshmerga para trasladarse a Shengal”.

Por su parte, las integrantes del TAJÊ recordaron que en 2014 ISIS cometió un genocidio, en el cual “miles de mujeres yezidíes fueron asesinadas e innumerables fueron secuestradas”. “Ese fue el resultado de la traición del PDK”, remarcaron desde la organización.

También remarcaron que el 9 de octubre del año pasado, las fuerzas Peshmerga atacaron la zona de Xanêsor, en Shengal, siguiendo “la orden de Turquía y firmó un acuerdo con el gobierno iraquí en el que se ignoraba la voluntad de la población yezidí y se dividía la región autónoma”. “Desde entonces, las acciones hostiles contra las mujeres yezidíes y la sociedad yazidí han aumentado”, revelaron.

“Esta vez, el PDK intentó invadir la región de Shengal con el pretexto de las elecciones. Las mujeres yezidíes, especialmente las madres, se opusieron y evitaron que los Peshmerga penetraran en nuestras tierras. Así que el PDK tuvo que retirarse de nuevo. Ahora, el PDK está enfurecido por su derrota e intenta volver a Shengal con más fuerza”, advirtieron.

FUENTE: ANF / Edición: Kurdistán América Latina

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.