Cómo Erdogan reforzó la ideología neo-otomanista en Turquía

La ideología neo-otomanista de Turquía con décadas de antigüedad se ha transformado y fortalecido bajo la administración del presidente Recep Tayyip Erdogan, dijo Cengiz Çandar, periodista turco y experto en Medio Oriente.

En una discusión con el editor en jefe de Ahval, Yavuz Baydar, para el podcast Persecución en caliente, Çandar habló sobre su último libro “El momento neo-otomanista de Turquía: una odisea euroasiática”.

Çandar dijo que la idea del libro, que cubre la política exterior de Turquía después de la Guerra Fría, surgió cuando intentó explicar el reciente enredo del país en las disputas marítimas del Mediterráneo con rivales regionales como Grecia.

Turquía ha establecido ahora una presencia en varios países de la región bajo la bandera del neo-otomanismo, afirmó.

El gobierno turco envió drones armados y mercenarios sirios a Libia, como su principal ayuda al gobierno en Trípoli. También proporcionó drones y asistencia militar a Azerbaiyán, lo que resultó fundamental en la victoria de este último sobre su rival Armenia, en un conflicto sobre la región en disputa de Nagorno-Karabaj a fines del año pasado, detalló Çandar.

El periodista argumentó que Turquía bajo el régimen de Erdogan se está alejando gradualmente de sus compromisos transatlánticos y con el bloque Asia-Pacífico.

La postura ideológica del nuevo régimen de política exterior con Erdogan tiene algo que ver con lo que los expertos turcos denominan eurasianismo, que allanó el camino para el resurgimiento neo-otomanista, advirtió Çandar.

A su vez, el especialista puntualizó que el neo-otomanismo se originó durante el mandato del ex presidente turco Turgut Özal y evolucionó durante el cargo del ex primer ministro Ahmet Davutoğlu.

Para Çandar, el fallido golpe militar en julio de 2016 resultó un punto de inflexión en la búsqueda del neo-otomanismo de Erdogan. Además, explicó que las políticas neo-otomanistas anteriores de Turquía surgieron después del final de la Guerra Fría, cuando se decían que el mundo era unipolar.

Por ese entonces, Turquía ya no se consideraba la guardia del sur de la OTAN y comenzó a ejercer influencia política sobre los antiguos territorios otomanos en Medio Oriente y el sureste de Europa, indicó.

Este neo-otomanismo anterior se consideró pro-occidental desde que Turquía fue reconocida por las principales potencias internacionales como un actor importante –detalló el especialista-. Sin embargo, Davutoğlu adoptó un enfoque diferente cuando presentó su tipo de neo-otomanismo.

FUENTE: Ahval / Traducción y edición: Kurdistán América Latina

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *